sábado, 3 diciembre 2022 19:17

El alcalde Martínez-Almeida no llega y las obras de la plaza de la Puerta del Sol peligran

Hace casi 20 años que se llevo a cabo la reforma más moderna hasta la fecha de la Plaza de Sol. Una reforma que implico la peatonalización de casi el total de la plaza, a excepción de un par de carriles destinados únicamente al tráfico de autobuses públicos y taxis, y que implicó la construcción de nuevas líneas de trenes subterráneas de Renfe Cercanías y de una nueva boca de metro.

El proyecto de remodelación de la Plaza de Sol estima en 12 meses la fecha final de las obras

Con ello también se alteraron algunos elementos estéticos, como fue el caso de la conocida estatua del Oso y El Madroño, ubicada antes de 2005 en el inicio de la calle del Carmen, y ahora justo al principio de la calle Alcalá (siempre dentro de la Plaza de Sol).

Pero el oro sigue sin aparecer, e igual que sucedió con la faraónica obra de los soterramientos de los túneles de la M-30 en época de Alberto Ruiz-Gallardón al mando de la alcaldía, ahora el alcalde de Madrid se ha echado a la calle en su búsqueda. José Luis Martínez-Almeida decidió cuando se convirtió en alcalde en 2019 que la plaza de la Puerta del Sol necesitaba una nueva reforma, algo que los madrileños ni se habían planteado.

OBRAS EN LA PLAZA DE SOL

Así, la plaza más conocida de la capital lleva casi 9 meses empantanada, desde el pasado mes de marzo, impidiendo la accesibilidad de madrileños y visitantes y elevando el nivel de ruido cada día. En el proyecto inicial las obras de la nueva plaza durarían 12 meses como mucho, y aunque no se ha cumplido el plazo y restan algunos meses, resulta difícil imaginar que vaya a ser así. Un caso parecido la rehabilitación de la estación de Gran Vía, que de 8 meses previsto se alargó hasta los 18.

El alcalde de Madrid ha prometido que la Plaza de Sol estará lista para acoger las campanadas de 2023

Con las Navidades a la vuelta de la esquina, Martínez-Almeida promete y vuelve a prometer que la plaza estará lista para las fechas estivales y que la tradicional fiesta de nochevieja se podrá convocar frente al reloj más famoso de Madrid. Pero las utopías solo existen en el Palacio de Cibeles y a juzgar por el actual estado de las obras parece realmente inviable que Sol se pueda vestir de gala para recibir el próximo año 2023.

Cualquiera que dé un paseo por la Plaza de Sol podrá comprobar que el estado de las obras no está para nada avanzado. Las vallas que impiden el paso se alargan por toda la plaza desde la pastelería La Mallorquina hasta la tienda de Apple creando un espacio ovalado que hay que bordear para poder acceder de un lado al otro de la glorieta. Una incomodidad de la que alertan los madrileños y una total molestia para los turistas que no conocen bien la zona.

LA NUEVA PLAZA DE SOL SIN REHABILITACIÓN URBANÍSTICA

Entre valla y valla se pueden seguir observando maquinarias de gran peso, materiales amontonados, escombros por doquier y las casetas de los profesionales que trabajan en la obra día a día, a pesar de que sí es visible la eliminación de las dos fuentes que adornaban la Plaza desde los años 50 y en conmemoración de la Fuente de la Mariblanca, cuya estatua preside el inicio de la calle Arenal.

Además del derribo de las dos grandes fuentes que habitaban la Plaza desde mitades del s. XX existen otras alteraciones en la nueva reforma del espacio. Aunque la famosa placa del Km0 mantendrá su ubicación, el Ayuntamiento de Madrid está colocando en mitad de la Plaza de Sol, y a un tamaño considerable, un Sol con rayos de latón

Aerea Sol Merca2.es
Recreación Plaza de Sol. Ayuntamiento de Madrid.

Otra de las alteraciones es la eliminación de la conocida como ‘ballena’, el acceso directo a las conexiones de Cercanías Renfe construido durante las obras del año 2009. A Martínez-Almeida no le convencía el diseño y decidió incluir la reforma del acceso dentro del Plan de Rehabilitación de la Plaza de Sol. Aunque esta fase esta prevista que se ejecute una vez acabada la reforma principal y con el tráfico de visitantes restituido.

EL FUTURO DE SOL

Por lo demás, no existen muchas novedades ya que el proyecto contempla derribar y no construir, ni siquiera se plantarán árboles alrededor de la plaza, ni se instalarán bancos. Lo que sí cambiará será la ubicación de la estatua ecuestre de Carlos III, ahora en mitad de la Plaza mirando de frente a la Casa de Correos, pero que próximamente se ubicará de espalda al Reloj de la Puerta del Sol y mirará a la estatua de la Diosa Mariblanca.

Fg9TzvHXwAErEUE Merca2.es
Construcción de un Sol de latón. Plaza de Sol. Ayuntamiento de Madrid.

El proyecto de la nueva Plaza de Sol fue otorgado a concurso y ni si quiera fue llevado a votación popular. La reforma solo incluye la eliminación de algunos elementos y la transformación del acceso de Cercanía, pero sin la mínima intención de incluir otros.

Desde luego la recreación de Sol en base al proyecto es de todo menos acogedora. Y por supuesto, aunque el consistorio insistan en lo contrario, parece que la nueva plaza no estará lista para las campanadas de estas navidades. La búsqueda del oro y las elecciones municipales a la vuelta de la esquina pesan mucho más que la comodidad de los madrileños.


- Publicidad -