sábado, 26 noviembre 2022 23:41

El fin de la era Meliá y NH

El sector inmobiliario es uno de los que más ha acusado la crisis del coronavirus. Más concretamente los inversores y las grandes cadenas hoteleras que, ante la falta de turismo, vieron acuciada su deuda. Después de dos años de paulatina recuperación ni NH ni Meliá han conseguido llegar a datos precovid.

Así, ambas compañías han establecido una nueva hoja de ruta corporativa que pretende reorganizar carteras, deshacerse de algunos activos, recuperar liquidez y, sobre todo, saldar su deuda. Cabe destacar que tanto NH como Meliá se encuentran en mínimos históricos respecto a sus inversiones y propiedades.

La entidad madrileña cuenta 71 hoteles de marca propia del total de 249. Es decir, tan solo el 20% de sus activos, el porcentaje más bajo de toda su historia. Por su parte, a la multinacional balear tan solo le queda 37 bienes inmuebles de hoteles en propiedad de los 43 con los que cotaba a cierre del año 2019. En solo 3 años Meliá ha dejado de contar con el 14% de los activos su cartera.

La mala situación de NH y Meliá hacen presagiar el fin de una era hotelera no solo a nivel nacional sino también mundial. Túnez, Qatar, Marruecos, Tanzania, Brasil, Argentina, Tailandia, China o Estados Unidos son algunos de los países con la presencia hotelera de las dos entidades españolas. Aunque en ninguno de ellos son propietarios de ningún inmueble y se trata de activos arrendados.

ACTIVOS HOTELEROS

El rumbo de las estrategias tomadas por ambas compañías sugiere un gran esfuerzo por conseguir contratos de alquiler, de gestión o de franquicia. El objetivo principal es el de reducir la deuda, una deuda demasiado acuciada incluso antes del inicio de la crisis sanitaria de la COVID-19, a través, sobre todo, de la venta de activos.

Meliá ha hecho oficial su deuda actual, que se sitúa en 1.330 millones de euros, es decir un 124% más con respecto a los más de 592 millones de deuda del año 2019. La situación es tal que la compañía tiene como objetivo cerrar el último ejercicio del año con 250 millones de euros de deuda menos. Tarea que de momento parece algo inasumible, teniendo en cuenta que durante el año pasado tan solo pudieron reducir la deuda en 200 millones.

De otro lado, la cadena NH se encuentra en una situación un poco más cómoda, aunque sin confianza. A finales del 2019 contaba con una deuda de 179 millones de euros que, obviamente, aumento durante la pandemia hasta situarse en los 463 millones. Sin embargo, la reactivación del turismo nacional e internacional ha provocado una importante reducción. A julio de 2022 la deuda de NH son 205 millones de euros.

La caída de NH es un proceso que comenzó en 2021, cuando la entidad madrileña vendió el año pasado dos de sus grandes hoteles buque insignia: Gran Hotel Colon, en Barcelona, por 125 millones de euros. Se trata de la venta más cara dela historia de la compañía, solo por detrás de la venta del Hotel Barbizon, en Ámsterdam, por 155 millones, en 2017. Aunque por el momento la compañía hostelera no tiene prevista a corto plazo ninguna inversión más de este estilo.

A falta de cifras oficiales se estima que el valor de los inmuebles en propiedad de ambas cadenas hoteleras puede oscilas los 5.000 millones de euros.

NH Y MELIA: CRISIS INTERNA

Des luego ni NH ni Meliá están pasando por su mejor momento y temen su desbanco del trono del sector hotelero. Aunque las dos entidades confían en que mejore la situación económica y, sobre todo, en el margen de dividendos ante una futura recesión, las pequeñas cadenas ya han comenzado a empujar. De hecho, el mal momento de ambas entidades contrasta drásticamente con los últimos datos aportados por la consultora hotelera Catella Hotel Snapshot.

De estos, se extrae que las inversiones hoteleras han crecido en España un 22% durante el último semestre de 2022, frente al descenso de más del 10% en Europa. Es más, las inversiones en el sector suman 2.050 millones de euros, cifra no alcanzada desde el año 2017. Unas cifras que NH y Meliá se resignan a verlas desde lejos.

Las inversiones hoteleras han crecido un 22%

Hace tan solo unos días las revista Hotels publicaba el ranking top 100 de las mejores cadenas hoteleras del mundo. En el puesto 19, y como primera compañía española, está Meliá por encima de otras grandes cadenas como Barceló, Riu, Iberostar y Eurostar. Tres puestos por debajo, en el 22 se encuentra Minor Hotels, el grupo hotelero tailandés principal inversor de NH.

Entre los movimientos más reciente: NH invierte en la rehabilitación de una antigua iglesia del s.XIX en la ciudad italiana de Milán. Se trata del duodécimo hotel de la compañía en la capital de la moda. Por su parte Meliá continúa puliendo los últimos puntos de la venta de una de sus carteras (varios inmuebles) por cerca de 200 millones de euros.


- Publicidad -