lunes, 5 diciembre 2022 17:57

Netflix caza clientes fulminando las cuentas compartidas

Netflix pondrá en marcha la práctica que ha estado llevando a cabo durante algunos meses en países latinoamericanos y a partir de 2023 comenzará a fomentar el cese definitivo de las cuentas compartidas, aunque con alguna excepción.

Y es que, hasta ahora, una cuenta puede ser compartida en otro domicilio, de tal manera que el pago fraccionado entre usuarios es la única manera de abaratar la subida de precios de la compañía norteamericana de cada plan de suscripción, pero esta vía está a punto de quebrarse, puesto que una de las alternativas que ofrece Netflix es pagar una cuota adicional por cada cuenta que se use fuera del hogar.

NETFLIX NO DA TREGUA

La cabezonería de Netflix parece no dar tregua, ya que está empeñada en seguir adelante con su intención de cancelar por completo que una cuenta pueda utilizarse para el bien ajeno, un error estrepitoso que puede acarrear un gran problema a la compañía de vídeos en streaming bajo demanda con el mayor número de suscriptores. Pero esto podría cambiar.

Según un estudio publicado durante el pasado verano por el medio Time2play, más del 54% de los usuarios de Netflix en España usan cuentas compartidas y no se encontraría en condiciones económicas de pagar la totalidad del servicio. Esto se traduce en que 2,9 millones de personas comparten una cuenta en España. Esto significaría que más de la mitad de los españoles se decantarían por finalizar su suscripción a la plataforma en streaming por excelencia. Con cifras más exactas de la encuesta, el 84% de los sometidos afirmaron que no pagarían una suscripción individual.

Netflix cobraría un importe adicional de 2,99 euros por cada usuario que comparta las credenciales del hogar principal

Teniendo en cuenta que Netflix posee cada día una media de 3 millones de espectadores españoles, según estimaciones de audiencia, llegado el momento del cese de las cuentas compartidas, casi 2 millones de usuarios se darían de baja de la plataforma, si los datos fuesen verídicos. Asimismo, los 2,9 millones de suscriptores que comparten su cuenta es una media bastante superior a la de otros países como Estados Unidos, donde 2,3 millones comparten su usuario.

NETFLIX NO QUIERE QUE COMPARTAS TU CUENTA

Lo que la compañía pretende conseguir con la nueva estrategia de poner fin a la compartición de cuentas es que el cliente deje de difundir sus datos por una mera cuestión de seguridad. Aunque la mayoría de españoles alega que su cuenta es compartida con amigos de confianza y familiares (67%), Netflix insiste en que el robo de contraseñas puede producirse en cualquier momento y no solo eso, si no correos phishing que pueden convertirse en un quebradero de cabeza si se ofrece información personal.

Por lo tanto, la compartición de cuentas puede resultar peligroso, pero no opina lo mismo la mayor parte de la población. Casi todo el mundo que tiene una cuenta de Netflix la ha compartido con otro usuario ya sea por un acto de generosidad o simplemente por el hecho de dividir los gastos, si sumamos el coste total de la suscripción más alta, en este caso el plan 4K Ultra HD con cuatro cuentas simultáneas (17,99 euros), si se divide entre esos cuatro perfiles, el precio a pagar sería de 4,5 euros, un precio más que razonable.

¿Conseguirá Netflix recuperar beneficios con esta nueva política de empresa? Es difícil asentir debido a las cifras acontecidas durante la encuesta. Puede llevarse un buen batacazo en el intento o cosechar un éxito rotundo. Todo se verá en unos meses.

NETFLIX COBRARÁ UNA CUOTA ADICIONAL POR CUENTA COMPARTIDA

Netflix comenzó sus prácticas de eliminación de cuentas compartidas en ciertos territorios de Latinoamérica seleccionados para esta demostración (Chile, Costa Rica y Perú). Sin embargo, Netflix reculó argumentando que cada cuenta que se ingrese fuera del domicilio principal, cobraría un importe adicional de 2,99 euros por cada usuario que comparta las credenciales, aunque se desconoce qué coste se llegará a implantar en España.

EL PLAN BÁSICO CON ANUNCIOS

Cabe destacar que ya se ha conocido el plan básico con anuncios que implementará la compañía norteamericana en España que, con un precio de 5,49 euros, no ha contentado a los usuarios españoles. ¿Tendrá Netflix que cambiar sus planes si no son bien recibidos por el público? Lo cierto es que el camino que está tomando la empresa de contenidos audiovisuales reflejan ciertos baches que tendrá que esquivar si quiere seguir en la cúspide de las plataformas en streaming más demandadas en la actualidad. De hecho, se lo ruegan sus inversores.


- Publicidad -