lunes, 6 febrero 2023 13:38

Iberdrola y Enric Asunción inyectan 42 M€ en Wallbox para salir de compras

Wallbox ha realizado una ampliación de capital para captar 43,5 millones de dólares, unos 42 millones de euro al cambio actual, tras colocar 8,176 millones de acciones ordinarias de Clase A entre inversores privados. Éstos son Iberdrola, Kensington Capital Partners, Quadis, Orilla Asset Management, y Enric Asunción, consejero delegado y fundador del fabricante del cargador eléctrico más vendido en Estados Unidos.

Asunción muestra la confianza de los acciones e inversores estratégicos en Wallbox

Enric Asunción ha inyectado cinco millones de dólares, unos 4,82 millones de euros, según ha podido conocer MERCA2. Algunos de los socios que han acudido a la operación son accionistas de la compañía con sede en Barcelona, mientras que Iberdrola es un socio estratégico fundamental. La operación se ha realizado con un descuento del 5% del registrado en el mercado, a un precio de 5,32 dólares, y se cerrará el próximo 5 de diciembre.

Con esta ampliación de capital, Wallbox espera fortalecer aún más el balance de la empresa y proporcionar músculo para ejecutar el plan estratégico. «Nuestra capacidad para recaudar este capital de inversores de confianza y miembros de la junta, muchos de los cuales fueron los primeros inversores en Wallbox, es un testimonio de su confianza continua en nuestro plan de negocios, ejecución y la posición de liderazgo que hemos construido en un mercado muy atractivo», ha afirmado el también cofundador de la catalana.

CONFIANZA DE LOS SOCIOS Y ACCIONISTAS EN WALLBOX

Wallbox ha dado a conocer la operación pese a no tener obligación alguna de hacerlo en virtud de las leyes de la Comisión de Valores de Estados Unidos, SEC. Asimismo, las acciones adquiridas no pueden ni venderse ni ofrecerse en el mercado, aunque existen excepciones. De hecho, la operación no se ha registrado en los registros oficiales.

Wallbox cerró el tercer trimestre del año con un incremento de la facturación del 140% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 44,1 millones de euros. La compañía logró mantener el margen bruto por encima del 41% pese a la presión de la inflación y los cuellos de botella en el sector. No obstante, el Ebitda de la compañía registró unas pérdidas de 20,7 millones. Asunción y su equipo han mantenido los objetivos fijados desde antes de la salida a Bolsa: alcanzar la facturación de 1.000 millones en 2025.

Wallbox está en camino de conseguir esos objetivos, pese a la caída en Wall Street. La compañía ha centrado su objetivo en el mercado norteamericano, donde ha obtenido sus mejores resultados, con un incremento de ventas del 535%. Además, la facturación se ha duplicado en otros mercados europeos en el último año. En total, los consumidores han comprado un total de 67.000 cargadores en los nueve primeros meses del año, un 93% más respecto al mismo período del pasado año.

WALLBOX FIJA EL OBJETIVO EN CRECER EN 2023

De hecho, esta cifra podría quedarse muy corta en los próximos trimestres tras la puesta en marcha de la fábrica de Arlington (Texas), cuya producción alcanzaría el millón de cargadores una vez esté a pleno rendimiento. Una fabricación a las que hay que sumar sus plantas en Barcelona y China. La firma liderada por Asunción, además, ha alcanzado importantes acuerdos en los últimos meses, como con Fisker y Uber.

Enric Asunción, CEO y fundador de Wallbox
Enric Asunción, CEO y fundador de Wallbox

Para este último tramo del año, Wallbox espera ingresar entre 42 y 52 millones de euros, es decir, un crecimiento de entre el 60% y el 100% respecto al pasado año, mientras mantiene intacto el margen por encima del 40%, un nivel clave para la firma catalana. De cara al conjunto del año, Wallbox espera alcanzar una subida de entre el 115% y el 130% en ventas, hasta rondar entre 154 y 164 millones de euros.

Para incrementar la eficiencia operativa, mejorar la capacidad analítica y proporcionar un mejor servicio a los clientes, Wallbox ha migrado toda su infraestructura tecnológica a la nube de Amazon, Amazon Web Services. Este paso permite a la empresa ofrecer mejoras a sus clientes en todo el mundo.

AMAZON, EL NUEVO ALIADO DE WALLBOX

Así las cosas, parte del software que sustenta Pulsar Plus, el cargador de Wallbox más vendido del mundo, está sustentado en Amazon EC2 Spot Instances y AWS Graviton2 para proporcionar una capacidad informática escalable y de bajo coste que impulsa el desarrollo de su software. Con este sistema, la compañía catalana ha reducido los costes generales de tecnología en un 70%.

Además, mediante Amazon Kinesis, un servicio que recolecta, procesa y analiza datos en tiempo real, Wallbox es capaz de recopilar datos, monitorizar el estado de sus cargadores de vehículos eléctricos públicos y residenciales en 113 países, analizar esta información y emplear los conocimientos extraídos para establecer y optimizar los ajustes y lograr ofrecer un servicio de carga más rápido y eficiente.

Por otra parte, Wallbox planea utilizar los servicios de aprendizaje automático de Amazon en sus fábricas en China, Europa y Norteamérica para identificar potenciales fallos mecánicos y evitar los periodos de inactividad, así como para extraer información de los cambios repentinos en los patrones de ventas o el uso de los clientes, que servirá para orientar las previsiones de producción, mejorar la planificación de la capacidad de producción y tomar decisiones de negocio clave.

WALLBOX AHORRA UN 70% EN COSTES DE TECNOLOGÍA

«La adopción del vehículo eléctrico desempeña un papel clave en la transición hacia un mundo impulsado por energía renovable», ha afirmado Asunción. «AWS nos proporciona la infraestructura que necesitamos para desarrollar y ofrecer a nivel global nuestras soluciones de gestión de energía y carga inteligente, además de la capacidad de abrir nuevas opciones que aprovechan el flujo de energía a través de la red», ha comentado. «Al igual que AWS, creemos en orientar todo lo que hacemos hacia nuestros clientes para poder cambiar la forma en la que el mundo accede, usa y comparte la energía», ha apuntado.

«Wallbox es un ejemplo de empresa que trabaja pensando desde el principio en el cliente con el objetivo de facilitar la experiencia de carga de los vehículos eléctricos a los consumidores», según ha destacado Tanuja Randery, directora general de la Región EMEA en AWS.

«A la vez que los sistemas de carga de vehículo eléctrico se van expandiendo en todo el mundo, AWS proporciona a Wallbox los datos y las capacidades predictivas que requieren para escalar su negocio», ha señalado Randery en un comunicado.

«Al emplear la extensa cartera de servicios de AWS, Wallbox puede continuar innovando y lanzando nuevas soluciones de carga inteligente que contribuirán a que nuestro mundo tenga un futuro más sostenible», ha finalizado.


- Publicidad -