sábado, 4 febrero 2023 22:12

Novartis se deja llevar por el teletrabajo y cierra su sede en España

Hace ya dos años que el teletrabajo llegó para quedarse. A priori, un avance en materia de conciliación laboral, flexibilidad y mejora del bienestar. Sin embargo, la modalidad del trabajo online comienza a suponer una disyuntiva algo comprometida: si la gente trabaja desde sus casas, ¿las oficinas dejaran de existir?

LAS DUDAS POR DESPEJAR

La respuesta es aún una incógnita, aunque a estas alturas el mercado inmobiliario puede hacerse una idea. El ejemplo más claro es el de la farmacéutica Novartis, quien ha puesto en venta su sede en España dentro de una estrategia de reducción de costes. El objetivo de la multinacional es el de liberar el gran inmueble que poseen en Barcelona y trasladarse a unas instalaciones menores, todo como consecuencia del teletrabajo y la ausencia ya de necesidad de espacios grandes para sus empleados.

El business travel es un negocio clave y tiene un plan de crecimiento importante en la hoja de ruta del grupo para 2022-2026

Hay que señalar que Ávoris, la mayor compañía del sector de las agencias de viajes, ya prepara una nueva regulación de las condiciones laborales y teletrabajo. Entre ellas la posibilidad de trabajar en remoto el 50% de la jornada, pudiendo elegir los días y los turnos. Un modelo de trabajo híbrido que en otros términos podría establecerse en 2 días de teletrabajo y 3 presencial.

Aunque la promotora de viajes no planea ahora mismo ningún movimiento para sus oficinas, todo será que el teletrabajo se implante de manera definitiva y la entidad se encuentre con inmuebles vacíos. De hecho, no es la única agencia de viajes en sumarse al modelo híbrido de trabajo. Viajes El Corte Inglés planea un proyecto piloto para 1.000 de sus empleados de los diferentes departamentos corporativos de la empresa. La estrategia pasa por ofrecer hasta un 80% de trabajo online.

NOVARTIS NO QUIERE TELETRABAJO NI OFICINAS CORE

Si las tecnologías han cambiado nuestra forma de relacionarnos el teletrabajo ha hecho lo suyo en el sector laboral.

El teletrabajo implica unas comodidades que hace 20 años eran totalmente impensables, pero en este punto es el tejido empresarial quien debe realizar un balance sobre los beneficios y las desventajas. Y el primero de ellos se refiere a las inversiones inmobiliarias.

Ante la ausencia de empleados que acudan de manera presencial al centro de trabajo, muchas de las grandes empresas del país comienzan a tomar las primeras decisiones respecto de sus oficinas y activos.

Norvatis ya ha anunciado la venta de su sede en España

Uno de ellos, la farmacéutica Norvatis, que ya ha anunciado la venta de su sede en España en la Gran Vía de les Cortes Catalanas, en Barcelona, por un valor 40 millones de euros. La operación ha sido asumida por el grupo alemán Freo y se enmarca en la estrategia de la compañía de reducir costes después de que la mayoría de su plantilla se acogiera al teletrabajo.

UN NUEVO MODELO

Con todo, ha irrumpido un modelo nuevo dentro del mercado inmobiliario de las oficinas y son las oficinas ‘core’. Esto es nuevos espacios flexibles alejados de las grandes salas llenas de mesas y ordenadores y con distintas áreas de recreación.

El teletrabajo, o mejor dicho los modelos híbridos que combinan la presencialidad con el trabajo desde casa ha provocado una remodelación de las oficinas, reduciendo así el espacio de trabajo y aumentando de otra manera las salas de reuniones, los comedores, las zonas de confort… Con simpleza, se trata de la necesidad de crear espacios con entornos sociales más dinámicos y oficinas flexibles que se adapten a los cambios de los hábitos laborales.

INFORME CBRE

Sobre esta cuestión, la promotora CBRE ha elaborado un estudió en donde se destaca el sistema de oficinas flexibles frente al modelo tradicional y por encima del teletrabajo.

Después de dos años de pandemia el tejido empresarial aún valora cuál será el mejor modelo de trabajo a futuro, sin ser el trabajo en remoto el favorito. Razón de peso para que los inmuebles de oficinas ‘core’ sean los preferidos por los grandes inversores.

En la línea, el 80% de las empresas del sector inmobiliario encuestadas por CBRE afirma que ya cuentan en su cartera con algún inmueble destinado a esta modalidad de oficinas y 7 de cada diez confirman la intención duplicar este tipo de activos en un plazo de un año. O lo que es lo mismo: los espacios flexibles se convierten en una alternativa al alza dentro del mercado inmobiliario de oficinas.

Las oficinas core cubren la necesidad de crear espacios con entornos sociales más dinámicos y oficinas flexibles

Con datos, este tipo de inversiones suponen un 1,5% del total del mercado inmobiliario de oficina en Madrid y un 2,8% en Barcelona, lo que significa un aumento del 0,3% y del 1,4% respectivamente. De otro lado, los 19.500 puestos disponibles de oficinas flexibles que existen en la capital tienen ya una ocupación del 63%.


- Publicidad -