jueves, 25 julio 2024

Banco Santander eterniza la comercialización de la hipoteca inversa

Se acerca el último mes del año y la hipoteca inversa se anuncia en la web de Banco Santander, pero aún no está disponible para los clientes. La demora en la puesta a disposición de los usuarios no se debe a un tema de permisos, según ha podido saber MERCA2. Fuentes financieras señalan es una cuestión de tempos, de encontrar el momento adecuado. En este sentido, fuentes del sector conocedoras de la situación apuntan que este producto se ofrecerá a los usuarios ya el año que viene.

CUÁNDO SE OFRECERÁ A LOS CLIENTES

“Lo esperado es que la comercialización comience pronto”. Esta es única valoración que hacen las fuentes de Banco Santander consultadas por MERCA2 en cuanto a que los clientes puedan contratar la hipoteca inversa, un producto que la entidad anuncia en su web, pero sin que se pueda disponer del mismo aún. “Próximamente. Si deseas que nos pongamos en contacto cuando empiece la comercialización del producto, déjanos tus datos”. Es todo lo que dice el banco. No hay más información.

De cara a comercializar la hipoteca inversa, el pasado 22 de febrero Santander Seguros y MAPFRE comunicaron que se repartían «el 50% de la sociedad conjunta que operará como entidad financiera de crédito, una vez obtenidas las preceptivas autorizaciones” y fuentes financieras aseguran que la entidad y Mapfre tienen todo listo para ponerlo en marcha en las respectivas oficinas. «Falta que lo pongan en marcha porque los usuarios si que se acercan preguntando», apuntan fuentes relacionadas con este producto.

fuentes financieras aseguran que el banco y Mapfre tienen todo listo para ponerlo en marcha en las oficinas

En cuanto a las autorizaciones, se pueden entender que son las del supervisor, pero fuentes del Banco de España recuerdan que Banco Santander, como entidad sistémica esta bajo supervisión del Banco Central Europeo (BCE) y dejan claro que el supervisor español no tiene nada que ver en este tema. «El Banco de España no tiene que autorizar a priori ningún producto. Las entidades pueden comercializar, en general, productos sin previa autorización (en el caso del Banco de España)», señalan. «Si Banco Santander decide comercializar hipotecas inversas, lo puede hacer. El BCE no aprueba a priori la comercialización de productos ni de Banco Santander ni de ninguna otra entidad. Otra cosa es que, en el curso de una acción de supervisión (ya se a de conducta o de solvencia) se detecte algún aspecto que mejorar o alguna irregularidad en la comercialización de un producto concreto», apuntan. «En ese caso, se tomarían medidas de acuerdo con la normativa vigente. “Que no se requiera autorización previa para la comercialización no implica que no se actúe en el caso de que se encuentren aspectos que deberían modificarse en el marco de una inspección o en seguimientos, ya sean prudenciales o por temas de conducta», agregan fuentes del Banco de España consultadas por MERCA2.

LAS SUCURSALES

La hipoteca inversa es un producto financiero pensado para que las personas mayores puedan obtener un complemento de sus ingresos gracias a su vivienda, sin perder la propiedad ni el derecho de uso de la misma. Es un tipo especial de préstamo hipotecario dirigido a personas a partir de 65 años, con vivienda en propiedad sin cargas, que permite obtener liquidez de ese patrimonio inmobiliario sin perder la titularidad de la vivienda, de la que se puede disfrutar hasta el momento del fallecimiento. Este producto puede complementarse con un seguro de rentas vitalicias que les garantice el mismo nivel de ingresos de por vida.

Lo que ha podido saber MERCA2 es que este producto aún no se ofrece en las oficinas ni de Banco Santander ni de Mapfre.  Según fuentes conocedoras de cómo se comercializará, las oficinas tendrán un papel muy importante pues allí se dará toda la información sobre este producto a los interesados  Se comercializará en las oficinas del Banco y de la aseguradora y habrá especialistas para explicar este producto, un producto con el que tendrán especial cuidado para que todo quede muy claro. Es un producto que puede crear problemas de reputación al afectar a un tema sensible como la vivienda y a una parte de población sensible y que toca la fibra de la gente: los mayores.

De este modo, Banco Santander contará con la ayuda de Mapfre. La tendrá en base al acuerdo que firmaron el 22 de febrero pasado, un pacto, según el cual, “Banco Santander y MAPFRE apuestan por liderar el negocio de hipoteca inversa en el mercado español y ofrecer servicios especialmente diseñados para el segmento senior”.

LA HIPOTECA INVERSA Es un tipo especial de préstamo hipotecario dirigido a personas a partir de 65 años, con vivienda en propiedad sin cargas

La sociedad conjunta de Banco Santander y MAPFRE trabajará en el diseño, la configuración y las condiciones de la hipoteca inversa, con el foco en ofrecer al cliente senior servicios de valor y adaptados a sus necesidades, con procesos sencillos para facilitar la contratación del producto. 

EL CASO DE CASER

Mientras Banco Santander decide cuándo ofrecerá el producto a los clientes, hay otras entidades, en este caso se trata de la aseguradora Santa Lucía que van dando más pasos en relación con este producto. Santalucía ha iniciado una campaña dirigida a sus clientes con 65 años o más que les ofrece la posibilidad de contratar un producto de hipoteca inversa u otras alternativas a través del asesoramiento de Óptima Mayores.

HAY POCAS ENTIDADES QUE COMERCIALICEN LA HIPOTECA INVERSA

Según la entidad, «se trata de un producto atractivo que permite obtener liquidez a partir del ahorro inmovilizado en la vivienda a muchas personas de este segmento teniendo en cuenta que la pensión media de jubilación en España está por debajo de 1.000 euros en el 51% de los casos, siendo incluso más baja cuanto mayor es la edad de los jubilados. A unos ingresos más bajos durante la jubilación se añade un incremento de gastos».

La prudencia de Banco Santander tiene que ver, entre otras cosas, con cuestiones de reputación del producto.  Muy pocas entidades la comercializan. Santa Lucía, Caser, Caja de Ingenieros y Caixabank, si bien,  de modo individual, según publicó ‘Economía Digital.


- Publicidad -