jueves, 6 octubre 2022 2:15

Glovo paga caro seguir trabajando con falsos autónomos

Desde que entrara en vigor la ‘Ley Rider’ en agosto de 2021, la mayoría de las empresas de sector delivery optaron por la opción de contratar a los riders que estaban como autónomos. Sin embargo, la compañía Glovo nunca acató la normativa porque siempre continuó trabajando con repartidores en régimen de autónomos y no llegó, ni siquiera, a contratar a los trabajadores por el régimen general de la Seguridad Social.

Así, la compañía de delivery Glovo creía que se iba a librar y que esquivaría la normativa a su beneplácito. No obstante, un año después de saltarse a la torera la ‘Ley Rider’ y de la entrada en vigor de esta norma, llegan las primeras consecuencias, aunque son anteriores a la entrada en vigor de la ley. Debido a que la inspección de trabajo ha impuesto a Glovo, una multa de casi 79 millones por trabajar con falsos autónomos.

Uno de los principales motivos que ha llevado a tomar esta decisión ha sido la forma tan descarada en la que la compañía Glovo ha ido dando largas para cumplir las normas laborales que impiden trabajar con falsos autónomos, incluso antes de la entrada en vigor de la ‘Ley Rider’. Debido a que la inacción por parte del Gobierno hacia las aptitudes de Glovo había comenzado a animar a otras empresas del sector, como Uber Eats, a no seguir al pie de la letra esta nueva ley.

Así, Uber Eats ya ha anunciado que cambia su estilo de trabajar con los riders porque ahora ya opera con un modelo híbrido, formado por repartidores autónomos y contratados.

GLOVO, MULTA DE 79 MILLONES DE EUROS

La aptitud de Glovo con respecto a no trabajar con autónomos lleva algún tiempo siendo descuidada y rozando el margen de la legalidad, lo que ya ha tenido, finalmente, consecuencias negativas para la compañía. Sin embargo, no es la primera vez que Glovo recibe malas noticias, ya que acumula varias denuncias y juicios pendientes en los juzgados.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha confirmado este miércoles que la Inspección de Trabajo ha impuesto una multa a Glovo de casi 79 millones de euros por trabajar con falsos autónomos.

se ha procedido a regularizar la situación de 10.600 trabajadores de esta empresa

Díaz, en declaraciones a la prensa a su llegada a la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, ha afirmado además que se ha procedido a regularizar la situación de 10.600 trabajadores de esta empresa.

La vicepresidenta ha acusado a Glovo de «vulnerar» los derechos laborales de sus trabajadores y de «obstruir» la labor de la Inspección de Trabajo, algo que ha calificado de «gravísimo» en un Estado social y democrático de Derecho, en el que las empresas «tienen que cumplir la ley».

ACTUACIÓN DE FALSOS AUTÓNOMOS

«Estamos ante una auténtica actuación de falsos autónomos y el peso de la ley va a caer sobre esta empresa, como ya ha caído con la Inspección», ha advertido la vicepresidenta.

La Inspección ha procedido a regularizar la situación de 8.331 trabajadores de Glovo en Barcelona y 2.283 trabajadores en Valencia a los que la empresa de reparto de comida se negó a poner en nómina.

Así, la ley reconoce la presunción de laboralidad de los trabajadores que prestan servicios retribuidos de reparto a través de empresas que gestionan esta labor mediante una plataforma digital, en línea con la sentencia que dictó el Tribunal Supremo en septiembre de 2020, en la que establecía que los repartidores son trabajadores por cuenta ajena y no autónomos.

INSPECCIÓN DE TRABAJO PREVIA A LA ‘LEY RAIDER’

Ante las acusaciones, Glovo ha tenido que precisar que esta inspección de trabajo por la que probablemente la compañía de delivery puede ser multada, se debe a un periodo en el que todavía no había entrado en vigor la ‘Ley Raider, ya que la denuncia se corresponde a fechas entre 2018 y 2021.

«La ‘Ley Rider’, que entró en vigor en 2021, no tiene nada que ver con el periodo sancionado»

Glovo ha precisado que la multa de Inspección de Trabajo de casi 79 millones de euros no está relacionada con la denominada ‘Ley Rider’, ya que el periodo inspeccionado se refiere de 2018 hasta el 11 de agosto de 2021.

«La ‘Ley Rider’, que entró en vigor en 2021, no tiene nada que ver con el periodo sancionado», han asegurado fuentes de Glovo.

Además, la compañía también ha indicado que el importe notificado incluye no solo las propuestas de cuotas a la Seguridad Social, sino también una propuesta de sanción por cada repartidor.

En concreto, la Inspección ha procedido a regularizar la situación de 8.331 trabajadores de Glovo en Barcelona y 2.283 trabajadores en Valencia a los que la empresa de reparto de comida se negó a poner en nómina.


- Publicidad -