sábado, 3 diciembre 2022 20:42

La empresa mediana intensifica la batalla entre Caixabank y Banco Santander

Caixabank y Banco Santander tienen una guerra particular en el campo de la financiación de las empresas. Ambas entidades se disputan el liderato en este segmento y, al respecto, uno de los focos más determinantes en esta batalla será el de las compañías medianas, cuya financiación a nivel general ha caído. Ambas entidades se medirán para captar nuevas empresas medianas y conseguir colocarles productos de financiación. En este punto, el precio del dinero se lo va a poner complicado a la banca y a quienes busquen financiación.

CRECIMIENTO DE COMPAÑÍAS

En el segundo trimestre, había en el conjunto de España 1,33 millones de pymes. De ellas, 1,3 millones eran empresas pequeñas y las restantes 26.595 firmas eran medianas, según señala la Confederación España de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) en un informe. “Estas cifras implican prácticamente haber recuperado el parque empresarial que había al final de 2019. No obstante, aún está lejos en el horizonte la posibilidad de recuperar los 1,5 millones de pymes que había en 2007”, apunta esta organización patronal en el “Indicador Cepyme sobre la situación de la Pyme”.

El ritmo de expansión del número de empresas medianas es el mayor en al menos 15 añoS

España cerró junio con casi 27.000 empresas medianas. En términos interanuales, el número de pymes se expandió un 2,6%. La cantidad de pequeñas empresas tuvo un incremento ligeramente más suave, de 2,5%, mientras que la de compañías medianas lo hizo de forma más marcada, al llegar a un 7,1%. El ritmo de expansión del número de empresas medianas es el mayor en al menos 15 años.

MÁS RENTABLES, A PRIORI

Es un tipo de empresas, que sobre el papel, resulta más rentable que las pymes porque su financiación suele ser más alta, piden crédito de mayor importe. Esto ayuda en época de tipos bajos y ahora que están más altos y que van a estarlo más, el Banco Central Europeo, hace que esta financiación sea muy jugosa. Ocurre que la financiación a este tipo de empresas cayó en el primer semestre un 6%. Recibieron 10.306 millones de euros, según Cepyme.

el volumen de crédito de las pymes (10.306 millones) es similar al captado en los segundos trimestres de 2017, 2018 y 2019

Para las compañías medianas, el volumen de crédito recibido (10.306 millones) “es, pese a su retroceso interanual, similar al captado en los segundos trimestres de 2017, 2018 y 2019”, señala Cepyme, desde donde apunta que está es “una situación que puede ser más negativa de lo esperado, dado que su apetito por el crédito puede responder a las tensiones de tesorería causadas por la inflación y a una estrategia de contingencia tendente a adelantarse al encarecimiento del crédito, pero también a acumular liquidez ante un futuro cada vez más incierto”.

TRES CUESTIONES PARA CAIXABANK Y LOS DEMÁS

A la hora de conseguir más clientes medianas empresas y darles financiación, Caixabank, Banco Santander y el resto del sector financiero se van a encontrar con, al menos, tres cuestiones que pueden afectar a la demanda. La primera es el incremento de los tipos, es decir el precio del dinero; la segunda, el propio criterio de las entidades en la concesión –hay que tener en cuenta el coste en capital, el coste de la regulación y provisiones- y la tercera la competencia de las fórmulas alternativas a la financiación que da la banca.

CAIXABANK AL CIERRE DE JUNIO

Caixabank cerró junio con 154.500 millones de euros de financiación a empresas, un 54% más que en junio de 2021 y un 9% más sobre el primer trimestre de este año. Por su parte, Banco Santander,  señala que el 50% de su cartera crediticia en España destinada a empresas, pero no concreta la cifra y se limita a señala que en el trimestre tuvo “un buen comportamiento en productos como factoring (+23), confirming (9%), descuento comercial (6%). En la financiación a largo plazo consolidaron la tendencia positiva, con un aumento del 9%.

EL TRABAJO DE BANCO SANTANDER Y CAIXABANK

Está por ver cómo trabajarán la política comercial Caixabank y Banco Santander, ya que los precios de la financiación puede retraer la demanda. Banco Santander se otorga el papel del líder en el segmento de empresas en España y en esta confrontación con Caixabank -y el resto del sector- obviamente el precio de la financiación jugará un papel clave.

Al hilo, la patronal Cepyme hace referencia a esta cuestión en el «Indicador Cepyme sobre la situación de pymes correspondiente al segundo trimestre. “El tipo de interés medio para cada tamaño de empresa resultó un poco más alto para las pequeñas (1,8%) y algo menor para las medianas (1,4%)”, si bien “en julio, las pequeñas empresas afrontaron intereses del 1,99% por sus nuevos créditos y las medianas de 1,70%, cuando las segundas pagaron 1,29% a finales de 2021”.

El tipo de interés medio para cada tamaño de empresa resultó un poco más alto para las pequeñas

«La subida del euríbor tiene una consecuencia paradójica: pese a las crecientes dificultades del entorno económico, la prima de riesgo que pagan las pymes para financiarse (entendida como el diferencial entre el tipo de interés y el euríbor a 12 meses) haya mostrado una caída pronunciada», dice Cepyme. «Esto puede explicarse por la mayor competencia entre las entidades bancarias en los últimos meses, si bien el aumento de la incertidumbre hará que esta situación se quiebre. La banca priorizará la calidad de los préstamos frente al volumen de negocio.

En efecto, la prima de riesgo de 124 puntos del segundo trimestre de 2022 para el conjunto de las pymes (que significa que el tipo de interés de los créditos es 1,24 puntos porcentuales mayor que el euríbor), resulta baja en términos históricos. Si tenemos en cuenta que la rima de riesgo media de los últimos 15 años fue de 266 puntos base y que el euríbor promedio de agosto fue de 1,25%, el tipo de interés de los préstamos a las pymes debería incrementarse hasta 3,91% para ser coherente con la experiencia histórica.

OTROS DATOS DE BANCOS

BBVA apunta que el crédito creció hasta junio un 3% en relación con diciembre del año pasado.  “La inversión crediticia (crédito a la clientela no dudoso en gestión) se situó por encima del cierre de 2021 (+3,0%) debido en gran medida al crecimiento de los segmentos empresariales, especialmente de los créditos a medianas empresas (+7,6%) y a corporaciones (+4,2%), a las instituciones pertenecientes al sector público (+9,8%) y a los mayores saldos en consumo (+4,1% incluyendo tarjetas)”, indicaron en el informe financiero correspondiente al segundo trimestre.

Al cierre de junio, “la inversión crediticia se situó por encima del trimestre anterior (+2,5%), favorecida por el crecimiento registrado por las instituciones del sector público (+11,9%), los segmentos empresariales (+3,4%) y por los créditos al consumo (+3,4%, incluyendo tarjetas)”, remarcaron. Mientras, en Banco Sabadell el crédito creció un 1,7% -hasta 43.700 millones, sin contar TSB- en relación al primer trimestre y un 0,7% respecto a junio del año pasado. Por su parte, la cartera crediticia performing de Unicaja“está altamente diversificada”. Así, “el 58,1% corresponde a financiación hipotecaria minorista, el 24,4% a empresas, el 11,0% a administraciones públicas y el 6,5% a consumo y resto de fines”. “En lo que respecta a la cartera de empresas, el 15% del riesgo vivo tiene garantía del Instituto de Crédito Oficial (ICO). El 94% de los créditos ICO han finalizado los períodos de carencia sin que se hayan identificado signos de deterioro”, dijeron a MERCA2 fuentes del banco. Las formalizaciones acumuladas cayeron casi un 29,5%.


- Publicidad -