lunes, 6 febrero 2023 18:11

El precio de la vivienda en EE UU gripa y se avecina la mayor caída de la historia

spot_img

El precio de la vivienda acelera la caída en EE UU y los descuentos se suceden en las inmobiliarias. No obstante, los compradores huyen del mercado en este momento. Por un lado, la soga de las tasas hipotecarias ahoga cada vez más a los hipotecados, cuya única solución factible es entregar la casa antes de perder los ahorros. Sin embargo, encontrar un techo en estas condiciones, con los precios en máximos históricos en algunas ciudades, es todo un reto. En este mes de noviembre, el interés de las hipotecas a 30 años se mantiene en máximos desde el 2000, por encima del 7%.

La bajada del precio de la vivienda en EE UU se acelera en noviembre

La situación de este mercado inmobiliario es podría parecer a la de 2008 hasta este 2022, pero existen numerosos y más peligrosos desequilibrios ahora que hace catorce años. Precios por las nubes, una tasa de interés en mínimos históricos y mudanzas de familias como si de un intercambio de cromos se tratara. Toda una rueda que funcionó a la perfección desde 2012 hasta la recesión de 2018. Con la crisis sanitaria y la pandemia llegó el colofón. Se vendieron viviendas muy por encima de su valor de mercado y más aún las grandes casas con jardín y piscina. Había que aislarse, sí, pero con buenas condiciones. Las viviendas apenas duraban unas pocas horas en el tablón de anuncios.

LA COMPRAVENTA DE VIVIENDA SE HUNDE EN EE UU

Las inmobiliarias ponían todo de su parte, hasta contrataron personal por encima de las posibilidades. Un gran stock al que había que darle salida lo antes posible. Con ello, sumado a la burbuja del alquiler, la compraventa de viviendas se disparó hasta los niveles de 2004 y 2005, en pleno apogeo de la burbuja de 2008. Sin embargo, la situación ha dado un vuelco y este motor, ahora gripado, deja de carburar.

Algunos vendedores no se bajan de la burra aún, pese a que las inmobiliarias situadas en Miami, capital de las criptomonedas y principal termómetro del sector en Estados Unidos al ser el epicentro de todos los terremotos inmobiliarios, comienzan a realizar grandes descuentos, mientras las ofertas se mantienen durante días e incluso semanas. De hecho, el índice de compraventa de viviendas muestra una fortísima caída de casi el 30% Es decir, incluso con descuentos en los precios, los compradores huyen.

El índice de compraventa de vivienda se hunde en EE UU
El índice de compraventa de vivienda se hunde en EE UU

Así las cosas, una vivienda de apenas 73 metros cuadrados construidos, con habitaciones y dos baños, cuesta aún 191.000 euros -189.000 dólares al cambio actual-. El precio del alquiler es de 1.623 dólares al mes. La inversión se recuperaría en tan sólo nueve años. Pero, ¿quién está dispuesto a abonar tales cantidades? Por ahora ningún inquilino.

LOS PRECIOS DE LA VIVIENDA EN EE UU SE DESPLOMAN UN 12% EN UNA SEMANA

Otras viviendas unifamiliares con piscina han bajado de los 710.000 a los 620.000 dólares, es decir, un 12,6% en sólo una semana. La vivienda en cuestión se puso a la venta en una conocida inmobiliaria el pasado 4 de noviembre. La bajada de precios, aún así, no llama la atención de los compradores pese a tener piscina, zona ajardinada y 124 metros construidos y repartidos entre 3 habitaciones.

Otro chalet muestra la incesante caída de precios. Con sus más de 235 metros cuadrados, cuatro habitaciones y cuatro baños, la inmobiliaria ha bajado su precio en un 5%, hasta los 642.000 euros -655.000 dólares al cambio actual-, en sólo cinco días. Este ritmo de caída en el precio ha desatado las alarmas, especialmente en el sector financiero, que ofrecieron hipotecas muy por encima del valor actual del mercado. Al contrario que en España, la dación en pago es una de las opciones que tienen los deudores a la hora de resolver el contrato hipotecario.

Eso sí, los descuentos no se están realizando al mismo ritmo. Hay quienes solo bajan 5.000 dólares en esta última semana, mientras otros prefieren aplicar el equivalente a un año de alquiler, con más de 20.000 dólares a la baja. Aún así, son viviendas cuyos precios serían inasumibles para un trabajador medio en España al rondar los 700.000 dólares.

NUEVA YORK INSTALA EL CONDOMINIO PARA EVITAR LA GRAN CAÍDA DE PRECIOS DE LA VIVIENDA

En Nueva York, al contrario que en Miami, los fondos de inversión están soltando sus viviendas en la fórmula de «condominio». Es decir, varios compradores comparten el piso. Este modelo de negocio trata de implantarse en España con el fin de repartir los ingresos de los alquileres y realizar un menor esfuerzo inversor -el precio se reparte entre varios compradores-.

Las inmobiliarias consultadas por INVERSIÓN muestran esta tendencia en auge. Fondos como Compass copan las primeras posiciones con viviendas y apartamentos inasumibles para un solo comprador. El objetivo es evitar bajar el precio. De hecho, las inmobiliarias consultadas de Nueva York esconde descuentos y rebajas, al contrario que en Miami.

Una vivienda en Nueva York supera los 2,5 millones de dólares
Una vivienda en Nueva York supera los 2,5 millones de dólares

Es una estrategia de markéting muy agresiva y a estos precios, muy similares a los primeros años de la burbuja inmobiliaria de 2008, los únicos que pueden comprar son las grandes fortunas. Los precios de algunos apartamentos en la capital de Wall Street son similares a las zonas más altas de Barcelona y Madrid y se acercan a los dos millones de dólares.

EL GRAN DESPLOME MUNDIAL EN EL SECTOR INMOBILIARIO, MÁS CERCA

El de EE UU No es el único mercado que experimenta bajadas de precio. Se trata de una tendencia mundial, desde España a Nueva York atravesando toda Europa y Australia. Según Oxford Economics, los precios caerán aún más durante el próximo 2023, con la mayor desaceleración desde el año 2000. En concreto, han advertido que la caída de precios es un hecho, como lo fue en 2009.

Se trata del mayor desafío que se ha enfrentado el sector inmobiliario en su historia, más incluso que el de 2008. En algunos mercados, el precio bajará de forma moderada, pero será un auténtico rally bajista en otros. Todo ello, por una economía dopada por los bancos centrales, especialmente en EE UU y Europa, donde las tasas del precio del dólar y del euro se sitúan en niveles no vistos desde hace décadas. Todo ello, en la lucha por una inflación galopante, desbocada y que continúa creciendo.

El escenario más probable ante esta situación es el de una recesión, un frenazo económico provocado por la acción de banqueros que han facilitado liquidez a tipos del 0% e incluso negativos durante una década. Esta consecuencia será nefasta para la economía, ya que en cualquier recesión el paro y el cierre de empresas es inevitable. La banca asumirá costes que después se trasladarán al consumidor en forma de comisiones.


- Publicidad -