miércoles, 1 febrero 2023 13:40

Un fallo en la pantalla del iPhone 14 perjudica gravemente la salud de sus usuarios

El recorrido de Apple en 2022 con la salida al mercado de los nuevos iPhone no está dando sus frutos. Sus acciones han caído estrepitosamente hasta un 27,84% debido a la falta de stock del iPhone 14 en todos los continentes y, no es para menos. Las principales fábricas de China han llegado a paralizarse durante los últimos meses a causa de las fuertes restricciones postpandemia impuestas por las autoridades del país. Por consiguiente, las ventas no han sido tan voluminosas como se esperaba desde la salida del iPhone 14 en el mes de septiembre.

Por otra parte, los usuarios se han quejado de varios fallos en el dispositivo, como el consumo de la batería, una de sus grandes vulnerabilidades, y, esta vez, toma protagonismo el aumento inesperado del brillo de la pantalla, que puede llegar a causar molestias en los ojos y perjudicar seriamente la vista.

El iPhone 14 llega a hasta su nivel de brillo más alto de forma repentina, perjudicando seriamente la vista en ambientes oscuros

APPLE NO CONSIGUE DAR CON LA CLAVE EN SU IPHONE

Las ventas de los nuevos iPhone 14 no despegan y las cifras son preocupantes. En 2022 se han vendido menos unidades de las estipuladas por la compañía. En concreto, el déficit de suministros ha provocado que se fabriquen 78 millones de dispositivos y se predice que los envíos se reduzcan un 20% de cara al primer trimestre del 2023. La causa principal es la condición infrahumana a la que están sometidas numerosas personas que trabajan en la fábrica Foxconn, principal exportador de Apple.

Todo ello, acompañado del lanzamiento de un nuevo software (iOS 16) con continuos problemas de actualización, ha consolidado un año lleno de altibajos. Respecto al hardware, la pantalla tiene una calidad indiscutible, pero los problemas llegan cuando el nivel de brillo de la misma aumenta de forma repentina durante la visualización de videos HDR (High Dynamic Range) que estropean la experiencia de usuario. Según señalan desde el portal The Verge, aseguran que el iPhone 14 llega a hasta su nivel de brillo más alto de forma repentina, perjudicando seriamente la vista en ambientes oscuros.

La razón por la que esto sucede es que los usuarios comparten cada vez más vídeos compatibles con HDR en las redes sociales, aunque desconozcan esta posibilidad de grabación, hecho que provoca que la pantalla se vuelva tan brillante. En este escenario, Instagram es la social network donde más vídeos se comparten con reproducción HDR, pero no hay forma de desactivar dicho modo de visualización dentro de la app. Pero tampoco existe la posibilidad de eliminar esa configuración en el sistema operativo de los nuevos iPhone. Desde The Verge, consideran que se trata de una característica innecesaria que daña el ojo humano y abogan por una solución temprana por parte de la empresa.

Apple es uno de los fabricantes que no permite la desactivación del modo HDR en fotos fijas

APPLE TOMA EL CONTROL DE SUS IPHONE

Apple quiere controlar de manera predeterminada toda la configuración de sus dispositivos. La compañía con sede en Cupertino advierte que si se desactiva el brillo de la pantalla puede afectar a la duración de la batería, por lo tanto, Apple quiere tomar el control total para que el usuario realice las menos acciones posibles. En el portal The Verge recalcan que el brillo aumenta hasta el nivel 11 cuando se encuentra en automático, hecho que puede llegar a provocar una mayor fatiga visual.

La mejor manera para evitar que el brillo aumente hasta un nivel crítico es necesario activar el modo de bajo consumo de iOS, que hará que los vídeos en HDR se reproduzcan sin tanta intensidad de luz, pero la luz de la pantalla será más tenue. De hecho, según recalcan los analistas, Apple es uno de los fabricantes que no permite la desactivación del modo HDR en instantáneas, lo que imposibilita que el propietario de un iPhone 14 pueda ver el contenido con otras preferencias de visualización.

¿Apple incita a tener que ver vídeos con la mejor calidad posible en detrimento de la salud de sus usuarios? Si bien se obtiene una calidad sublime a la hora de visualizar contenido en HDR, es desaconsejable interactuar con una pantalla tan brillante de forma persistente para evitar fatales secuelas.

LOS ALTOS NIVELES DE BRILLO

Según los estándares, la pantalla de un smartphone debe reflejar un nivel máximo de brillo de 1.000 nits, pero mantenerlo en el punto más alto puede llegar a provocar daños en la vista y fatiga visual. De esta manera, los expertos recomiendan no realizar un esfuerzo ocular excesivo durante un uso prolongado de los teléfonos inteligentes, pues las consecuencias pueden llegar a ser desastrosas. Por ello, ajustar el brillo y el contraste de las pantallas es una de las opciones más aconsejables. De no ser así, los síntomas pueden recabar en dolor de cabeza, ojos irritados, visión borrosa transitoria, miopía y otras patologías oculares.


- Publicidad -