viernes, 9 diciembre 2022 3:14

Adif desvela los detalles de la futura estación Chamartín-Clara Campoamor

Los trabajos de la primera fase de Madrid Nuevo Norte que implican la estación de trenes denominada Chamartín-Clara Campoamor han comenzado a bueno ritmo. El plan de transformación urbanístico más importante de la ciudad de Madrid incluye la rehabilitación, ampliación y modernización de Chamartín.

GRANDES NOVEDADES

La primera de las grandes novedades es el cubrimiento de gran parte de las vías que llegan a Chamartín, unas obras que ya avanzan y que determinarán el inicio del resto del proyecto, es decir, el levantamiento de las nuevas promociones residenciales, así como de los edificios de la zona de negocios, y que culminarán con la construcción de una nueva línea de metro y una nueva estación de Cercanías Renfe.

La futura estación de Chamartín contará con 6 vías ferroviarias nuevas de alta velocidad

Así, el Administrador de Infraestructuras ferroviarias (Adif), que es el encargado de la transformación de la estación de Chamartín, ha desvelado más detalles sobre las mismas obras. En primer lugar, ha confirmado el aumento de las líneas de alta velocidad que llegarán a la estación. En concreto, la construcción de 6 nuevas vías ferroviarias, pasando de las 6 actuales hasta 12.

De otro lado, el propio vestíbulo también sufrirá cambios importantes. La entidad española ha detallado que las obras de Madrid Nuevo Norte incluyen la recuperación del antiguo vestíbulo de la estación de Chamartín de casi 2.400 metros cuadrados e inutilizado desde la década de los 80. De esta manera, la reordenación del tráfico y flujo de pasajeros pasará por la ampliación del vestíbulo actual por las zonas norte, este y sur.

Con todo, Adif ha reconocido la construcción de un nuevo edificio en la parte norte de la estación y que albergará oficinas e instalaciones técnicas de alta velocidad.

MÁS VÍAS FERROVIARIAS EN LA ESTACIÓN DE CHAMARTÍN

La primera fase del proyecto de Madrid Nuevo Norte ha comenzado por la estación de trenes de Chamartín. A su vez, Adif ha desvelado que las obras están discurriendo en tres operaciones distintas que acometerán diferentes reformas en la misma estación subterránea.

La primera de ellas es la ampliación de 6 a 12 las líneas de alta velocidad. Hasta ahora 13 de las vías ferroviarias de Chamartín que no son de alta velocidad ya han sido remodeladas o están en proceso, con el claro objetivo de completar una conexión total con algunas de las estaciones de Cercanías-Renfe más importantes de la ciudad. Así, algunas de esas líneas tendrán continuidad hasta la estación de Recoletos, Sol y Atocha.

La importancia de la conexión entre Atocha y Chamartín resulta fundamental, ya que se espera que ambas sean parte del mismo corredor ferroviario que atraviese la ciudad de sur a norte para que las líneas de alta velocidad puedan efectuar parada en ambas estaciones (tanto si son trenes AVE procedentes de la zona norte del país como si su origen es la zona sur/este). Hasta ahora, los viajeros deben efectuar un trasbordo entre ambas estaciones en Cercanías Renfe.

AMPLIACIÓN DEL VESTÍBULO PRINCIPAL

La remodelación y adaptación de las vías ferroviarias de Chamartín de seguro van a implicar una afluencia de pasajeros mucho mayor que la actual. Teniendo en cuenta que la estación también conecta con Metro de Madrid el flujo de viajeros será mucho mayor.

El vestíbulo original de la estación de Chamartín lleva inutilizado desde la década de los años 80

Así, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ha confirmado que la transformación de la estación de Chamartín pasará por la recuperación y reacondicionado del vestíbulo original de la misma. El mismo trabajo realizado por Metro de Madrid en Gran Vía (con el rescate del templete original) ahora copia Adif y amplia el espacio actual más de 2.300 metros cuadrados (los que corresponden del vestíbulo original inoperativo desde los años 80)

En la misma línea, se espera la ampliación del actual vestíbulo tanto por las zonas norte, este y sur de este. Según ha confirmado Adif, el vestíbulo de la estación de Chamartín y sus conexiones con Metro de Madrid albergarán una superficie total de alrededor de 18.000 metros cuadrado, el triple en relación con lo actual.

Esta operación, parte más de las obras de Madrid Nuevo Norte, nace de la necesidad de crear espacios diáfanos y más amplios debido a que «a esta estación llegarán varios trenes simultáneamente y algunos de ellos transportarán hasta 800 personas«, según dijo el subdirector de construcción del proyecto, José Vicente Romero.

EN 2023 FINALIZARÁN LAS OBRAS DE LA PRIMERA FASE

Según indicaciones del propio proyecto, las obras de la primera fase deberían concluir para el próximo año 2023. La realidad es que hasta que no se supere está fase de las obras no darán inicio las siguiente.

Esto quiere decir que, si la remodelación y transformación de la estación de Chamartín finaliza en los próximos meses, podría ser que en 2023 den comienzo las obras de construcción de las nuevas promociones residenciales, también incluidas en el proyecto de Madrid Nuevo Norte.

Aun así, el presupuesto de la fase que implica a la estación de Chamartín se estima en más de 325 millones de euros, de los cuales el 67% se destinaran a reacondicionar y construir las vías ferroviarias. Con todo, Adif ha reconocido que parte de esa dotación provienen de los fondos Next Generation UE.


- Publicidad -