lunes, 26 septiembre 2022 20:31

Shein y Zara compiten por hacer más complicadas las devoluciones

El sector de la industria textil es uno de los menos sostenibles, principalmente, porque consumen y contaminan una gran cantidad de agua. Debido que la gran producción de sustancias químicas para teñir la ropa, en muchas ocasiones, causa que estos sustratos nocivos acaban en los ríos.

Así, es muy importante para el sector de la moda llevar a cabo una buena política de sostenibilidad, que también consiste en tratar de reducir el número de residuos. Sin embargo, firmas textiles, como Shein y Zara, están adquiriendo políticas cada vez más rígidas para evitar o disuadir a los clientes de las devoluciones.

Esta situación se traduce en que toneladas de residuos de ropa a las que no se les da un uso se van a quedar sin reciclar. Entre estos casos destaca la nueva medida de Shein que ha causado mucha polémica y que consiste en no recibir las prendas que sus clientes quieren devolver. Asimismo, tampoco hay que olvida que el grupo Inditex, ya instauró en Zara un coste extra de 1,99 euros en las devoluciones online para disuadir a los consumidores.

Además, también hay que tener en cuenta otras acciones como las de los ecommerce Zalando y Asos, que establecieron un mínimo de gasto de compra de para compensar el coste logístico y de transporte de las devoluciones.

SHEIN SE NIEGA A QUE LE DEVUELVAN PRENDAS

En los últimos tiempos, la industria textil se está centrando en una política que trata de evitar las devoluciones a toda costa. El motivo es deshacerse de los temidos costes extras del transporte de las devoluciones, lo que se va a traducir en un aumento de residuos por parte del sector de la moda.

Sin duda, en esta nueva política de evitar las devoluciones como sea, la compañía textil Shein se acaba de convertir en toda una experta en la evasión. Durante los últimos días, ha corrido por las redes sociales, una información que, en un principio, parecía fake, pero que, después, se ha confirmado que es real.

En concreto, se trata de un mensaje que han recibido varios usuarios de la firma Shein al intentar devolver sus prendas de ropa. De esta forma, devolver los artículos que no les gustan a los usuarios de Shein o que no son de su talla se ha convertido en una tarea imposible.

«¡Hoy es tu día de suerte! Nos gustaría darte una segunda oportunidad para disfrutar del artículo»

PUEDES QUEDARTE CON EL ARTÍCULO DE SHEIN

Los usuarios que indicaban que querían hacer la devolución de una prenda recibían el siguiente mensaje. «¡Hoy es tu día de suerte! Nos gustaría darte una segunda oportunidad para disfrutar del artículo. Puedes quedarte con el artículo, no te enviaremos una etiqueta de devolución, comenzamos inmediatamente a procesar tu rembolso».

Por tanto, la devolución no se podía hacer efectiva, pero los usuarios sí que han recibido el rembolso por una prenda que nunca han entregado de vuelta a la firma Shein. Llama la atención que en el mensaje se destaque que le dan una segunda oportunidad al usuario de disfrutar de la prenda, cuando en el caso de que la talla no sea la correcta, esto es completamente inviable. Además, cuando un usuario decide hacer una devolución se debe a que está muy seguro de que la prenda no le sirve.

ZARA, DISUADIR DE LAS DEVOLUCIONES

Una vez se devuelve la prenda que el cliente no quiere a la firma, este artículo probablemente será puesto de nuevo a la venta y, por tanto, tendrá un nuevo uso. Asimismo, en el caso de prendas que no se pueden reubicar son recicladas por parte de la industria textil y reutilizadas para la ceración de más ropa.

De esta forma, no se desperdicia nada y la rueda del reciclaje y la sostenibilidad sigue girando. Sin embargo, la insistencia de algunas marcas en poner cada vez más trabas a la devolución de las prendas, como es el caso de Shein y Zara, va a causar, de forma indirecta, que por un lado se reutilicen menos prendas a las que ya no se les da un uso. Además, si los consumidores se quedan las prendas que no les sirven, existe una gran posibilidad de que estás nunca sean recicladas de forma correcta.

ZARA, ASOS Y ZALANDO EN LA MISMA LÍNEA

Shein no es la única compañía del sector textil que pone trabas a sus clientes para hacer las devoluciones más complicadas, ya que Inditex implementó un impuesto extra de 1,99 euros por cada devolución online, en la firma Zara, como una medida que tiene el objetivo de disuadir a los consumidores de devolver, para evitarse los costes de transporte.

Sin duda, medidas similares también están siendo asumidas por Zalando que ha establecido un precio mínimo por pedido para que el envío sea gratuito. La intención es paliar el efecto negativo de las devoluciones, ya que elevan los costes de entrega y de almacenamiento.

Mientras que Asos, antes, al igual que Zalando, solo cobraba el envío en los pedidos inferiores a los 24,99 euros. No obstante, su política con respecto a esto ha cambiado y, ahora, si se gasta más de 42 euros es cuando el envío es gratuito, mientras que en los pedidos de menor cantidad de dinero se tiene que pagar un extra por el envío. Así, Asos trata de reducir el coste de la logística de las devoluciones imponiendo un gasto mínimo.

Por tanto, estas políticas de evitar las devoluciones de forma sistemática, que están adquiriendo algunas compañías del sector textil, puede llevar a una gran acumulación de residuos y millones de prendas sin reciclar y que no han recibido un segundo uso.


- Publicidad -