lunes, 6 febrero 2023 18:08

Urbas decide hace frente al poder judicial a costa de la oferta de Abengoa

Seis meses han pasado desde que el proceso del concurso procesal de Abengoa tomará un rumbo legal ante el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla, ciudad donde la multinacional tiene su sede. Desde entones, otro nombre ha ido de la mano de la entidad española: Urbas.

La entidad de transportes lanzó el pasado mes de octubre su oferta de compra extensible a todo el Grupo Abengoa. Una oferta que, de hecho, expira ya en unos días, el próximo 31 de diciembre. No obstante, un nuevo frente se le acaba de abrir a Urbas.

El Juzgado Mercantil de Sevilla exje a Urban que individualice la oferta de compra lanzada por Abengoa

Desde el marco legal del Juzgado sevillano han exigido a la empresa del Ibex que individualice su oferta de compra por sociedades, deudores y concursados y establezca distintas ofertas para cada sociedad. Todo, según el Juzgado Mercantil de Sevilla, ante la inexactitud de su oferta.

Resulta que, en efecto, la empresa de transportes había lanzado una única oferta que a su parecer podía ser extensible a todo el grupo Abengoa, incluyendo las sociedades Abengoa Aguas, Abengoa Energía, Abenewco, Abengoa Innovación, Inabensa y Abengoa AOM. Sin embargo, el juzgado sevillano considera la individualización de la oferta para con cada una de las 29 sociedades, a petición de la administración concursal que representa la consultora EY.

Ahora Urbas confirma que no va a variar su oferta inicial, con caducidad a finales de año, y que tampoco la va a mejorar. La empresa de transportes española ha decidido así oponerse a cualquier oferta por Abengoa que no sea suya, que se copie o se aproveche del trabajo ya realizado.

URBAS SE NIEGA A COMPETIR CON LOS FONDOS

Desde la notificación del juzgado y la petición de individualizar la oferta presentada para la compra de Abengoa, Urbas decidió que no iba a hacer frente a los demás fondos y que tampoco iba a mejorar la oferta.

Aún así, el perímetro de la unidad productiva de la oferta de compra de Urbas se ha conseguido tras semanas de trabajo y con la colaboración de distintos profesionales jurídicos y asesores, así como con la opinión de altos cargos de Abengoa.

«Este trabajo propio de Urbas, del que no puede beneficiarse un tercero, implica un volumen sensible de gastos que no retornarían si la maniobra de un tercer licitador pasivo se aprovecha de ellos con una simple mejora económica sobre el enorme trabajo diseñado por Urbas«, han señalado desde la propia entidad.

También añaden que «no puede ser competitivo un proceso en el que un interesado define el objeto y el resto se limite a copiarle y mejorar su precio. Por todo lo anterior, Urbas se opondrá a la simple admisión a trámite de las propuestas alternativas que intenten aprovechar la unidad productiva única definida por Urbas».

LOS 17 MILLONES DE LIQUIDEZ DE ABENGOA

La multinacional no pasa por su mejor momento y sigue a la espera que de que la Sección Tercera del Tribuna de Instancia Mercantil de Sevilla resuelva el concurso de acreedores. Cabe destacar que, además de Urbas, existen varias entidades interesadas en todo el grupo Abengoa (en el que se incluye todas las sociedades resultantes y que pertenecen al sector de la Energía, Innovación, Aguas…).

Abengoa necesitará 17 millones de euros en liquidez solo hasta febrero de 2023

Es el caso de la tecnológica Sinclair quien, junto a la portuguesa RCP, ha pujado por la adquisición de las unidades productivas del Grupo Abenewco, que concentra los principales activos de la multinacional. Hace tan solo unos días ambas entidades (Abenewco y Sinclair) mantuvieron una reunión en lo que parecer ser los primeros acuerdos sobre la venta de las acciones de Abenewco.

Sinclair deberá presentar un aval de 300 millones de euros en el caso de que el Grupo Abengoa acepte su oferta

Tal es así, que, supuestamente, Sinclair se comprometió a mantener la sede actual ubicada en la ciudad andaluza de Sevilla, a presentar un aval de más de 300 millones de euros y a mantener el 100% de las personas empleadas.

No en vano, Abengoa hace tiempo que especifico las cifras de su inestable momento económico. En concreto, confirmó la necesidad de liquidez de unos 2,5 millones para finalizar el año 2022 y otros 17 hasta febrero de 2023. Este es el motivo por el cual la entidad exigen un crédito concreto para poder hacer efectiva la oferta de compra del grupo.


- Publicidad -