martes, 29 noviembre 2022 2:13

Bolt y Cabify pasan a la ofensiva en su batalla contra el Gobierno

Las críticas a las VTC, como Cabify, Uber o Bolt no han disminuido irrupción en el mercado de transporte. Desde los taxistas, que señalan que su falta de licencias de los conductores hasta los usuarios que los han criticado por los problemas de privacidad derivados de algunas filtraciones recientes.

Pero finalmente Cabify y Bolt han decidido empezar a responder públicamente. Las empresas, que ya hace tiempo sienten que son señaladas constantemente han buscado formas de responder, señalando lo que consideran como medidas absurdas o bien posiciones hipócritas. Son mensajes para intentar poner a la opinión pública de su parte, ahora que al final de septiembre las VTC tendrán que enfrentar las nuevas regulaciones de las comunidades autónomas.

Es una estrategia importante dado que las nuevas regulaciones pueden ser tan diferentes como las de Madrid y Barcelona, con la primera intentando, a su modo, simplemente igualar la competencia con los taxis, y la segunda, intentando seguir modelos como el Chile donde son modelos de negocios ilegales. 

LOS 5.437 VIAJES DE CABIFY DEL MINISTERIO

Quizás el ataque más llamativo ha sido el lanzado por Cabify. La empresa ha colocado varios carteles y anuncios en prensa señalando los 5437 viajes que se han hecho desde y hasta el ministerio de transporte, señalando que a pesar de las críticas recibidas desde el mismo los políticos y funcionarios del ministerio siguen recurriendo a la aplicación. 

Más allá de la discusión sobre si la campaña representa o no una violación de la privacidad de los usuarios, y lo complicado que es asegurar que quienes viajan a una zona tan céntrica como la del ministerio trabajan en efecto en el, es un potente ejemplo del pulso que mantienen las VTC por ganarse la opinión publica.

No es el único anuncio de este estilo que han hecho en los últimos días. En el barrio de Gava en Barcelona, de donde proviene la ministra de transportes, han puesto carteles donde se lee en Catalán «R. Sanchez, tu cabify te está esperando en Madrid». Son parte de una campaña titulada ‘Contradicciones’, con la que la compañía española espera equilibrar la balanza a su favor en la opinión pública.

han puesto carteles donde se lee en Catalán «R. Sanchez, tu cabify te está esperando en Madrid»

Los políticos de momento han reaccionado a la campaña, algunos señalando como una violación de privacidad, y otros apuntando a la inexactitud del dato, aceptada incluso por Cabify.  El diputado en la Asamblea de Madrid por Más Madrid, Hugo Martínez Abarca, por ejemplo ha expresado que no es demasiado lógico apuntar a los ministros por usar la app: «Es absurdo. En un ministerio hay altos cargos, pero un ministro no coge Cabify, se moverá en coche oficial. Lo llamativo es este chantaje, este afán de meter sospecha. Y hay razones para que una democracia se defienda de un determinado modelo de negocio», sentencia.

LOS PARACHOQUES DE BOLT

Pero Cabify no es la única empresa que ha tomado la iniciativa de señalar al Gobierno por regulaciones que consideran injustas, o directamente hacen más complicado el día a día de sus choferes y clientes. 

Bolt instala extensiones homologadas en los vehículos VTC de Cataluña
Bolt instala extensiones homologadas en los vehículos VTC de Cataluña

En el casó de Bolt la empresa ha incluido unos parachoques más largos en toda su flota para cumplir con la nueva regulación de Cataluña, que les exige a todos sus vehículos medir 4,90 metros de largo. Estos tienen un mensaje que le explica al usuario el porque requieren una pieza tan abiertamente absurda. La decisión es parte de una larga serie de regulaciones impuestas por la comunidad autónoma para frenar el uso de estás aplicaciones, señalando que es en beneficio de los taxis y el transporte público. 

Para Bolt la decisión viene por la necesidad de mantenerse en la ciudad. Según sus datos menos del 1% de sus vehículos en Barcelona cumplían con la medida, lo que señalan como un intento de expulsión de facto del mercado. 

UN 30 DE SEPTIEMBRE CLAVE

El final del «decreto Avalos» ha puesto las alarmas en las comunidades autónomas, en los taxis y en las VTC. Tanto los taxistas como las empresas de transporte activaron sus propios lobbies, buscando regulaciones que les fueran beneficiosas en cada una de las divisiones del territorio español

Por ahora la percepción parece ser que hay un empate, con los taxistas consiguiendo una victoria con la regulación favorable en Cataluña y las VTC triunfando con la regulación propuesta por la Comunidad de Madrid, aunque está les de nuevas obligaciones. Sin embargo la pelea está lejos de terminar. 

Las VTC y los taxis están ahora apuntando a Andalucía como el próximo campo de batalla. La Junta presidida por Juanma Moreno parece estar pensando en una legislación que limite el área de trabajo de empresas como Uber, Cabify y Bolt cerca de aeropuertos y hospitales, señalando las como territorio únicamente para los Taxis y el transporte público. Los taxis además han apuntado grande llevando sus protestas incluso hasta Bruselas.


- Publicidad -