sábado, 3 diciembre 2022 6:49

Botellas reutilizables: trucos para mantenerlas limpias y que duren más

Las botellas reutilizables se han convertido en una excelente alternativa a las botellas de plástico que generan residuos, y que no se deben rellenar. Cada vez hay más modelos disponibles en el mercado, con diseños variopintos y diferentes materiales, como vidrio, metal o acero inoxidable. También podemos elegir entre distintos tipos de tapa: de rosca o con boquilla para beber.

Estos envases son mucho más sanos que las clásicas botellas de material plástico, sin embargo, podemos pecar de falta de higiene. Como solo las rellenamos de agua, tendemos asumir que no se ensucian y en cualquier caso, basta con un enjuagado sencillo antes de volverla a rellenar. Sin embargo, es un error, ya que acumulan mucha suciedad, independientemente del material, tanto la propia botella como el tapón, que tiene recovecos más inaccesibles.

CALDO DE CULTIVO DE GÉRMENES EN LAS BOTELLAS REUTILIZABLES

El laboratorio EmLab P&K realizó análisis de las botellas reutilizables de agua que estaban utilizando un grupo de atletas y encontraron que este tipo de recipientes pueden acumular hasta 314 000 unidades formadoras de colonias (UFC) por cada centímetro cuadrado de superficie. Se estudiaron distintos tipos de botella y se puedo comprobar que las que tienen tapa deslizable acumulaban más de 900.000 UFC.

¿Cómo es posible? Pues porque las botellas generan unas condiciones perfectas para que proliferen las bacterias, como por ejemplo, calor y humedad. Además, está en contacto con la boca, que también tiene sus propios microorganismos, que se van depositando a través de la saliva en el fondo de la botella y en la tapa. De ahí la importancia de lavar la botella cada día, además de hacer una desinfección más a fondo una vez por semana.

botella deportista Merca2.es

El agua del grifo, gracias a su contenido de calor, es una buena opción para la limpieza superficial, ya que el propio cloro erradica algunas bacterias, aunque no todas las que puede contener una de estas botellas reutilizables. Cuando el recipiente está a temperatura ambiente y el cloro se evapora, el interior se vuelve va a convertir en un rico espacio de cultivo para millones de gérmenes que se adhieren a las paredes, a la boquilla y al tapón. ¿Cómo se hace una higienización profunda para que vuelva a quedar impecable? Existen varios métodos caseros muy eficaces para una limpieza a fondo.

LIMPIAR CON VINAGRE

El vinagre es uno de los productos casero más utilizado para la desinfección y la limpieza del hogar. Para desinfectar botellas reutilizables, tenemos que mezclarlo con agua a partes iguales, llenando el recipiente. Dejamos que repose durante 20 minutos para que haga todo su efecto, y aclaramos.

LEJÍA PARA DESINFECTAR BOTELLAS REUTILIZABLES

La lejía es otro desinfectante infalible, pero hay que recordar que es muy tóxica, sí que hay que aclarar después muy minuciosamente. Basta con verter un par de gotas de lejía en la botella, llenarla de agua, cerrar el tapón y agitar para que se mezcle. Se puede dejar reposar durante media hora, y después solo habría que aclarar. Con la lejía eliminamos posibles restos de moho.

AGUA Y JABÓN

El jabón que usamos normalmente para lavar la vajilla también es eficaz para la desinfección profunda de las botellas reutilizables. Solo hay que colocar unas gotas dentro, mezclar con agua y agitar. Podemos ayudarnos con un cepillo especial para botellas y frotar por todo el interior. Después aclaramos con agua tibia y dejamos que se seque antes de rellenar.

botella 1 Merca2.es

AMONIACO

El amoniaco tiene un gran poder desinfectante y desengrasante, aunque hay que tener especial cuidado, igual que con la lejía, porque también es bastante tóxico. Vertemos unas gotas en la botella, rellenamos con agua y agitamos. Se puede dejar reposar un rato antes de aclarar muy bien y dejar secar por completo.

LAVAVAJILLAS

No todas las botellas son aptas para lavavajillas, pero si el material lo permite, se puede lavar en lavavajillas, con el resto de las cosas del día, en ciclo que se use normalmente. Este simple gesto conseguirá una desinfección completa. Podemos hacer esto a diario y tendremos una botella perfectamente limpia y sin acumulación de gérmenes.

Hay que tener especial precaución con las botellas de colores o de aluminio porque, a diferencia de las de vidrio, no permite ver la suciedad, y es más fácil descuidarse en este sentido. Las tapas también hay que lavarlas y desinfectarlas, si puede ser, utilizando un cepillo para frotar todas las muescas y ranuras. También se pueden dejar a remojo en un poco de agua con unas gotas de lejía.


- Publicidad -