domingo, 29 enero 2023 21:39

La incógnita de las petroleras: los descuentos de Repsol y el resto después del invierno

El final de los descuentos a los carburantes ha sido uno de los grandes golpes que se han llevado los españoles con el principio del año. Aunque siempre se habló de la medida como temporal no deja de ser llamativo que mientras otras medias se han alargado para 2023. Medidas como los abonos gratuitos del Renfe o los descuentos en los servicios de transporte público en la mayoría de las ciudades. Pero Repsol, y otras petroleras han decidido que pueden seguir apoyando a sus clientes, al menos por un tiempo.

Además de Repsol, se han sumado Galp, Cepsa y Disa, cada una a su manera, para poder seguir permitiendo este pequeño respiro para sus bolsillos. Viendo la forma en que desde Bruselas y desde Españal se han señalado a los combustibles fósiles como un problema de cara a los objetivos 2030, no solo es una estrategia de fidelización, sino que supone toda una declaración de principios mientras ven como las medidas anticrisis empujan a los usuarios a otro tipo de transportes.

Además de Repsol, se han sumado Galp, Cepsa y Disa, cada una a su manera, para poder seguir permitiendo este pequeño respiro para sus bolsillos

Aunque resulta complicado que sea una medida que pueda eternizarse, ya varias de las petroleras le han puesto fecha limite a sus descuentos propios, es una buena noticia para los conductores. No es que resuelva todas sus dificultades, en especial si su coche no tiene la etiqueta correcta para entrar en las ciudades, pero, al menos, les deja un poco menos abandonados que las medidas del gobierno.

REPSOL Y CEPSA TIENEN UN DESCUENTO PARECIDO

De las petroleras que han anunciado descuentos dos tienen una estrategia muy parecida. Una de ellas, como era de esperarse, es Repsol, que solo pide a los conductores que tengan instalada su aplicación, Waylet, para poder conseguir este descuento de 10 céntimos por litro de carburante, puede subir a 15 si pagan en efectivo. Si bien, es menor que el anterior descuento del Gobierno, que mantenía unos 20 céntimos por litro hasta el final del año, no es menos importante para quien lo necesite. Esta medida durará hasta el 31 de marzo

Repsol solo pide a los conductores que tengan instalada su aplicación, Waylet, para poder conseguir este descuento de 10 céntimos por litro

Una estrategia similar es la aprobada por Cepsa, que pedirá a los conductores que cuenten con su aplicación de fidelización: ‘Porque tú vuelves’. Para ellos mantiene los 10 céntimos y, además ofrece descuentos adicionales para algunas gamas de combustibles premium, todas aquellas de la gama «óptima», donde el descuento puede llegar hasta los 12 céntimos.

EuropaPress 4892096 estacion servicio Merca2.es

Lo cierto es que algunas parecen haberse reunido para plantear las estrategias como grupo. Aunque al igual que Repsol y Cepsa BP, Shell y la canaria Disa exigen sus respectivas aplicaciones para dar el descuento a los combustibles base prometen otro tipo de descuentos para sus gamas premium. Aunque en sus anuncios apuntan por encima de los dos céntimos extra por litro que ofrece Cepsa, habrá que esperar para saber con certeza este dato. 

Finalmente, Galp incluso llega a superar el descuento que daba el Gobierno. No obstante, mantiene el mismo descuento de 10 céntimos, siempre y cuando el pago se haga a través del movil, y los usuarios nuevos de su aplicación podrán recibir hasta 25 céntimos de descuento al litro, un dato importante para los conductores que tengan opciones.

¿DESCUENTOS DESPUÉS DEL INVIERNO?

Si bien no se ha descartado que puedan volver a expandirse estos descuentos, de momento, todo indica que llegaran hasta el 31 de marzo. El cálculo viene de que con el invierno se enfrenta lo peor de la crisis, en particular por la necesidad del uso de energía debido a las bajas temperaturas y los peores latigazos de la inflación. 

Ahora bien, no es imposible que continúen más allá. Lo cierto es que parece necesario una estrategia para las petroleras congraciarse con los ciudadanos, que seguramente los ven y recuerdan los problemas de sostenibilidad que enfrentan a largo plazo. Aunque algunas ya han invertido en nuevas formas de energía, y de negocio, lo cierto es que la gasolina tiene mala publicidad y un precio demasiado alto podría acelerar sus problemas. 

LOS PROFESIONALES MANTIENEN SU DESCUENTO

Aunque para los conductores el descuento del Gobierno ha sido eliminado, los profesionales del transporte se mantiene en pie. Dado los problemas de huelgas que han enfrentado durante el año no debería ser una sorpresa que se tuviese un especial cuidado con ellos, y más aún en un año electoral. 

No hay duda que se ha hecho lo posible por impulsar a los conductores a otros tipos de transporte. Es un punto que se nota en particular en las medidas que se han mantenido o protegido de cara al inicio de un nuevo año de crisis, y será necesario seguir la pista del efecto que tienen no solo en el bolsillo sino en la rutina de los ciudadanos. De cualquier modo, no deja de ser un problema en un país donde la posibilidad de vivir en los centros de trabajo disminuye con sus precios, y que aumenta los problemas para dejar de usar transportes particulares. 


- Publicidad -