viernes, 9 diciembre 2022 1:27

Susto en Wallbox tras perder la valoración de unicornio un año después del debut

El mercado asesta un susto a Wallbox. Las acciones de la compañía catalana en Wall Street han registrado nuevos mínimos históricos en una sesión de pérdidas generalizadas y alta volatilidad en el mercado. Las caídas han llegado a superar el 5% en el inicio de la jornada de este jueves, pero la firma líder de los cargadores para el vehículo eléctrico se ha recuperado posteriormente. De hecho, se ha adentrado en terreno positivo tras dar a conocer su nuevo cargador y seguir la estela en el mercado norteamericano. Las alzas superan el 3%.

La entidad dirigida por Enric Asunción había alcanzado en la apertura de Wall Street una valoración de apenas 935 millones de dólares, un nivel con el que habría perdido la valoración de unicornio -los 1.000 millones-. La inflación desbocada y la recesión técnica en Estados Unidos han provocado un nuevo tsunami en la renta variable a uno y otro lado del Atlántico, pero especialmente se está cebando en las empresas tecnológicas centradas en el consumo. Las caídas del precio de las acciones Wallbox se han prolongado durante gran parte del año, con las grandes excepciones de junio y agosto, cuando se revalorizó un 12% tras dar a conocer sus cuentas trimestrales.

Hace un mes, Wallbox se alió con Stockperks para recompensar a los inversores minoristas. La compañía se adentra por primera vez en la retribución al accionista minorista, sin considerarlo un dividendo como tal.

WALLBOX, EN TONO MIXTO RESPECTO A SUS COMPARABLES

Wallbox ha registrado una caída desde enero del 63% y se sitúa un 20% por debajo de su valoración en el debut bursátil un año. La empresa fundada por Asunción y entre cuyos accionistas más relevantes se encuentra Iberdrola, entre otros, registra un comportamiento mixto que respecto a otras compañías del sector en este momento. Charge Point se deja un 33% en el año, con una valoración de 4.500 millones. En una línea similar se sitúa EVgo, con una caída superior al 30% desde el comienzo del año, hasta superar los 1.900 millones; Volta Charging, por su parte, se desploma más de un 83%, hasta apenas sumar 173 millones de capitalización.

Enric Asunción, CEO y fundador de Wallbox
Enric Asunción, CEO y fundador de Wallbox

Por el momento, la compañía de Asunción no ha variado sus planes ni previsiones respecto a la presentación de resultados de agosto. Y es que, la marcha del negocio va viento en popa con incrementos exponenciales de ventas. De esta forma, ha mantenido intactas las previsiones de ingresos de entre 44 y 49 millones en este tercer trimestre, es decir, un incremento de entre el 140% y el 170% respecto al mismo trimestre del año anterior, mientras que el margen bruto alcanzaría cerca del 40%, prácticamente en línea con el cierre del segundo trimestre. De cara al cierre del año espera unos ingresos de entre 175 y 195 millones, una tasa de crecimiento de entre el 145% y del 170%.

WALLBOX MANTIENE INTACTAS SUS PREVISIONES

Wallbox espera que los ingresos de todo el año 2022 se sitúen en un rango de 175 y 195 millones de euros, es decir, un fuerte aumento de entre el 145% y el 170% respecto al cierre del pasado ejercicio. La compañía está en un periodo silencioso en este momento, a pocas fechas de dar a conocer los resultados correspondientes al tercer trimestre.

No obstante, el último dato de inflación podría incidir en las cuentas debido a los riesgos derivados de la inflación y el entorno macroeconómico, con una menor compra de vehículos y por tanto de instalaciones de sus dispositivos. Y es que, en sus informes ha advertido de los mismos, junto con el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania. Sin embargo, Wallbox es de las pocas compañías que se ha protegido de la falta de materiales, como los microchips, en el mercado al alcanzar acuerdos con terceros y adquirir empresas relacionadas con estos componentes. De esta forma, ha podido mantener intacta su producción, mientras que otras compañías del sector han tenido que parar las máquinas.

UN NUEVO CARGADOR PARA EMPRESAS Y POLÍGONOS

En los últimos meses, Wallbox ha redoblado esfuerzos para poder suministrar cargadores eléctricos a hogares, empresas y espacios públicos. La última de sus actividades se ha centrado en extender su cartera de productos y servicios para cubrir las necesidades de los conductores del vehículo eléctrico. Por ello, ha creado Commander 2s, un nuevo cargador semipúblico que elimina la pantalla táctil. De esta forma, reduce los costes para los clientes.

En este sentido, el nuevo cargador está destinado a los administradores de flotas, complejos industriales y trabajo. Pese a carecer de pantalla táctil, el cargador puede controlarse de forma remota y está permanente conectado con myWallbox.

LA INNOVACIÓN, EN EL ADN DE WALLBOX

Además, el nuevo cargador también cuenta con tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), que permite a los usuarios identificarse fácilmente y realizar la carga. Se trata de un sistema ágil, práctico y seguro, que garantiza un uso autorizado del cargador al exigir a los usuarios la verificación a través de una tarjeta RFID registrada para poner en marcha o apagar el cargador, lo que proporciona una experiencia de carga cómoda y fluida.

Wallbox siempre ha basado su línea de negocio en la búsqueda constante de la innovación tecnológica

«Wallbox siempre ha basado su línea de negocio en la búsqueda constante de la innovación tecnológica», ha indicado Eduard Castañeda, cofundador y Chief Product Officer. El nuevo cargador se ha desarrollado siguiendo las peticiones de clientes, con el fin de mejorar el servicio y adaptarse a la nueva demanda. «Es una solución de carga de vehículos eléctricos eficiente y de alta calidad para empresas, espacios de trabajo y apartamentos, lo que permite una mayor accesibilidad y una configuración más rápida para los usuarios», ha sostenido.


- Publicidad -