martes, 7 febrero 2023 19:45

La deuda lastra el futuro de Grifols

Todo parece indicar que pasará un tiempo para que Grifols vuelva a ver la luz. Este viernes, tras una semana con noticias mixtas para la compañía, las acciones de la empresa terminaron con una caída de 7,86% en una sola sesión, a un precio de 10,02 euros, llegando incluso a cotizarse en un momento de la tarde a 9,85 euros. Con estos resultados, la compañía toca de nuevo sus niveles mínimos históricos.

Los más recientes reportes de las calificadoras de riesgo han tenido que ver en el comportamiento bursátil registrado este viernes. Un desapalancamiento más lento de lo esperado ha llevado a la agencia Standard & Poor’s (S&P) a rebajar la calificación del fabricante español de hemoderivados y situarlo en un nivel altamente especulativo, al bajarle la nota de BB- a B+. Mientras tanto, Moody’s y Fitch fueron más benévolas y prefirieron mantener sin cambios la calificación de la compañía.

«El margen operativo de Grifols no ha mejorado tan fuertemente como se anticipaba, por un acceso más limitado al plasma que antes de la pandemia y por unas tarifas de los donantes persistentemente elevadas», ha dicho S&P al explicar su decisión.

LA MEJORA: GRADUAL Y A LARGO PLAZO

En el comunicado, la calificadora ha resaltado que Grifols seguirá sintiendo la presión durante el próximo año, en entorno operativo «desafiante». Pero también ha apuntado que las calificaciones crediticias mejorarán poco a poco debido a los fundamentos de crecimiento a largo plazo del mercado de derivados de plasma y por las sinergias obtenidas a través de la integración de Biotest para el año 2024.

De acuerdo a S&P, Grifols aumentará sus ingresos y márgenes en los próximos 12 a 18 meses.

«Las evaluaciones de Moody’s y Fitch han resaltado sus expectativas a que el apalancamiento de Grifols mejore gradualmente durante los años 2023 y 2024»

Por su parte, las calificadoras de riesgo Moody’s y Fitch han valorado los fundamentales de la fabricante de hemoderivados, así como las medidas que está adoptando para mejorar sus resultados, junto a una esperada recuperación de las donaciones de plasma y un mejor flujo de efectivo.

Las evaluaciones de Moody’s y Fitch han resaltado sus expectativas a que el apalancamiento de Grifols mejore gradualmente durante los años 2023 y 2024.

LA MEJORA DEL SUMINISTRO

Esta semana, un tribunal de Estados Unidos levantó el veto que existía a las donaciones de plasma por parte de los turistas, una acción que beneficiará el nivel del suministro de este componente para compañías como Grifols.

«La farmacéutica ha agregado que está centrada en la generación de caja operativa, la disciplina en la asignación de capital y el desapalancamiento».

Para Grifols y otras empresas dedicadas al plasma, la prohibición se traducía en una importante subida de sus costes de producción. Analistas estiman que la decisión del tribunal permitirá a Grifols recuperar en un 6% el volumen total de plasma en este año 2022.

LO QUE DICE GRIFOLS

«Grifols mantiene sus compromisos de reducir su nivel de apalancamiento, apoyándose en la disciplina de asignación de capital y de seguir reforzando su balance manteniendo una fuerte liquidez», ha señalado la empresa en un comunicado publicado este viernes.

La farmacéutica ha agregado que está centrada en la generación de caja operativa, la disciplina en la asignación de capital y el desapalancamiento.

«Grifols acumula el peor de los resultados de las farmacéuticas que cotizan en el IBEX 35»

Al presentar sus resultados financieros correspondientes al 30 de junio de 2022, Grifols reportaba que su deuda financiera neta se situaba en 8.994,1 millones de euros para esa fecha, mientras que la ratio de apalancamiento se ubicaba en 9,0x.

En estos momentos, las subidas de los tipos de interés decididas por la Reserva Federal de Estados Unidos y también por el Banco Central Europeo implican un peso adicional para la empresa, al aumentar el coste de una futura refinanciación de su deuda. Y las autoridades ya han avisado que seguirán aumentando las tasas de interés en los próximos meses, como un mecanismo para atajar la alta inflación que se registra a nivel global.

MÁS RAZONES PARA LA DESCONFIANZA

Grifols acumula hasta los momentos el peor de los resultados de las farmacéuticas que cotizan en el IBEX 35. La compañía acumula una bajada de 54,37% en su cotización en los últimos doce meses. El precio de la acción pasó de 21,97 euros el 24 de septiembre de 2021 a casi la mitad, hasta los 10,02 euros con los que cerró este viernes en la Bolsa de Madrid.

La desconfianza que ya pesa sobre la compañía española por sus niveles de endeudamiento se ha incrementado desde agosto pasado, luego de ser demandada por la estadounidense Cerus Corporation por el cierre del negocio de bolsas de sangre, en el marco de la reestructuración llevada adelante por Grifols. Tras ello, los resultados en el mercado bursátil han registrado un empeoramiento.


- Publicidad -