jueves, 2 febrero 2023 12:56

Garamendi (CEOE) gana fuerza para negociar los pactos pendientes

El Antonio Garamendi que se sentará en las próximas semanas en las mesas de negociaciones para intentar pactar con el Gobierno y los sindicatos los acuerdos pendientes ya no es el mismo. Tras meses de críticas veladas y de cuestionamientos a sus apoyos como presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) a ciertas reformas, el panorama ha cambiado y el punto de inflexión fueron las elecciones de la patronal, que se celebraron el miércoles pasado, en las que el empresario vasco recibió un fuerte espaldarazo de sus colegas del sector empresarial.

La asamblea general celebrada la semana pasada dio a Garamendi el 86% (534) de los 643 avales posibles, a una descomunal distancia de 447 votos de su única contrincante en el proceso: la vicepresidenta de Foment del Treball, Virginia Guinda, quien obtuvo apenas 87 avales. Así, Garamendi estará cuatro años más al frente de la CEOE.

Así, con una CEOE prácticamente cohesionada en torno a su figura -aunque todavía falte por resolver el espinoso camino del reparto de los puestos directivos de la patronal-, Garamendi podrá ir a de nuevo a las negociaciones pendientes con el Gobierno y los actores sociales con un empresariado que le apoya, un escenario que hasta hace días no estaba totalmente claro que fuera así.

El triunfo de Garamendi en la CEOE ha asegurado el mantenimiento de un canal abierto de negociaciones con el gobierno y los sindicatos

El triunfo de Garamendi en la CEOE ha asegurado el mantenimiento de un canal abierto de negociaciones con el gobierno y los sindicatos, sin que implique mayores cambios o abra mayores enfrentamientos a los ya existentes. Aunque afectado en los últimos meses por algunos desacuerdos a la hora de pactar, la CEOE ha permitido la firma de 14 acuerdos entre las partes, entre los que se encuentran la reforma laboral y la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Pero las negociaciones que están pendientes lucen cuesta arriba. El propio Garamendi ha señalado que si las condiciones para cerrar pactos fueran positivas, no lo habría pensado dos veces para firmar esos acuerdos, incluso teniendo pendiente el proceso de elecciones de la CEOE.

¿QUÉ QUEDA POR NEGOCIAR?

Se espera que en pocas semanas el Gobierno, los empresarios -representados en la CEOE- y los sindicatos se sienten a negociar la subida de los salarios del próximo año.

Se trata de un tema que ha enfrentado a las partes, sobre todo por la poca intención que tiene el sector empresarial de aceptar un ajuste que esté atado a las subidas de precios que se han registrado este año. Desde la CEOE han advertido sobre lo poco aconsejable que sería atar los aumentos salariales a la inflación porque genera una retroalimentación entre los precios y los sueldos.

Garamendi recordó la semana pasada que el canal de comunicación con el Gobierno siempre está abierto y que seguirán sentados en las mesas de negociaciones. «Ahora, aviso: que estemos sentados no significa que tengamos que hacer lo que nos digan», sentenció el presidente de la CEOE.

En este ámbito, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social del Gobierno, Yolanda Díaz, ha dicho recientemente que la mesa del Acuerdo Empleo y Negociación Colectiva (AENC) está bloqueada y que por eso no se han subido los salarios. La CEOE y los sindicatos tienen pendiente esa negociación desde mayo pasado. La central sindical Comisiones Obreras (CC. OO.) emplazó la semana pasada a la CEOE a recuperar la negociación salarial con los sindicatos para evitar un «escenario de conflictividad laboral en el año 2023» que con la falta de acuerdo «está servido», dijo el secretario general de CC. OO. Unai Sordo.

EL TEMA ESPINOSO DE LAS PENSIONES

El otro gran acuerdo que está pendiente de negociación es el de las pensiones. El problema es que el Gobierno español esperaba contar con un acuerdo antes del 31 de diciembre. Sin embargo, la CEOE avisa que, a estas alturas, no tiene un papel que explique la propuesta desde el Ejecutivo.

«El tema de las pensiones es mucho más importante que arreglar una cosa del año que viene. ¿Cómo se hace sostenible al sistema? Eso lo planteamos al ministro (Escrivá) y al día de hoy lo único que ha habido son subidas de las cotizaciones sin consultar»

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE

«El tema de las pensiones es mucho más importante que arreglar una cosa del año que viene. ¿Cómo se hace sostenible al sistema? Eso se lo planteamos al ministro [de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá] y al día de hoy lo único que ha habido son subidas de las cotizaciones sin consultar», apuntó Garamendi.

Este último punto ha sido muy criticado por el empresariado español por el alza de costes que supone para el sector privado. «Lo que hay que pensar es en las jubilaciones de dentro de 30 años. Pero quitando planteamientos de cualquier otro tipo, y llegar a acuerdos viables», enfatizó Garamendi.


- Publicidad -