sábado, 3 diciembre 2022 20:26

Las inversiones extranjeras salvaran el mercado inmobiliario español en 2023

Las previsiones en el sector inmobiliario de cara al 2023 siguen siendo demasiado inciertas, aunque existen algunas tendencias con mayor protagonismo. Tal es así que Casavo sorprende haciendo sus propias predicciones: 2023 será el año de las inversiones extranjeras en residenciales.

A poco más de un mes para el cierre de 2022 son muchas dudas no resultas que acechan al sector inmobiliario, dudas que podrían marcar el devenir a corto y medio plazo del mercado español.

Con todo, Casavo pone de relieve una de las cuestiones fundamentales que atañen en presente (y seguramente en el futuro) al sector residencial. Entonces destacan que 2023 será un año marcado por la falta de suelo y la reducción de ‘stock’ de viviendas. A pesar de la caída prevista, esto ayudará a la estabilización del número de compraventas registrado en 2022, al menos durante la primera mitad de 2023.

Los últimos números aportados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana indican que en los seis primeros meses del año se realizaron un total de 373.145 operaciones de compraventa en España. La plataforma inmobiliaria avisa que esa cifra podría superar a finales del presente año el número de transacciones logrado en 2019, 500.000.

De ser así los expertos confirmarían el ‘boom’ inmobiliario que se produjo después de la pandemia de 2020 y que dura hasta casi 2023 a pesar de la situación macroeconómica tan delicada.

Sin embargo, entre todas las visiones del próximo año, Casavo destaca una. Y es que, según la entidad inmobiliaria la tendencia de las inversiones extranjeras en España en residenciales y viviendas podría seguir aumentando durante todo el 2023. Lo cual significaría uno de los sustentos más importantes que tendría merado inmobiliario residencial.

LOS EUROPEOS SERÁN LOS PRINCIPALES INVERSORES EN VIVIENDA EN ESPAÑA

Tras la pandemia provocada por el COVID-19 han sido muchos los extranjeros que han acudido a España buscando una mejor calidad de vida aprovechando las ventajas del auge del teletrabajo. Así, durante este 2022 la venta de viviendas en el territorio nacional a inversores extranjeros, principalmente de origen europeo, se ha incrementado un 52,7%.

«La regularización de los precios, la captación de compradores extranjeros y la reducción del ‘stock’ de vivienda disponible serán decisivos a la hora de demostrar la sostenibilidad de nuestra economía»

Situación que desde Casavo ven probable que continue la misma senda, o que incluso se incremente en los próximos años.

Antes de 2020 España ya era un país que atraía las inversiones extranjeras en residenciales, aunque entonces se trataba de un perfil de alto standing en busca del sol y la playa de Marbella.

Pasada la pandemia y los confinamientos el perfil ha virado hacia otro mucho más distinto: inversores con ingresos medios que aprovechan el precio de la vivienda en España para instalarse en el país mientras teletrabajan. Porque sí, aunque el precio de la vivienda en España siga creciendo (ya comienza a notarse una cierta desaceleración) siguen siendo valores muy por debajo del mercado residencial europeo.

PREVISIONES DECASAVO PARA 2023

Las tendencias analizadas por la plataforma digital de compa y venta de viviendas pasan, además de por el crecimiento de las inversiones de extranjeros, por la reducción de oferta y la regularización del precio de la vivienda.

Sin embargo, desde Casavo reconocen que existen ciertos factores que marcarán el futuro de etas tendencias, como son la inflación y la subida de los tipos de interés hipotecarios, así como las crisis de suministros. El contexto en el que se están desarrollando todos los cambios del sector inmobiliario resultan fundamental para dimensionar su impacto en la mima economía.

2023 será un año marcado por la falta de suelo y la reducción de ‘stock’ de viviendas.

Aun así, el “stock” de viviendas de segunda mano ha descendido un 79 %. Incluso Madrid y Barcelona, las dos grandes ciudades de España, también han sufrido sendas caídas del 9%.

Por su parte, y desde un cotuntura inflacionista, Casavo recuerdan que «durante los últimos años hemos vivido en un ecosistema hipotecario inédito en el que el coste de los préstamos se situaba en negativo». Es por este motivo que desde la compañía apuntan a una regularización del precio de la vivienda para 2023, con hipotecas a tipo fijo con condiciones asequibles, que ayudarán a garantizar la sostenibilidad del sector inmobiliario el próximo año.


- Publicidad -