jueves, 6 octubre 2022 3:07

Orange y MásMóvil reavivan el mercado de las fusiones

Las fusiones en el mundo de las telecomunicaciones han sufrido durante los últimos años una tremenda escasez. Desde la incorporación de Euskaltel y Virgin Telco a Grupo MásMóvil el pasado año, no ha vuelto a surgir ninguna compra o fusión hasta el momento. No obstante, Orange y MásMóvil consiguieron centrar todas las miradas a nivel global tras el anuncio el pasado mes de marzo de una de las fusiones más importantes del mundo de la telefonía, cuya operación alcanzó los 18.600 millones de euros para unir sus operaciones en España.

ORANGE Y MÁSMÓVIL: LA NECESIDAD DE FUSIONARSE

La gran competencia que existe en España entre las operadoras ha provocado que algunas de ellas lleguen a acuerdos para poder mantenerse en la pomada. Estas operaciones suponen un cambio sustancial en la comunicación interna de cada compañía, aunque también repercute en sus clientes. En el caso de Orange y MásMóvil, se trata de una de las operaciones más importantes a nivel corporativo, pero todavía no se hará oficial hasta la intervención de los reguladores europeos y la aplicación de algunas condiciones especiales de desinversión y cesión de activos, conocidos como ‘remedies’.

El valor de las fusiones y adquisiciones cayeron durante el primer semestre un 53% debido a la sequía de movimientos estratégicos de mercado en el sector de las telecomunicaciones

Los analistas del mercado ven necesaria la unión de la joint venture Orange-MásMóvil debido a la gran competitividad que existe en el mercado español. Marcas ‘low cost’ como Digi, Finetwork o Avatel han irrumpido en terreno móvil con mucha fuerza, lo que ha originado que las grandes telecos tomen cartas en el asunto y comiencen a plantear su futuro de cara a un periodo de tiempo convulso.

LA FUSIÓN, EN ESCASEZ HASTA AHORA

El valor de las fusiones y adquisiciones cayeron durante el primer semestre un 53% debido a la sequía de movimientos estratégicos de mercado en el sector de las telecomunicaciones. En cambio, se han producido otro tipo de convenios y operaciones que no han trascendido de forma oficial como sí lo ha hecho la fusión Orange-MásMóvil, según el comunicado de Bain & Company, lo que puede llegar a ocasionar que estas cifras varíen.

Los ingresos disminuyeron pasando de los 88.000 millones hasta los 41.000 millones de dólares (41.017 millones de euros), según el estudio de Bain & Company, una de las principales consultoras de comunicación a nivel global. Las regiones con mayor grueso de valor fueron Europa, Oriente Medio y África, representando el 60%.

ORANGE Y MÁSMÓVIL PROTAGONIZAN LA OPERACIÓN MÁS IMPORTANTE

La perspectiva de fusión entre Orange España y MásMóvil ha sido la principal operación del año tanto a nivel internacional como doméstico, lo que contribuye a convertir a las operaciones a nivel nacional en las que han sumado un mayor valor con el 45% del total. Ambas compañías se convertirían en el operador con más clientes de España, aunque no llegaría a ser el conglomerado con mayor volumen de negocio, que ostenta Telefónica.

Es indudable que la competencia es principalmente de lAS ‘low cost’ y arrastra a lAs operadorAs grandes. Por ello, los expertos subrayan que la competitividad que hay en España ocasiona que las grandes telecos actúen en consecuencia

Por consiguiente, en el momento de la fusión, según los últimos registros a los que tuvo acceso el diario ‘Expansión’, el control de la joint venture se centraría en un ‘fifty-fifty’. En este caso, Meinrad Spenger, actual presidente de MásMóvil, pasaría a ser el CEO de la joint venture, mientras que Orange se plantearía representar la presidencia del consejo de administración, pero esto sería lanzarse a una piscina sin fondo. Todo está aún por ver.

EL ÁNIMO A FUSIONARSE

Fuentes del mercado señalan que la fusión Orange-MásMóvil se trata de la única gran operación de magnitud que hay en el mundo, pero su ejecución no se hará efectiva hasta mediados de 2023. Por ello, el resultado de esto lo tendremos en un año, de tal forma que los analistas argumentan que esta situación avive el ánimo a otras operadoras a explorar sus determinados negocios en otros países.

Por consiguiente, los expertos subrayan que en España no ha habido operaciones desde hace años porque no era necesario. No ha habido razones por las cuales se produzcan uniones a niveles estratosféricos. Desde el 2016 en adelante, las operadoras iban sorteando sus cuentas hasta el momento de encontrarse con obstáculos, como las compañías ‘low cost’, que han deteriorado su armazón.

Asimismo, durante un tiempo, no ha habido necesidad de fusionarse. En cambio, no es nada descabellado añadir que el nivel de competencia del mercado español es el más alto que existe de Europa. Por ello, al considerarse un dato incuestionable, es uno de los motivos por los que hay operaciones de consolidación. Es indudable que la competencia es principalmente de los operadores ‘low cost’ y arrastra a las telecos grandes.


- Publicidad -