martes, 7 febrero 2023 1:48

Pedro Sánchez encarece la vida de los conductores al quitar el descuento de la gasolina

El descuento de 20 céntimos a la gasolina había sido una de las medidas estrella del Gobierno de Pedro Sánchez para que los efectos de la inflación se sintieran un poco menos en el bolsillo de los españoles. Sin embargo, con el precio de la gasolina frenando su acelerado aumento, se ha tomado la decisión de eliminar este descuento para los particulares, manteniéndolo únicamente para los transportistas que siguen necesitándolo para que su negocio sea rentable, unos transportistas que, además, podrían causar problemas al Gobierno y a la economía del pais, si llevasen adelante otro paro.

EL GOLPE

Ahora bien, para los ciudadanos que se mueven con su coche particular es un golpe más al bolsillo, pues, entre otras cosas, se suma al final de algunos de los descuentos en el transporte público, aunque se mantienen los de Renfe y, con la situación de la inflación, no deja de ser un nuevo obstáculo, en especial para aquellos conductores que vivan a una distancia importante de su trabajo. La cuestión es reside en que on un porcentaje importante de españoles viviendo en las afueras de las grandes ciudades es complicado que no les afecte la decisión del Ejecutivo.

esta medida tiene todos los ingredientes para generar largas colas en las estaciones de servicio

Además, esta medida, anunciada tan solo cuatro días antes del final del año, tiene todo para generar largas colas en las estaciones de servicio, en especial para aquellos que vayan a un viaje de reyes en la primera semana de 2023. Tampoco es una sorpresa, después de todo estas medidas siempre fueron anunciadas como temporales, pero dado que otras como los abonos gratuitos de Renfe o las disminuciones del IVA se han mantenido, sorprende el abandono a los conductores.

LOS TRANSPORTISTAS COMO EXCEPCIÓN

Ahora, se mantendrá al menos una excepción al fin de esta medida: los transportistas. Tampoco debería ser una sorpresa, no solo es un sector que el gobierno necesita funcionando para mantener la normalidad posible en un año electoral, sino que ya en 2022 se fueron a huelga una vez y amenazaron con una segunda, que fue bastante menos exitosa. Fue una crisis que se hizo visible en los anaqueles de los mercados y que esperan no se repita, especialmente en un año electoral. 

Sin embargo, esta excepción, que también incluye sectores como agricultura o navieros, será realizada por medidas de bonificación. Faltan aún detalles por conocer y habrá que esperar para ver como reacciona un sector que tiene tiempo señalando que se les ha ignorado, ya que desde el Gobierno se ha beneficiado el transporte de mercancías a través de los trenes. 

Sin embargo, están los casos de los conductores de VTC o servicios de entrega como Amazon. Si bien, muchos de estos tienen acuerdos con alguna franquicia de estaciones de servicio no deja de ser llamativos que a servicios de este tipo se les deje fuera a la hora de hacer los anuncios. Tocará esperar a que las medidas estén sobre papel para saber si reciben algún tipo de beneficio parecido.

¿QUÉ PASA CON LOS OTROS DESCUENTOS?

En el ámbito regional, cada comunidad autónoma tendrá que definir sus propias medidas en cuanto a los descuentos dentro del transporte público. En el caso de Islas Baleares y País Vasco, han dicho que mantendrán las medidas de este año y en el caso catalán se ha anunciado que se reducirá el descuento, pero que se mantendrán las ayudas en algún nivel, mientras que Madrid estaba esperando para que se confirmara la financiación por parte del Gobierno.

Es, por tanto, una situación de incertidumbre. Los usuarios, que quizás habían saltado de su vehículo particular al transporte público aprovechando estas medidas, tendrán que esperar para saber cuál decisión se mantiene. Asimismo, los que vivan en la periferia de las ciudades podrían terminar dependiendo de los abonos gratuitos y la «puntualidad» de los servicios de Renfe. 

UN PATRÓN REPETIDO DE PEDRO SÁNCHEZ CON LOS CARBURANTES

Lo cierto es que el caso del descuento de la gasolina parte de un patrón repetido para llevar a los ciudadanos a usar formas de transporte más sustentables. No es primera vez que, a la hora de buscar donde reducir los gastos de los ciudadanos, el Gobierno apuesta por medidas que los empujen lejos de los combustibles fósiles. Si bien, hay motivos más que evidentes para estos, dejar sus vehículos particulares de lado no es una opción para todos sus usuarios.  

Es una medida que coincide con los mensajes que desde el Gobierno se han enviado en cuanto al turismo y el uso de la alta velocidad e incluso sobre la electrificación de servicios de autobús. Esto puede causar cierto escepticismo en los usuarios con respecto a porque cuando se fortalecen controles sobre los precios de alquiler y se elimina el IVA de alimentos de primera necesidad, se deja de lado una medida con un efecto tan directo en el bolsillo de los conductores.


- Publicidad -