sábado, 3 diciembre 2022 19:55

Deliveroo sigue perdiendo terreno ante la ‘ley rider’

La compañía Deliveroo solo ve como se le complican las cosas tras haber decidido salir de distintos países y de sus mercados, alegando, en un principio, que no eran rentables. Sin embargo, en realidad, estos malos resultados, que incluyen pérdidas y números rojos, se deben al intento constante de Deliveroo de huir de la ‘ley rider’.

En concreto, ahora, Deliveroo ha anunciado que va a cesar sus actividades en Australia. El motivo es que esta empresa de delivery ha considerado que el mercado australiano es altamente competitivo con cuatro jugadores globales, y Deliveroo no cuenta con una base amplia de posiciones locales sólidas para hacer frente a sus rivales.

Sin duda, otra mala noticia para Deliveroo, ya que hace poco también tuvo que abandonar otro país de la Unión Europea. Así, en esta ocasión el país del que salió esta compañía fue Países Bajos, como consecuencia de unas pérdidas de 182 millones.

DELIVEROO SALE DE AUSTRALIA

La compañía de reparto de comida a domicilio Deliveroo ha anunciado el cese de sus operaciones en Australia al considerar que no puede alcanzar una escala sostenible y rentable en el mercado sin una inversión financiera considerable, tras lo que la filial de la plataforma en el país, Deliveroo Australia (DAPL), ha sido puesta en administración voluntaria.

el rendimiento esperado en la inversión en australia no se corresponde con los umbrales de riesgo

En un comunicado, Deliveroo ha explicado su decisión por el enfoque disciplinado para la asignación de capital, después de haber determinado que no puede alcanzar una escala sostenible y rentable en Australia sin una inversión financiera considerable, y que el rendimiento esperado de dicha inversión no se corresponde con los umbrales de riesgo/recompensa de la multinacional.

UN MERCADO DEMASIADO COMPETITIVO

En este sentido, la compañía ha explicado que el mercado australiano es altamente competitivo con cuatro jugadores globales y Deliveroo no cuenta con una base amplia de posiciones locales sólidas. En el primer semestre de 2022, Australia representó aproximadamente el 3% del valor bruto de transacción (GTV) total de esta compañía con un impacto negativo en el margen de Ebitda ajustado de aproximadamente 30 puntos básicos.

De este modo, Deliveroo Australia (DAPL) ha sido puesta en administración voluntaria y dejará de operar de manera permanente e inminente. Michael Korda, Andrew Knight y Craig Shepard de KordaMentha han sido designados administradores voluntarios de DAPL.

«Esta fue una decisión difícil y no una que hayamos tomado a la ligera», ha indicado Eric French, director de operaciones de Deliveroo. «Nuestro enfoque ahora es asegurarnos de que nuestros empleados, pasajeros y socios reciban apoyo a lo largo de este proceso», ha añadido.

A este respecto, la multinacional ha señalado que, como parte del proceso de administración, Deliveroo Australia presentará a los administradores la documentación en la que se establecerán los paquetes de compensación apropiados que tiene la intención de proporcionar a sus acreedores. Asimismo, esto incluye indemnizaciones mejoradas para los empleados, así como la compensación para ‘riders’ y para ciertos restaurantes asociados.

Deliveroo tiene previsto finalizar sus operaciones en Países Bajos el próximo 30 de noviembre, después de llegar a la conclusión de que alcanzar y mantener una posición de mercado de primer nivel en el país requeriría un nivel de inversión «desproporcionado».

PÉRDIDAS Y POCOS PEDIDOS

A la compañía de reparto Deliveroo las cosas no le van tan bien como se imaginaba. En concreto, las decisiones que ha tomado en el pasado están empezando a pasarle factura a la compañía. Así, en 2021, tras el cambio de la normativa europea con respecto a las empresas de deliverymuchos países comenzaron a endurecer su ‘Ley Rider’.

Esta situación llevó a que Deliveroo tomará una drástica decisión y decidiera salir apresuradamente de los países que iban a contar con las normativas de la ‘Ley Rider’ más duras, como fue el caso de España.

Sin embargo, más de un año después de tomar esta decisión, ahora Deliveroo se ha encontrado con la situación de que sus mercados más rentables, y en los que decidió quedarse, ya no le son nada ventajosos. En concreto, uno de estos mercados en los que decidió quedarse fue Países Bajos, un país del que recientemente la compañía ha tomado la decisión de salir, debido a unas pérdidas de 182 millones.

Así, los ingresos que recauda Deliveroo en Países Bajos no cubren los gastos de la compañía en este país y el volumen de pedidos tampoco cumple las expectativas, por lo que en este mercado no se estaban cumpliendo las expectativas de la compañía. Este ha sido el motivo que ha llevado a Deliveroo a abandonar Países Bajos, además de un incremento de sus números rojos en un 41%.

Además, la compañía Deliveroo se ha visto de nuevo, en este 2022, obligada a rebajar sus previsiones de crecimiento, como consecuencia de estar circunstancias en Países Bajos, así como el hecho de haber abandonado varios mercados.


- Publicidad -