sábado, 3 diciembre 2022 19:18

Banco Santander se refugia en España para protegerse de la crisis británica

Banco Santander lleva a cabo la recompra de una cartera de 381 activos prevista dentro de su estrategia económica ante la coyuntura actual. Ante la previsión de que tanto el precio de la vivienda como el de alquiler siga aumentando, la entidad financiera ha preferido realizar una operación de inversión de activos en España, en este caso oficinas, en los que hasta ahora figuraba como alquilado. Esta operación puede llegar a casi 300 millones de euros.

SEGUNDA TRANSACCIÓN

Es la segunda transacción de estas características que la empresa española lleva a cabo en un plazo de dos años. En 2020 ya realizó una operación en la que añadió a su cartera inmobiliaria 650 oficinas. Las similitudes entre ambas adquisiciones también se reflejan en el modus operandi del Banco Santander: absorber las sociedades propietarias de sus sucursales. En el primero de los casos fue la empresa inmobiliaria Uro, sociedad que ahora gestiona las oficinas en activo.

Por su parte, la actual recompra de más de 380 activos corresponde a la compra de la sociedad Blecno Investements, manejada a su vez por la entidad aseguradora Axa. Ahora será Banco Santander el propietario de Becno Investements y también de las nuevas sucursales.

La coyuntura económica actual ha llevado a Banco Santander ha desarrollar una hoja de ruta específica en cuanto a su cartera de inmuebles

La coyuntura económica actual ha llevado a la entidad Banco Santander ha desarrollar una hoja de ruta específica en cuanto a su cartera de inmuebles. Una estrategia enfocada no solo en el mercado español sino también en el británico.

Mientras que Santander UK pretende la venta de varios activos, entre los que se encuentran algunos terrenos y locales, que se sumarían a la venta ya confirmada de su sede en Triton Square (por un importe de 82 millones), Santander España quiere mantener su cartera y, además, ampliarla.

RECOMPRA DE 381 ACTIVOS

Ante la coyuntura macroeconómica actual, Banco Santander continua con el desarrollo de su estrategia económica y da un paso al frente con la compra de 381 activos a Axa.

Hasta este momento, era la entidad aseguradora la propietaria de los inmuebles que funcionaban como sucursales del Banco Santander, por lo que la entidad bancaria actuaba de alquilada. Axa gestionaba todos los activos a través de la sociedad Becno Investements, ahora absorbida por la empresa bancaria.

Las condiciones del contrato firmado entre Axa y Banco Santander pasan por la venta de 381 sucursales por un valor que ronda los 300 millones de euros. De esta manera la entidad bancaria pretende reducir su gasto en alquileres, previsiblemente mucho más alto que la inversión en la propia compra.

la entidad bancaria pretende reducir su gasto en alquileres, previsiblemente mucho más alto que la inversión en la propia compra

De hecho, el costo de todas las oficinas en alquiler del Banco Santander rondaba la cifra de los 20 millones. Teniendo en cuenta las condiciones de los contratos de alquiler de los 381 inmuebles de la nueva cartera, (25 años para más de 130 locales, 24 para 122 sucursales y otros 23 para 128 oficinas) el gasto pendiente ascendería a más de 300 millones.

Por tanto, la nueva adquisición puede ahorrar a Banco Santander algunos millones a largo plazo, además de contar con el beneficio de mantener los activos en propiedad.

Con la compra de las nuevas sucursales la entidad pretende mantener la actividad de estas, con lo que las 381 nuevas oficinas seguirán funcionando como tales del Banco Santander, y no planea el alquiler ni el traspaso de ninguna de ellas.

LA SITUACIÓN DE SANTANDER UK

Las razones de la ‘huida’ del Banco Santander de Reino Unido no son otras que la inestabilidad política y económica del país y la deriva continua de la libra. La entidad bancaria ha preferido el refugio español antes que la aventura británica.

El ejemplo más claro es la venta de su sede principal en la céntrica ubicación de Tritón Square por un valor de 82 millones de euros. La decisión provocó que Santander UK hiciera las maletas y se trasladara a la localidad londinense de Milton Keynes, a 85 km de la capital inglesa.

España es un valor muy fuerte de la entidad tanto en lo financiero como inmobiliario

No obstante, el flujo de activos inmobiliarios no para y la entidad planea de nuevo la venta del inmueble, situado en Milton Keynes, así como una serie de inmuebles ubicados en Shenley Wood, muy cerca de la Santander House. Aunque la cartera aún no lleva el cartel de ‘for sale’, la entidad bancaria espera completar sendas operaciones para mitad del año que viene.

Aunque la empresa española está más que consolidada en el mercado británico, siendo uno de los bancos mejor valorados, España es un valor muy fuerte de la entidad tanto en lo financiero como inmobiliario. Esta es una de las razones de esta operación.


- Publicidad -