lunes, 6 febrero 2023 12:13

El efecto dominó de China que puede arrastrar al mercado inmobiliario español

Aunque hoy en día la situación del sector en España es considerablemente superior al resto de Europa, el viejo continente es realmente un oasis en el desierto comparado con el mercado chino. El gigante asiático ha sido el país más afectado por la pandemia, el covid-19 y las restricciones de movilidad, con sus correspondientes confinamientos. De hecho, hace tan solo unos días que China ha relajado las medidas anticovid abriendo fronteras áreas para la llegada de turistas.

Las operaciones de compraventa de viviendas en China han descendido un 40% respecto a 2021

Todo esto, sumado al ya problema de superpoblación que arrastraba el país asiático, han concluido en el estallido de una burbuja inmobiliaria que ha devaluado todo el mercado residencial. Mientras en el país asiático el precio de la vivienda ha descendido por debajo de los niveles de 2021 y el número de transacciones también ha caído un 40%, España sobrevive todavía con los precios en tendencia alcista y el de las operaciones de compraventa más altas en años.

Las previsiones para el mercado inmobiliario español no son demasiado alarmantes y en la mayoría de los casos los expertos coinciden con un ligero descenso de los precios. Si bien existen voces que auguran un crecimiento aún mayor. La vivienda resiste en España, pero podría dejar de hacerlo si las consecuencias del mercado chino llegan hasta orillas del Mediterráneo.

La situación económica en China se desbocó a principios de 2020 con la expansión del virus de la COVID-19 (como en el resto del mundo también), situación que podría repetirse en los próximos meses si el país asiático no logra controlar el número de rebrotes y casos infectados.

LA CRISIS HA AFECTADO A PROMOTORAS, INVERSORES, BANCOS, INSTITUCIONES…

Ya hace tres meses del estallido de la burbuja inmobiliaria en China pero es ahora cuando más se están notando los efectos. La crisis económica del sector ha afectado a todos los niveles, desde las promotoras, constructoras y gestoras hasta a los inversores e instituciones públicas. Y, por su puesto, a la población en general.

Destacan que una de las grandes problemáticas del país oriental es la falta de suelo para construir ante la inmensa demanda de viviendas. Prácticamente lo mismo que sucede actualmente en España, aunque con ciertos matices, ya que en nuestro territorio nacional lo que sucede es la falta de liberación de suelo público.

Los expertos auguran una 20% de probabilidad de que China entre en recesión en los próximos meses

Por el contrario, el problema de suelo de China está relacionado con la superpoblación del país. Solo hay que destacar los 26 millones de personas que viven la capital de la nación oriental, Pekín, con los poco más de 3 millones que residen en Madrid.

Además, en el cóctel de factores que han influido el sistema de comercialización del país, donde las promociones nuevas se venden en un 70% u 80% sobreplano, lo que facilita la inversión de las promotoras. Sin embargo, hace ya meses los inversores se alzaron contra el aumento de las hipotecas y se cansaron de esperar viviendas nuevas a medio terminar.

No obstante, la crisis económica y sanitaria que atraviesa ahora China frente a los buenos datos de recuperación de los sectores alrededor del mundo podrían afectar también al mercado bursátil. Un riesgo que las bolsas del mundo analizan de cerca y más teniendo en cuenta el 20% de probabilidad de que el gigante asiático entre en recesión en los próximos meses.

LA MÁXIMA PREOCUPACIÓN ES LA EVOLUCIÓN DEL COVID

No lo parece, pero acabamos de celebrar la entrada del año 2023. Hace tres años las preocupaciones giraban en torno a la aparición de un virus desconocido en China y en las probabilidades de su expansión fuera del propio país. Así sucedió y 2020 pasó a ser conocido como el año del covid.

Desde entones la economía mundial ha dependido en gran medida de la evolución de la crisis sanitaria y de la aparición o no de rebrotes y casos infectados, de confinamientos y de restricciones de movilidad. Y así seguimos, pero ya en 2023.

El sector inmobiliario depende de la evolución de los casos de coid y de las futuras medidas anticovid

La situación en China es demasiado parecida a hace justo 3 años, aunque con la salvedad de que entonces la economía mundial no se encontraba en un proceso de recuperación. China ha abierto sus fronteras y no suena descabellado que en un plazo corto de tiempo regresen las restricciones de movilidad y confinamiento temporales.

De ser así, no solo las economías china y española entrarían en recesión, sino que se podría producir un efecto dominó en todo el mundo. Así, el sector inmobiliario sería uno de los más afectados: los precios descenderían drásticamente, así como las operaciones de compraventa. A su vez las hipotecas serian prácticamente inasumibles y los pequeños inversores podrían verse en la ruina y con sus viviendas desahuciadas. Una situación que ya sabemos como acaba viendo el ejemplo de hace 15 años cuando la burbuja de 2007.


- Publicidad -