domingo, 16 junio 2024

La compra de viviendas de ciudadanos ucranianos aumenta un 73% en España

El Consejo General del Notariado en España ha hecho publico un informe donde destaca el aumento de las operaciones de compraventa por parte de ciudadanos ucranianos. De hecho, especifican que solo durante el primer semestre de este año 2022 las transacciones aumentaron un 73% respecto del mismo periodo que 2021. Una cifra histórica desde que existen este tipo de registros.

La actual crisis geopolítica en el país europeo ha hecho mella en sus ciudadanos, muchos de los cuales han aterrizado en España. Durante los seis primeros meses del año se han registrado más de 1.200 operaciones de compraventa por parte de ciudadanos ucranianos.

En 2016 cogieron vigor las operaciones compraventa de viviendas de parte de ucranianos que alcanzaron su cifra máxima en 2018, con casi 940 operaciones en solo el primer semestre del año, teniendo en cuenta que durante 2007 y 2009 tan solo se realizaron 175 transacciones semestrales.

El crecimiento exponencial de las inversiones ucranianas en residencial español se ha visto acrecentado por una guerra no planeada y que ha pillado al sector inmobiliario español en un momento delicado. Pese a que los precios de la vivienda no dejan de crecer la desaceleración del sector ya es visible.

Uniko International Real Estate advierte de un aumento en demanda en el mercado residencial de lujo desde el pasado verano

Si la compraventa de viviendas de ciudadanos ucranianos ha aumentado, en general las transiciones en el mercado están sufriendo un ligero enfriamiento, que con el tiempo se prevé mayor.

Con todo, las promotoras advierten que también ha aumentado la demanda de viviendas de lujo por parte de ucranianos, aunque de momento no de manera tan notable.

LOS UCRANIANOS BUSCAN PISOS GRANDES Y BARATOS

El perfil del comprador ucraniano es bastante sencillo, bien son familias llegadas desde su país o inmigrantes con años en el país pero que, ante la continuidad de la guerra y en vista de la inviabilidad de volver a Ucrania, ha decidido asentarse definitivamente en España. Incluso también mujeres solas o con hijos que se ayudan de diversas subvenciones estatales.

Del informe del Consejo General del Notariado en España se extrae que los ucranianos buscan pisos «sin demasiadas exigencias y valoran mucho el precio». Esto es debido a que se trata de personas con unos ingresos mensuales medio-bajos. De hecho, los ucranianos son los cuartos en el ranking de extranjeros que menos pagan por metro cuadrado.

Así, los notarios sitúan en más de 1.600 euros el precio medio del metro cuadrado que los ucranianos pagaron durante los primeros meses de 2022, casi 4.00 euros por debajo del promedio del conjunto de extranjeros, que se sitúa en 2.062 euros. Por debajo de ucraniano, solo se encuentran personas ecuatorianas, con un gasto medio de 1.198 euros, inmigrantes de origen rumano, con 1.097 euros el metro cuadrado y marroquíes, 964 euros/m2.

En la línea, ciudadanos extranjeros del norte de Europa y procedentes de Estados Unidos han desembolsado en el mercado residencial español una media de 2.700 euros el metro cuadrado, durante el periodo de enero a junio.

LAS CIUDADES DONDE MÁS COMPRAN LOS UCRANIANOS

En este caso, y según el portal inmobiliario de Idealista, el número de búsquedas de viviendas de ciudadanos ucranianos en España casi alcanza las 100.000, y la mayoría concentradas en el litoral mediterráneo.

Alicante, Valencia y Barcelona son las principales ciudades de búsqueda, tanto que entre las tres aglutina el 60%. Al contrario de lo que pudiera parecer, las capitales de provincia no son las más deseadas y destacan Torrevieja, Benidorm, Badalona, Gandía, Cullera Castelldefels y Hospitalet de Llobregat. Llama la atención la alta demanda en toda la zona del Mediterráneo y en especial en las comunidades Autónoma de Cataluña y Valencia.

Por detrás, sí se encuentran algunas grandes ciudades como Málaga, Madrid, Tarragona, Girona, Santa Cruz de Tenerife y Murcia.

Precisamente, y a excepción de la capital española, el centro peninsular es el menos demandado. A la cola de las ciudades más buscadas se encuentran Guadalajara, Cuenca, Cáceres, Zaragoza, Soria y Jaén.

No obstante existen otras localidades que sí han experimentado un notable crecimiento en el último año, es el caso de Sevilla, Cádiz y Granada. Las tres provincias andaluzas registran un aumento de la demanda por parte de ciudadanos ucranianos del 298%, 277% y 502%, respectivamente.

Aún así, Ourense es la provincia que más incremento ha experimentado logrando casi un aumento del 700%.


- Publicidad -