domingo, 27 noviembre 2022 0:41

El algoritmo de Glovo sufre la presión sindical

La compañía Glovo no para de estar envuelta en la polémica, desde que entrara en vigor la ‘Ley Rider’ y esta empresa decidiera seguir trabajando con autónomos. Desde entonces, han venido varias denuncias en los juzgados e incluso una inspección de trabajo.

No obstante, de nuevo Glovo se encuentra bajo la mirilla y es que ahora, los sindicatos le reclaman a la compañía de reparto a domicilio conocer cuál es el algoritmo que utiliza la empresa para establecer las decisiones laborales.

Además, Uber Eats se ha unido recientemente al modelo de Glovo y ya opera a través de un estilo híbrido, formado por riders contratados y autónomos. Todo ello, mientras que Just Eat sigue siendo la única compañía del sector delivery que se resiste a volver a trabajar con autónomos de nuevo.

GLOVO SE ENFRENTA DE NUEVO A LA ‘LEY RIDER’

El sector delivery ha experimentado grandes cambios desde la llegada de la ‘Ley Rider’, pero unas compañías han tenido unos cambios más grandes que otras. En concreto, con la entrada en vigor de esta nueva norma, tanto Uber Eats como Just Eat aplicaron esta nueva medida y dejaron de trabajar con autónomos. Sin embargo, Glovo continuó en la misma línea y no dejó de trabajar con el modelo de freelance en ningún momento.

Glovo tiene la obligación de compartir con sus trabajadores, los parámetros, las reglas y la inteligencia artificial que usa para tomar las decisiones laborales.

Ahora, el sindicato CCOO ha indicado a la compañía que tiene la obligación de compartir con sus trabajadores, los parámetros, las reglas y la inteligencia artificial que usa la empresa para tomar las decisiones laborales.

Desde este aviso, por parte del comité de empresa, Glovo tiene 15 días para cumplir y entregar la información que se le ha solicitado. Asimismo, el sindicato CCOO ha hecho uso de la ‘Ley Rider’ para solicitar esta documentación, ya que se trata de un derecho aprobado en esta nueva normativa.

En concreto, este derecho establece que los comités de empresa pueden solicitar información algorítmica de las estrategias laborales de las compañías tecnológicas. Sin duda, se trata de la primera ocasión en la que se ha usado esta normativa en este sentido en España, es decir, para recabar información. Aunque, no cabe duda de que puede que existan más ocasiones en las que va a tener que usarse, sobre todo, con la nueva aptitud que ha tomado Uber Eats con respecto a los autónomos.

LOS MALOS ANTECEDENTES DE GLOVO

La decisión de continuar trabajando con autónomos ya ha tenido graves consecuencias para la compañía Glovo que acumula una gran cantidad de denuncias en los juzgados, además de varias sentencias que no han sido a su favor, y en las que se ha acusado a la empresa de trabajar con falsos autónomos.

Asimismo, recientemente, en una inspección de trabajo, Glovo ha sido multada con 78,9 millones por repartir con falsos autónomos en Barcelona y en Valencia. Por lo que parece que Glovo sale de una y rápidamente se está metiendo en otra polémica.

Sin embargo, aunque cualquiera podría llegar a pensar que el camino que está siguiendo Glovo no se trata del más adecuado, parece ser que, a otra compañía del sector, como es Uber Eats, no le parece nada mal.

El motivo es que Uber ha optado por seguir la misma línea de Glovo y cambiar su estrategia, ya que recientemente ha empezado a trabajar con un modelo hibrido, que incluye tanto a trabajadores contratados como a autónomos.

En resumen, los sindicatos están empezando a usar todas las posibilidades que les ofrece la ’Ley Rider’ para intentar que las empresas del sector delivery se decidan a acatar esta nueva norma de una forma más rigurosa. Debido a que en los últimos meses ya ha habido varios desplantes a esta norma, y ya no solo por parte de Glovo, que no respeta la normativa desde su inicio, sino también por parte de Uber Eats.

JUST EAT, LA UNICA QUE CUMPLE

Frente a esta situación, Just Eat se ha convertido en la única compañía del delivery en España que no trabaja con autónomos. En concreto, Just Eat es, en la actualidad, la empresa que sigue operando en exclusiva con trabajadores asalariados. Así, cuenta con 2.000 empleados propios en plantilla, más otros trabajadores subcontratados.

Todo ello mientras Glovo mantiene a gran parte de su plantilla como repartidores autónomos y Uber Eats ha optado por volver a retomar la modalidad de trabajar con autónomos, a través de un estilo que combina trabajadores contratados y freelance.

Por tanto, a pesar de haber entrado en vigor la ‘Ley Rider’, el sector del delivery, prácticamente, sigue en la misma situación. Debido a que la imagen del sector, en la actualidad, no es muy diferente a la situación que existía antes de que entrara en vigencia la ‘Ley Rider’.


- Publicidad -