miércoles, 1 febrero 2023 13:23

El BCE desnuda a la banca española y la sitúa al nivel de Grecia y Portugal

spot_img

Año nuevo y viejos problemas en la banca supervisada por el BCE. El Banco Central Europeo ha realizado el striptease trimestral de la banca española supervisada por el Banco de España y los datos, correspondientes aún al tercer trimestre del pasado año, auguran un desafiante 2023. Por un lado, el importe de los préstamos en vigilancia se disparan con una inflación en España superior al 10%.

En concreto, los préstamos de «vigilancia especial», clasificados en el argot como ‘Stage 2’, muestran un incremento hasta el 9,79% frente al 9,72% del segundo trimestre del pasado año. Son préstamos , que podrían convertirse en incobrables y cuyo importe ha aumentado hasta los 1.434 millones frente a los 1.399 millones de los anteriores tres meses. Una vez que estos créditos entren en impago se reclasificarán como Stage 3.

el Banco Central Europeo ha instado a la banca a aflorar los créditos dudosos

Este montante es previo a la entrada en la morosidad. Desde mediados de 2021, el Banco Central Europeo ha instado a la banca a aflorar los créditos dudosos, incobrables y en riesgo de impago para evitar sorpresas agradables en un momento en el que la inflación ya inició su galope, hasta adentrar a España en la temida estanflación –cuando el ritmo de subidas de los precios es superior al del crecimiento-.

LA MOROSIDAD PREOCUPA AL MERCADO PESE A LAS HERRAMIENTAS DE LA BANCA

Pero no es la única variable que apunta a un incremento de la morosidad. Los ratios de capital de la banca española supervisada por el Banco de España, calculados con la magnitud CET1, se han reducido en un 1,5%, hasta el 14,74% de julio a septiembre frente al 14,97% registrado entre abril y junio del pasado año. Asimismo, este ratio se ha deteriorado en un 4,71% en tasa interanual, cuando se registró una tasa del 15,47%.

Asimismo, con una inflación media del tercer trimestre cercana al 10%, la rentabilidad agregada de los recursos propios de la banca también se resintió ligeramente al pasar del 7,59% al 7,55% en ese periodo. En comparación con el mismo período del año anterior, la rentabilidad se disparó en un 5,5%. Atendiendo a los préstamos dudosos, excluidos los saldos en efectivo, la bajada fue del 4,1%, hasta el 2,29%.

La banca española muestra el menor ratio CET1, según el BCE
La banca española muestra el menor ratio CET1, según el BCE

Por el momento, la morosidad es una de las variables que vigilan inversores y analistas, aunque en España está muy contenida a tenor de los resultados de las principales entidades financieras en el tercer trimestre del año. A finales de febrero comenzarán a aflorar los datos del cierre del año, con una inflación del 8,5% y las habituales perspectivas de los máximos responsables del sector. Este cierre de 2022 será crucial para conocer la digestión real de la banca a las subidas de los tipos de interés en más de 50 países, especialmente en EE UU y la Eurozona, así como en Reino Unido y Latinoamérica, donde se concentra el grueso del negocio.

LA BANCA ESPAÑOLA, CON UN RATIO DE CAPITAL BAJO EN COMPARACIÓN CON EUROPA

De hecho, la banca está contemplando medidas para evitar que los impagos afloren, como negociar los préstamos hipotecarios a un mayor plazo y periodos de cadencia o bien reducir la cuota elevando el tiempo del préstamo. Todo ello, con un beneficio conjunto en la gran banca cotizada -CaixaBank, Santander, Bankinter, BBVA, Banc Sabadell y Unicaja- de 16.014 millones de euros, un incremento del 31% en tasa interanual.

Sin embargo, el importe a la exposición total del riesgo se sitúa en máximos desde 2015, superando los 8.000 millones de euros, según los datos del BCE. Es decir, más de la mitad del beneficio conjunto de las principales entidades financieras españolas, mientras el ratio del capital total baja entorno al 9%, hasta situarse en el 18%.

En comparación con el resto de países, la banca española suspende y se sitúa a la cola de la Eurozona. En concreto, el ratio de capital total se sitúa en el mismo nivel que la banca griega y portuguesa. Asimismo, registra la ratio de capital (CET1) más baja del sector, como ocurre también con la Tier1. De hecho, la banca italiana y alemana muestran mejores cifras, mientras que el BCE muestra una sólida banca francesa a cierre del tercer trimestre.

En el mismo sentido, la banca española registra la cuarta mayor cifra de préstamos dudosos de toda Europa, tan sólo superado por Grecia, Chipre y Portugal. Además, mantiene esa misma posición en la ratio de préstamos dudosos. Todo ello, con una rentabilidad de recursos propios por encima de Francia, Alemania e Italia.


- Publicidad -