miércoles, 7 diciembre 2022 0:27

Los préstamos ICO ponen en problemas a la mitad de las pymes

Los dos años de periodo de carencia de los préstamos ICO están por cumplirse, y alrededor de un 44% de las pymes no sabe si podrá devolver ese dinero antes de cumplirse la fecha límite extendida por el Gobierno español, que es en junio de 2023.

La mitad de ellos ya piensa en acceder a una refinanciación o, posiblemente, enfrentarse a una reestructuración, mientras que menos de la mitad de las pymes que se siente insegura sobre su solvencia ni siquiera ha pensado en qué hará de cara al vencimiento del periodo de carencia. Hay un 3,4% que ya entiende que solo le queda el camino del impago.

Así concluye una encuesta realizada por la aseguradora internacional Hiscox, en la que analiza la situación de las empresas españolas ante la devolución de los préstamos ICO, la línea de financiación que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) puso en marcha en marzo de 2020 para ayudar a contrarrestar el impacto de la pandemia de la COVID-19 sobre el tejido empresarial.

En total, hay 67.500 millones de euros en préstamos ICO repartidos entre pymes y autónomos. Alrededor de un tercio de ellos se acogió a esta financiación.

En total, hay 67.500 millones de euros en préstamos ICO repartidos entre pymes y autónomos. Alrededor de un tercio de ellos se acogió a esta financiación.

EL PRÉSTAMO ICO ANTE EL DETERIORO

Además, los datos que maneja la compañía aseguradora apuntan a que en torno a 800.000 empresas, autónomos y pymes, a través de 1,174 millones de operaciones, se financiaron a través de las líneas de crédito del ICO, de los cuales el 98% eran pymes y autónomos.

De acuerdo con los datos recopilados por Hiscox, los encuestados que más han recurrido a los préstamos ICO  han sido los del sector comercio -alrededor de un 39,1%-, sin que existan grandes diferencias en la facturación de las empresas.

El fin del periodo de carencia de este tipo de préstamos coincide con un escenario de incertidumbre debido al deterioro económico provocado por la guerra en Ucrania, un hecho que está desacelerando el crecimiento de las economías a nivel global.

El incremento de los precios al consumidor ha llevado a los bancos centrales de todo el mundo a subir los tipos de interés para controlar la inflación

Adicionalmente, el incremento de los precios al consumidor, que han registrado niveles récord en los últimos meses, ha llevado a los bancos centrales de todo el mundo a subir los tipos de interés para controlar la inflación.

Las empresas más pequeñas y los autónomos, han asegurado los expertos, son los más expuestos tanto al deterioro económico como a la inflación y las subidas de las tasas. Recientemente, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, señaló en una entrevista a Merca2 que actualmente para un autónomo el solo hecho de abrir su negocio representaba un costo porque los gastos estaban superando por mucho los ingresos registrados por sus negocios.

LA INCIDENCIA DE LOS NEXT GENERATION

En el entorno de crisis anterior -el de la pandemia- la caída del desempleo fue contenida por la financiación a través de los préstamos ICO, al igual que por la posibilidad de acogerse a los ERTEs. Hiscox relata que, en términos de empleo, en el año 2020 la cuarta parte de las pymes disminuyó su número de empleados, el 62,5% lo mantuvo y sólo el 12,5% lo aumentó.

Por otro lado, la aseguradora Hiscox resaltó en su estudio la incidencia que ha tenido en las pequeñas y medianas empresas la disposición de los fondos Next Generation. Los recursos, que provienen directamente de la Unión Europea, fueron puestos en marcha en junio de 2020 también para hacer frente a la crisis por la COVID-19.

La compañía resalta que los fondos han tenido muy poco impacto en el empresariado español y que, a junio pasado, apenas el 2,4% de las pymes lo habían solicitado

No obstante, la compañía resalta que los fondos han tenido muy poco impacto en el empresariado español y que, a junio pasado, apenas el 2,4% de las pymes lo habían solicitado.

«De hecho, ese porcentaje se concentra en 8 comunidades autónomas, ya que en las otras 9 que conforman España ninguna pyme ha solicitado estos fondos», señala el reporte de Hiscox.

Entre las empresas que aún no lo habían solicitado, el 87,6% tampoco tenía planes de hacerlo en el futuro. Entre las empresas que sí habían solicitado Next Generation ha habido una mejor acogida pues el 70% planea pedir algún otro fondo.

La digitalización del proceso productivo se posiciona como la opción favorita (21,2%), seguida de la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad (18%), la atracción de talento con foco en las nuevas generaciones (16,6%), el reforzamiento de la ciberseguridad (16,5%) y la innovación impulsada por las nuevas tecnologías (13,2%).


- Publicidad -