viernes, 9 diciembre 2022 0:08

Shein no cesa en su modelo ‘pop up’ para limpiar su imagen

La compañía de moda ‘low cost’, Shein no cesa en sus intentos para intentar limpiar su imagen, tras los últimos acontecimientos. En concreto, recientemente, un documental ha revelado las condiciones laborales cercanas a la esclavitud en las que supuestamente trabajan los empleados de las fábricas de esta compañía. Para ello, Shein ha vuelto a impulsar de nuevo su modelo de tiendas ‘pop up’ con el objetivo de proyectar una buena imagen frente a sus consumidores.

En esta ocasión, Shein ha decidido repetir en España, como el máximo exponente de sus tiendas ‘pop up’ y ha vuelto a elegir Barcelona para su próximo establecimiento temporal. Además, una de las causas de que Shein haya vuelto a escoger esta ubicación es el gran descontento que causó, en su día, la primera ‘pop up’ de Shein que se inauguró en Barcelona.

Asimismo, no es la primera vez que Shein tiene que salir a defender su imagen, ya que la polémica de las etiquetas con mensajes de ayuda también impacto de lleno a la compañía. Por ello, ha emprendido varias acciones para mostrar un lavado de cara ante la sociedad, como lanzar una plataforma de compraventa de prendas de la propia marca, con el objetivo de dar a entender un intento de sostenibilidad por parte de la compañía.

EL FRACASO DE SHEIN EN BARCELONA QUE SE PUEDE REPETIR

La tienda ‘pop up’ de Shein que se abrió en Barcelona, en junio, causó un gran descontento entre los clientes debido a que a pesar de que los consumidores habían esperado una cola durante largas horas, después no podían adquirir los productos en el mismo momento.

Así, en esta tienda ‘pop up’ de Barcelona solo estaba permitido ver y probar los artículos para posteriormente comprarlos a través de Internet. Una situación que provocó el descontento y el enfado de los seguidores de la firma, ya que esta situación no se dio en la tienda de Madrid porque sí se permitía adquirir las prendas en el momento.

Por tanto, puede que uno de los principales motivos que han movido a Shein a volver a optar por una ‘pop up’ en esta ubicación sea el descontento de sus clientes. Asimismo, la apertura de más tiendas de este modelo le sirven a Shein para desviar la atención de sus problemas actuales. Y es que la compañía asiática, se encuentra envuelta en la polémica por un documental que ha revelado las condiciones laborales cercanas a la esclavitud en la que presuntamente trabajan los empleados de sus fábricas.

LA MAYOR ‘POP UP’HASTA AHORA

Esta nueva ‘pop up’ se ubicará en el número 15 de Portal del Ángel y será la tienda temporal más grande que ha abierto hasta ahora la compañía Shein en España. En concreto, este establecimiento empezará a recibir a los clientes el sábado 19 y no cerrará hasta el 29 de noviembre, aunque los domingos 20 y 27 permanecerá cerrada.

Shein volverá a abrir una ‘pop up’ en Barcelona que será la más grande es España

Asimismo, se tratará de la primera ‘pop up’ de Shein que no solo contará con ropa porque que esta nueva tienda dispondrá de productos para mascotas y de ropa deportiva. De igual forma, los clientes que acudan a la ‘pop up’ de Shein, también podrán encontrar desde productos de alimentación y belleza, hasta artículos para los más pequeños de la casa.

SHEIN TRATA DE LAVAR SU IMAGEN

Desde que se publicara el documental en el que se indicaba que los trabajadores de sus fábricas trabajaban presuntamente en condiciones cercanas a la esclavitud, Shein no ha parado de hacer actuaciones para limpiar su imagen. De esta forma, la primera acción que emprendió la compañía fue negar de forma tajante las acusaciones a través de un comunicado oficial.

En concreto, en este comunicado se indicaba que la marca de moda está totalmente comprometida con su código de conducta y que, por ello, revisarán todo lo expuesto en el documental para tomar medidas. Además, según Shein, los responsables de esta situación son los proveedores, a quienes les dan un tiempo máximo para acabar con las irregularidades.

Sin embargo, no es la única ocasión en la que Shein se ha visto envuelta en la polémica, ya que la compañía también tuvo que salir al frente y defenderse de las acusaciones cuando aparecieron etiquetas con mensajes de ayuda y SOS en algunas de sus prendas.

Por tanto, una de las medidas para trata de mejorar su imagen ha sido el último lanzamiento de una app para la compraventa de sus prendas, lo que puede suponer un intento de ‘Greenwashing’, ya que Shein nunca ha destacado por su respeto hacia el medio ambiente. Asimismo, otra de sus opciones para ofrecer una mejor imagen es su iniciativa de colocar tiendas ‘pop up’ en distintas ciudades.

Además, la última acción de Shein para blanquear el mal concepto que puedan tener algunos usuarios es que ya está preparando la que podría ser su salida definitiva a bolsa. En concreto, recientemente, la compañía asiática ha nombrado vicepresidente al banquero Donald Tang con el objetivo de mejorar su atractivo ante los inversores internacionales.


- Publicidad -