sábado, 28 enero 2023 8:12

Los retos a los que se enfrenta la nueva CEO de Vodafone

Vodafone cambiará de consejero delegado a partir de 2023, decisión que ha llevado a cabo el consejo de administración tras una reunión con su actual CEO Nick Read al comunicar su dimisión para finales de este año. Así, la firma de telecomunicaciones pondrá a disposición una nueva dirección a cargo de una interina, Margherita Della Valle, actual responsable financiera de la empresa, que ha sido seleccionada por la junta directiva para suplir a Read como CFO.

No obstante, Read, que ocupa desde 2018 la jefatura de Vodafone Group, permanecerá disponible como asesor del consejo hasta el 31 de marzo de 2023, según ha anunciado la compañía. La salida del actual mandatario tiene lugar en una situación delicada para la marca británica, después de haber cosechado resultados netos negativos durante el primer semestre del año.

Vodafone ha perdido un valor del 60% de las acciones en los últimos 5 años en la bolsa de Reino Unido, un 20% menos si nos ceñimos en la trayectoria del año en curso

NICK READ ABANDONA LA NAVE DE VODAFONE

Nick Read abandonará la capitanía de Vodafone a partir del 31 de diciembre para dedicarse a tareas relacionadas con asesoramiento comercial, por razones desconocedoras. MERCA2 ha contactado con Vodafone sin recibir respuesta por el cese de Read. En consecuencia, Margherita Della Valle será su sustituta, que actuará como consejera delegada interina y acelerará la ejecución de la estrategia de la empresa para mejorar el rendimiento operativo y generar valor para los accionistas. 

Además de ser nombrada directora ejecutiva interina del grupo, Margherita Della Valle también continuará como directora financiera de la marca. Asimismo, la Junta ha iniciado un proceso para encontrar un nuevo director ejecutivo. En este contexto, el presidente de Vodafone, Jean-François van Boxmeer, subrayó que «en nombre del Directorio, me gustaría agradecer a Nick por su compromiso y su importante contribución a Vodafone como director ejecutivo del grupo y a lo largo de su carrera de más de dos décadas en la Compañía».

A su vez, Read declaró que «ha sido un privilegio pasar más de 20 años de mi carrera en Vodafone y estoy orgulloso de lo que hemos brindado a los clientes y la sociedad en Europa y África». Respecto a su dimisión, el actual jefe de la compañía añadió que «estuve de acuerdo con el Consejo de que ahora es el momento adecuado para pasar el mando a un nuevo líder que pueda aprovechar las fortalezas de Vodafone y capturar las importantes oportunidades que se avecinan».

Vodafone
Nick Read, ex consejero delegado de Vodafone

VODAFONE REDUCE SUS INGRESOS EN ESPAÑA

El sector de las telecomunicaciones no ha tenido un buen año, sobre todo para las grandes telecos. Los resultados de las empresas de telefonía más influyentes se han visto afectados por la fuerte competitividad que han presentado las operadoras móviles virtuales (OMV) con altas tasas de portabilidad fija y móvil. En concreto, Vodafone ha sido una de las más damnificadas, pues las cifras del primer semestre contabilizaron una reducción de sus ingresos totales en un 6% y de sus ingresos por servicio en un 4,5%.

¿Las razones? Vodafone acude a la agresividad del mercado por parte de las compañías ‘low cost’, a la baja venta de terminales, a un mal rendimiento comercial y a una base de clientes menor. No obstante, la guerra de precios y el auge de las operadoras virtuales han marcado un crecimiento ininterrumpido durante los últimos años, de tal manera que han supuesto un verdadero quebradero de cabeza para las telecos más grandes, que lidian cada año por sobrevivir a la inversión en redes de infraestructuras con unos costes de instalación abrumadores para abastecer de cobertura a toda la población.

Vodafone apuesta por potenciar el 5G incluyendo routers con tecnología de quinta generación, potenciando su nuevo servicio para clientes particulares y empresas, ‘Hogar 5G’

Sin embargo, las acciones de Vodafone han bajado drásticamente y el valor de cada activo financiero se sitúa en menos de 1 euro. Concretamente, la teleoperadora británica ha perdido un valor del 60% de las acciones en los últimos 5 años en la bolsa de Reino Unido, un 20% menos si nos ceñimos en la trayectoria del año en curso.

LOS RETOS DE VODAFONE DE CARA A 2023

Vodafone deberá de plantar cara a los retos que se le atribuyen de cada al próximo ejercicio. Por un lado, el cuarto operador de telefonía fija, superado por MásMóvil, según el último informe de la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y la Competencia), se enfrenta a una subida del precio de sus tarifas en relación al precio del IPC (8,4%), situación acuciada por la inflación. Por otra parte, deberá recuperar los clientes robados por MásMóvil y Digi, que ya superan la banda ancha de la empresa británica, así como la reducción de base de clientes de televisión en 10.000.

Respecto a su despliegue de cobertura 5G, pionera en esta área, Vodafone sigue apostando por cubrir las necesidades de todos sus clientes, incluyendo incluso por routers con tecnología de quinta generación (Hogar 5G). Pero también se encuentra inmiscuida en reducir su impacto ambiental para alcanzar cero emisiones netas en toda su cadena de suministro para 2040, en la asociación con Nokia y Samsung para impulsar el ecosistema Open RAN, y en seguir rivalizando en el espacio del Internet de las Cosas (IoT), donde presume de ser líder con más de cuatro millones de líneas activas.

En cuanto a sus ingresos, Vodafone aspirará a aumentar su beneficio neto, ya que los seis primeros meses del año se anotó 986 millones de euros, un 1% menos que el mismo periodo del ejercicio anterior. En contrapartida, la cifra de negocio entre abril y septiembre alcanzó los 22.930 millones de euros, un 2% por encima de los ingresos registrados en el primer semestre del pasado ejercicio, incluyendo un incremento del 1% de los ingresos por servicios, hasta 19.207 millones de euros, aunque en términos orgánicos aumentaron un 2,5%.


- Publicidad -