sábado, 3 diciembre 2022 3:11

La estrategia de Renfe para mantener su dominio en el sur

El nuevo panorama en los trenes al sur del en 2023 viene no solo con competencia para Renfe, sino que la estatal tendrá que afrontar una crisis económica y energética que ya les hizo pedir a Adif una reducción de plazas para el próximo año. Quizás por eso es que la estatal ha decidido poner a la venta desde ya todos los pasajes del 2023.

No es la única que lo ha hecho. La low cost francesa Ouigo y la empresa Ítalo-española Iryo respondieron con la misma medida, aunque dejan con una ventaja importante a la estatal: Tres meses más sin competencia en los viajes al sur del país. La llegada en abril de Iryo, y las complicaciones para expandirse de los franceses, le dejan aún un importante periodo de hegemonía en una ruta clave.

La puesta en venta de los pasajes también le permite a Renfe empezar a capturar a los viajeros que están planeando viajes al sur desde temprano. Iryo, por ahora, solo ha presentado los pasajes a Málaga y Sevilla para los meses de abril y mayo, una medida que puede permitir a la estatal Renfe atrapar a los usuarios precavidos.

UNA VENTAJA EN LAS RUTAS ANDALUZAS

El poner los pasajes a la venta con tanta antelación le da a Renfe la posibilidad de reestructurar sus servicios y las ofertas de precios. Dos nuevas tarifas, Premium y ‘Elige’, esperan hacer que los usuarios se sientan más atraídos por esta opción. Es una opción llamativa que les permite responder al formato de precios de Iryo, que era una de sus grandes novedades para competir con la estatal.

Además, la antelación permitirá a los compradores pagar por el ‘Puente AVE’ un nuevo complemento que les permitirá cambiar el viaje a 30 minutos antes o después. Es una nueva opción que les diferenciaría de sus competidores una vez que estos lleguen a los espacios donde la estatal mantiene el monopolio. Es probablemente el motivo por el que han recuperado las rutas que van al sur sin parar en la capital, como la que une Valencia y Sevilla.

Pero la principal ventaja de poner a la venta todo el 2023 es captar la atención de los viajeros que estén planeando con antelación sus viajes el próximo año. El tener al Renfe ofreciendo ya sus pasajes hacia el sur para el verano, cuando ni Iryo ni Ouigo han abierto su oferta más allá de junio, puede ser clave para asegurarse una mayor cantidad de viajeros en las fechas de mayor demanda.

Sin embargo, la jugada de la estatal no podrá funcionar igual en toda España, pues no ha sido la única en poner a la venta sus pasajes con meses de antelación. Los franceses han anunciado también la venta de más de dos millones y medio de pasajes, aunque solo hasta principios de junio.

EMPIEZA LA COMPETENCIA

A pesar de ser una empresa pública, Renfe se ha mostrado dispuesta a competir directamente con Ouigo e Iryo para seguir siendo la preferencia del usuario. Pero esos primeros meses del 2023, donde estarán en venta pasajes de las tres opciones ferroviarias en varias de las rutas, pueden ser decisivos, dado que los usuarios podrán comparar. 

Ya hay servicios a los que no llegan primero. El anuncio de Ouigo de poner en venta los primeros seis meses del año llega antes que la estatal haya hecho lo mismo con su AVLO. Por ahora, Renfe solo abrió la venta de su servicio estándar, el AVE de toda la vida, dejando vía libre para los viajeros que se decanten en semana santa o carnavales por la opción low cost de la competencia.

Sin embargo, aunque pueden complicarle las ventas en los destinos más utilizados, lo cierto es que la expansión su competidor de bajo costo aún tardará en llegar a buena parte de las rutas. Los sistemas de señalización antiguos y el ancho ibérico son dificultades nuevas para la empresa extranjera, que debe ver como Iryo anuncia sus expansiones mucho más rápido a pesar de haber empezado a rodar mucho más temprano. 

IRYO SE PERFILA PARA COMPETIR, PERO AÚN NO ABRE SU VERANO

La empresa fundada en Valencia, actualmente bajo el control de inversión italiana, se ha perfilado como el principal rival del AVE, pero, de momento, no ha pedido responder a esta apertura. Por ahora Iryo solo tiene disponibles sus viajes, sin importar el destino, hasta el mes de mayo y, aunque en el camino abrirán rutas donde hasta ahora Renfe era la única opción, aún no informan de la frecuencia que tendrán en los meses veraniegos. 

Además, en los meses y rutas que coinciden las nuevas opciones de la estatal son más baratas. Es la forma que ha conseguido Renfe de defender la hegemonía de su servicio insignia. Lo cierto es que no es mala estrategia, en especial si se intenta captar a viajeros que se organizan para salir de vacaciones con tiempo. 

Lo cierto es que estamos viendo las primeras maniobras reales de una competencia nueva en el sector. La nueva estrategia de Renfe le permite seguir presentándose como la única opción al sur por buena parte del año. 


- Publicidad -