lunes, 5 diciembre 2022 18:12

Meliá no controla su deuda y cede sus hoteles a Abu Dhabi

La hotelera Meliá va saliendo poco a poco del pozo de deudas que la han estado ahogado en los últimos años, aunque ha tenido su costo. Dentro de la estrategia de desinversión y liquidez de la compañía, la venta de inmuebles se ha vuelto demasiado habitual y ya hasta Abu Dhabi anda buscando carroña en la hotelera española.

El fondo soberano de inversión Abu Dhabi Investment Authority ha lanzado una oferta de más de 690 millones de euros sobre una cartera de inmuebles que incluye 17 hoteles de Meliá. Hoy en día los activos pertenecen al grupo Tryp Hotels pero con un contrato vigente con Meliá para la gestión de los mismo. Esto significa que los establecimientos son hoteles Meliá en alquiler hasta la finalización del acuerdo entre ambas entidades. Esa fecha fin será el próximo día 31 de diciembre. A partir de 2023, y a tenor de la opa llegada desde Emirato Árabes, los 17 establecimientos podrían cambiar de manos.

Meliá tiene previsto reducir su deuda en 250 millones de euros para el cierre de 2022

La cartera incluye hoteles tan conocidos como el hotel Madrid Reina Victoria (Plaza Santa Ana, Madrid), Hotel Gran Vía 25 (también en la capital) y otros tantos más en Marbella, Baqueira Beret, Chiclana de la Frontera y A Coruña.

A pesar del impacto que supone dejar de gestionar 17 inmuebles de golpe, la hotelera balear no planea ninguna adquisición a corto plazo, ni si quiera tampoco la opción de alquiler. La deuda que Meliá arrastra desde antes de la pandemia aún condiciona las estrategias expansionistas de la entidad española.

Aunque a la vista de los buenos resultados publicados hace unas semanas parece que van a lograr su meta de reducir la deuda en 250 millones de euros antes de 2023.

ABU DHABI SE LANZA A POR TRYP HOTELS

En la actualidad Meliá es la gestora de 17 inmuebles propiedad de las Calero, Briones y Mazin, los fundadores de Tryp Hoteles. Activos que forman parte de la única cartera que Tryp Hoteles mantuvo en propiedad tras la absorción de esta por parte de la misma Meliá allá por el año 2000.

Ambas entidades mantienen aún un acuerdo firmado por el cual la hotelera balear gestiona todos esos activos. Acuerdo que finaliza el último día de 2022 y sin opciones de renovación, después de una reducción considerable de la duración del acuerdo que en un principio se alargaba hasta el año 2026.

ADIA ofrece 700 millones de euros por 2.500 habitaciones repartidas en 17 hoteles Meliá

Así, Tryp Hoteles estaría tomando en consideración la oferta lanzada por Abu Dhabi Inestment Authority. Los de Emiratos Árabes tienen especial interés y estarían dispuesto a invertir hasta así 700 millones de euros por la cartera de 17 activos que ahora todavía gestiona Meliá. Entre ellos algunos inmuebles en Baqueira Beret, Andalucía y Galicia. Además de otros tres establecimientos marca Sol by Meliá (en la costa del Sol) y ocho más antiguos Tryp. Así, resaltan 7 hoteles en la capital entre los que se incluye el Hotel Gran Vía 25 y ME Plaza Santa Ana.

La ubicación de los inmuebles y la rentabilidad que estos ofrecen ahora mismo podría ser indicativo del futuro de los activos. Cabe la posibilidad que los todavía hoteles de Meliá y Tryp mantengan su actividad hotelera tras el inicio del nuevo año.

LA INESTABILIDAD DE MELIÁ EN EL MERCADO Y EN EL IBEX35

Para cualquier entidad la pérdida de 17 inmuebles gestionados podría ser una tragedia económica a futuro, pero para Meliá es casi un alivio. Desde hace tiempo la hotelera busca a la desesperada la mejor manera de apaciguar su desmesurada deuda.

En los meses de verano, Meliá pudo disfrutar de unas de sus mejores temporadas estivales con unos beneficios de más de 50 millones de euros hasta septiembre. Buenas noticias pero que no terminan de alcanzar el propósito de la hotelera española: cerrar 2022 con una deuda de 250 millones de euros menos y alcanzar cifras de prepandemia.

Desde noviembre de 2021 la hotelera balear ha experimentado un descenso en el mercado de valores español del 15,82%

Además, la compañía se enfrenta en los últimos meses del año a una devaluación en el merado de valores español. De nada ha valido esos buenos resultados de los primeros meses de 2022 cuando los analistas ha vuelto a recortar su pecio objetivo.

La realidad es que los últimos 12 meses de Meliá en el Ibex 35 han sido bastante caóticos e inestables. Subidas y bajadas constantes que han provocado que la hotelera vaya a cerra 2022 con una caída de casi el 16%.


- Publicidad -