lunes, 6 febrero 2023 23:18

Window dressing o cómo los fondos maquillan sus resultados a fin de mes

spot_img

Los fines de mes y de trimestre suele ser un momento utilizado por los fondos para maquillar los resultados y mostrar la mejor foto posible. Esta estrategia, denominada ‘window dressing‘ -decoración o escaparate, en su traducción del inglés-, es una de las pautas que siguen no sólo los grandes operadores del mercado, sino también inversores particulares que buscan una cierta rentabilidad en tres días concretos. Se trata del cierre del mes y primeros tres días del siguiente.

una compañía como Netflix hubiera sido una gran candidata a abandonar la cartera a cierre de junio

La operativa es sencilla. Los fondos deben mostrar su cartera a los inversores y para tratar de maquillar los resultados compran las acciones de las empresas que más han subido en el mes o en el trimestre y se desprenden al mismo tiempo de las participaciones de la compañías que más han caído en ese mismo período. De esta forma, una compañía como Netflix hubiera sido una gran candidata a abandonar la cartera a cierre de junio debido al fuerte desplome desde el inicio de enero, superior al 70%, mientras que esta misma tecnológica se ha disparado un 60% desde los mínimos anuales hasta el precio actual, en los 284 dólares.

NETFLIX, ENTRE EL MAQUILLAJE Y EL VETO DE LOS FONDOS POR SUS CAÍDAS

Así, pudiera ser que el videoclub online puede ser una de las grandes compañías que atrapen los fondos de cara a este cierre de mes. No obstante, Netflix continúa en una clara tendencia bajista y pierde más de un 50% desde en enero, un número muy feo como para poder exhibirlo a cierre de mes.

La operación de maquillaje a fin de mes
La operación de maquillaje a fin de mes

Esta foto de final de mes o trimestre es una forma mostrar una cartera impoluta, con acciones ganadoras y posiciones de pérdidas, pero estas últimas inferiores a las registradas durante el periodo. Esta pauta completamente estacional es una de las estudiadas en los mercados por analistas y economistas al tratarse de una anomalía en el calendario.

Los estudios demuestran que las compañías más alcistas suelen ser las que más suben entre el cierre del mes y las siguientes tres jornadas, cuando los particulares ostentan la información de los fondos de inversión. Las bajistas, por su parte, también suelen caer entre el último día de mes y las tres sesiones siguientes.

UNA PAUTA MUY EXTENDIDA DURANTE LA CRISIS DE 2008

Durante la crisis de 2008, los fondos de inversión utilizaron hasta el extremo esta pauta ante un mercado preso de la volatilidad y ávido de resultados positivos tras la debacle bursátil. La salida en «v» de Wall Street mostró a finales de marzo de 2009 un claro cambio de tendencia y ciclo a corto plazo, aunque en 2012 se visitaron nuevos mínimos.

Por aquellos años, la volatilidad hizo estragos en el mercado y el dinero inteligente y cobarde al mismo tiempo sólo se adentraba en valores con una claro potencial ascendente. Los fondos cambiaban las carteras y lucían sus escaparates con las empresas con mayores subidas al mes e incluso al trimestre, sin importar si se habían subido o no al carro de las ganancias.

En los mercados, estos cuatro días bursátiles muestran un comportamiento inusualmente positivo, pero también con un fuerte componente de volatilidad, mostrando una inestabilidad e incertidumbre de cara al corto plazo. No son subidas para incorporarse a un mercado bajista, como el actual, sino una señal más de las necesidades de los fondos de presentar el mejor resultado posible. Estos grandes actores del mercado estaban muy expuestos a la tecnología desde el inicio de la pandemia debido a los continuos confinamientos. El festín continuó en 2021 y a partir de este año, las grandes empresas del sector han ido desapareciendo de las carteras de los grandes fondos.

REINVERSIÓN DEL DIVIDENDO Y DE LAS PEORES ACCIONES EN LAS MÁS RENTABLES

Entre el fin de mes y los tres días siguientes, los fondos e inversores realizan un cambio de cartera con los ingresos de los dividendos y la venta de las acciones menos rentables. De esta forma, esta reinversión de las ganancias produce una mayor compra de las empresas mas rentables por este exceso de caja.

Según los estudios consultados por INVERSIÓN, las empresas dejan para el fin de mes las mejores noticias, es decir, el argumento a los fondos para realizar estos cambios de cartera. Sin embargo, las caídas en Bolsa también pueden servir de la tesis contraria, una operación de maquillaje para tratar de lavar la cara y poder devolver la confianza en el mercado.


- Publicidad -