domingo, 2 octubre 2022 15:01

El antiguo sistema ferroviario obstaculiza la expansión de Ouigo

Este año ha servido para que finalmente aparezcan competidores fuertes para el monopolio de Renfe en el sistema. Sin embargo la antigüedad del sistema español de alta velocidad, de los más viejos de Europa, está generando lentitud para la instalación de parte de los competidores. Es el caso de Ouigo, que se ha tropezado con está pared en sus planes de ampliarse en las rutas que van desde Madrid a Andalucía. Toda una ruta clave para los nuevos proyectos ferroviarios de España.

La línea que conecta Madrid con Andalucía es una de las rutas de alta velocidad más antiguas del continente. Según explican desde la propia empresa esto significa que el sistema de señalización es completamente distinto, y los trenes europeos no están adaptados para ello. 

INVERTIR EN UN SISTEMA ANTIGUO

«La línea de alta velocidad que une Madrid con Sevilla es la primera que se construyó en España. En ese momento se utilizaba un sistema de seguridad conocido como LZB y es el que sigue vigente para la línea», explican desde la empresa francesa. El LZB es un sistema diseñado en Alemania durante los años 60 que envía los datos a un puesto de mando central y en todo momento envía señales a los maquinistas. 

Si bien los sistemas de señalización ferroviaria de toda Europa están transformándose al Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS por sus siglas en inglés), en España hay zonas con retraso. Es un cambio que pertimitiría a cualquier tren de la Unión Europea pueda recorrer las vías de todos sus países. 

A pesar de ello desde Ouigo se muestran dispuestos a adaptar sus trenes mientras que la red se transforma. «Para no retrasar nuestra llegada a Andalucía, estamos invirtiendo en adaptar nuestros trenes al LZB, un sistema que ya tiene planificado su retiro. Este proceso de adaptación al LZB conlleva diversas homologaciones y pruebas de seguridad, además de formación para los maquinistas, etcétera. Una vez esté este corredor abierto, el último de los tres que OUIGO puede operar, la compañía contará con una flota de 14 trenes Alstom Euroduplex», aseguran desde la empresa. Es una carrera donde deben acelerar pues el sur es una de las claves de su éxito en España.

131 MILLONES DE INVERSIÓN EN LA TRANSFORMACIÓ

La transformación del sistema español para cumplir con el estándar europeo ya está en marcha. En el caso puntual de las vías al sur se espera que su modernización esté completa para el 2025. Para ello se han destinado unos 131 millones de euros.

«Para no retrasar nuestra llegada a Andalucía, estamos invirtiendo en adaptar nuestros trenes al LZB, un sistema que ya tiene planificado su retiro»

Es un proyecto que espera permitir que toda la red ferroviaria española se conecte con facilidad a la europea. Esto permitiría que Ouigo llegase más fácil a competir con Renfe en esta vía. Además podría permitir que nuevas compañías ferroviarias españolas puedan entrar a los mercados del resto del continente. Son inversiones necesarias para la apertura ordenad por Europa.

Como previsión la propia Renfe ya había empezado a adaptarse a lo que será el nuevo estándar de señalización en el país, cancelando la instalación de sistemas LZB en varios de sus trenes nuevos. Señalando que dan por sentado que en España la norma europea llegaría más temprano que tarde.

VENTAJA DE LOCAL

Lo cierto es que pareciera que la empresa ítalo-española Iryo haya estado más preparada para entrar a estas vías a pesar de las diferencias con el resto de la unión. La empresa ya anuncia que sumará a los destinos del sur durante el primer trimestre del próximo año. Esto permitiría finalmente a los usuarios opciones en una ruta donde la estatal era la única opción.

Una vez que aparezca la primera opción lo esperado es que la competencia empiece a hacer lo posible para acelerar en sus proyectos. De momento es verdad que Ouigo es la siguiente en la fila, con sus planes de sumarse a la carrera al sur antes de terminar el 2023, lo que además apuntaría a la necesidad de opciones Low Cost en estas rutas. 

De todos modos toca darle un tiempo a las nuevas ofertas para asentarse en el país, además del tiempo necesario para que los usuarios empiecen a utilizar otras opciones. 

UN SISTEMA MÁS ANTIGUO

Lo cierto es que las dificultades para adaptarse a Europa es un problema frecuente del sistema ferroviario español. Ha corrido mucha tinta sobre el llamado «ancho iberico», la medida distinta del ancho de los rieles en el país derivada de los informes técnicos realizados durante el siglo XIX, cuando se diseñaron los primeros trenes en el país. 

Pero lo cierto es que la antigüedad del sistema ha generado otro tipo de problemas. Si bien hay quienes han defendido las diferencias en el sistema local, asegurando que permite más velocidad en el transporte interno. En cualquier caso, la mayoría de las vías de construcción reciente, tienen ya el sistema moderno. 


- Publicidad -