viernes, 9 diciembre 2022 2:38

El Edificio Metrópolis revoluciona la Gran Vía madrileña

Después de 122 años de la reforma urbanística más importante del centro de Madrid, la Gran Vía vuelve a ser la protagonista. Si en 1910 lo fue por la construcción de la que es la principal arteria de la capital, y en consecuencia el posterior cambio de nombre (antes Avenida de San Luis), hoy la Gran Vía es noticia por su transformación a nivel comercial y turística.

Dos grandes revoluciones se están llevando a cabo en la citada vía de Madrid: el número 60 de la Gran Vía será un hotel de lujo después de años abandonado y el Edificio de Metrópolis se convertirá en toda una referencia turística en los próximos años. Si bien, la realidad es que el Edificio Metrópolis no pertenece a la Gran Vía sino a la calle Alcalá haciendo esquina.

La referencia más conocida al Edificio Metrópolis de Madrid bien podría ser el Edificio Flatiron, en la quinta Avenida de Nueva York, ambos con estrecheces considerables, haciendo esquina entre dos calles y siendo iconos absolutos de respectivas ciudades. No en vano el Edificio Metrópolis se asienta sobre lo que a principios del siglo XX se conocía como la ‘casa ataúd’, un inmueble tan ajustado que, según relatos de la época, se asemejaba a la caja fúnebre.

De eso hace más de 100 años y la actualidad pasa ahora por el nuevo uso del Edificio Metrópolis, después de una larga temporada vacío y olvidado. En la línea, el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la nueva licitación que permite la explotación del inmueble para uso terciario. Con todo, lo más probable es que la Victoria Alada acoja sobre sus pies un nuevo hotel, así como una zona comercial y de restauración de lujo.

METRÓPOLIS

Por fin el consistorio madrileño ha reaccionado a la popularidad del Edifico Metrópolis y a su importancia como icono de la ciudad de Madrid. Tras años de descuidos y abandono, el inmueble del número 39 de la calle Alcalá por fin tendrá residentes gracias a las obras de remodelación y transformación que ya se están llevando a cabo para lo que será uno de los mejores hoteles de la ciudad.

El proyecto aprobado contempla la restauración de la fachada, ya iniciada, y la recuperación de ciertos elementos interiores. En este caso, el estudio Rubio Arquitectura será el encargado de las obras de rehabilitación del edificio que, tras albergar diferentes usos e inquilinos, contaba con un estado deplorable y bastante preocupante.

Además de abrir sus puertas como hotel también albergará distintas zonas comerciales, espacios gastronómicos de lujo e incluso algunos de ocio. La finalización de las obras y la posterior inauguración está prevista para dentro de un año.

La obra de los franceses Jules y Raymond Février, y de inspiración gala, lleva siendo años uno de los referentes turísticos de Madrid, y todo a pesar de su abandono. La rehabilitación del inmueble no solo se trata de un cambio de uso, sino que también se prevé una remodelación completa a niveles energéticos, de sostenibilidad y de instalaciones en general.

EL NUEVO HOTEL DE GRAN VÍA 60

Es posible el número 60 de la Gran Vía ni si quiera sea ubicable a ninguna altura de la principal calle de Madrid, pero si se destaca la escultura de El Coloso que corona el inmueble quizá sí.

Fue construido en la década de los 30, casi recién inaugurada la Gran Vía, y desde hace cinco años permanecía en un estado de abandono considerable. Con la salvedad de los dos locales comerciales a pie de calle que siguen albergando sendos restaurantes.

La vuelta de tuerca a la situación ha llegado con la aprobación de ese mismo Plan Especial, mencionado anteriormente, por parte del Ayuntamiento de Madrid y que incluye la transformación del número 60 de la Gran Vía en un hotel.

Aunque las obras aún están por comenzar, y se desconoce la futura tipología interior del inmueble, hoy en día cuenta con 12 plantas y un sótano. Con toda seguridad el nuevo hotel de la arteria principal madrileña albergará también un estacionamiento subterráneo.

Aún así se estima que la remodelación del inmueble conlleve un aumento del aforo hasta las 472 personas tras una inversión que seguramente alcance los 6 millones de euros.

Al igual que otros tantos a lo largo y ancho de la Gran Vía, el inmueble que pertenece al número 60 está incluido catálogo edificios protegidos a nivel patrimonial nacional, por lo que la remodelación estará sujeta a ciertas restricciones y algunas obligaciones, como la de la recuperación de algunos elementos originales.


- Publicidad -