jueves, 6 octubre 2022 2:41

Apple, la manzana que muerde el Gobierno y hurta a los españoles

Vivimos en una época de desigualdad económica, por muchas medidas institucionales que se pongan en marcha. Como bien dice el dicho, el rico se hace más rico y el pobre más pobre. En este escenario, al mismo tiempo que Apple presentaba su nuevo iPhone en el Apple Event, el Gobierno de España anunciaba la compra de un iPhone 13 para cada uno de los 350 diputados que forman el Congreso, por un precio de entre 900 y 1.800 euros, cuya adquisición se incluye en las cuentas del Boletín Oficial del Estado (BOE). De esta manera, Apple se ha convertido en el aliado de los políticos y ha supuesto una estocada para el bolsillo de los españoles.

APPLE BENEFICIA AL GOBIERNO: RENOVARSE O MORIR

Apple ha sido el protagonista de dos actuaciones: por un lado, la presentación de su nuevo buque insignia iPhone 14 y, por otro lado, el acuerdo de dos años al que ha llegado en la última reunión con los políticos del Congreso de los Diputados el día 7 de septiembre para ofrecer móviles de alta gama. Es de buen saber que este fabricante es popularmente conocido por sus altos precios en los terminales y, como consecuencia, ser menos accesible para la economía de los ciudadanos pero, al parecer, no tanto para los diputados del Congreso.

El Gobierno excusa el gasto en teléfonos iPhone por asegurar que son los más seguros ante ciberamenazas, pero Apple es vulnerable con aplicaciones de terceros

En este aspecto, la Cámara Baja ha puesto en marcha la aprobación de un presupuesto de 1.018.789 euros con el propósito de renovar los teléfonos móviles inteligentes de cada uno de los miembros y dotarles con el último modelo del mercado, en este caso el iPhone 13. Aunque todavía está en el aire si el modelo de décimo cuarta generación será finalmente el elegido para abastecer a toda la institución parlamentaria.

EL MÓVIL MÁS SEGURO DEL MERCADO: ¿UN CAPRICHO PARA EL CONGRESO?

El Parlamento Nacional excusa el gasto en los teléfonos de Apple por ser los más seguros del mercado a nivel de software para las funciones laborales que desempeñen los diputados. Casualidades de la vida que solamente el iPhone 13 es capaz de servirles como dispositivo principal para realizar sus tareas diarias.

En el mundo de la tecnología nada es seguro, y menos con las ciberamenazas. Apple se hace fuerte en las aplicaciones de su sistema interno y vulnerable a las de terceros, cuyo sistema se puso en marcha el pasado año cuando la Ley de Mercados Digitales (DMA) licitó una normativa por la que Apple estaría obligada a permitir la instalación de aplicaciones que no formen parte de la App Store, una técnica denominada ‘sideloading’.

Según el BOE, cada uno de los integrantes del Congreso contará con un smartphone de perfil 1, de alta gama y otro con perfil 2, de gama media. Samsung parece ser el candidato como segunda marca para la Cámara Baja

Las especificaciones que piden en el BOE son algo confusas, ya que se detallan características técnicas que pueden llegar a omitirse a la hora de realizar diferentes labores o no llegar a usarse nunca en el trabajo de un diputado, por lo que un teléfono de Apple de última generación puede llegar a resultar un capricho.

REGALO POR PARTIDA DOBLE

La mayor parte de los empleados no renuevan sus smartphones desde 2017, teniendo en cuenta que un iPhone 8 a día de hoy queda algo obsoleto, y el Gobierno ha contactado con Samsung para doblegar el beneficio de sus trabajadores. Según el BOE, cada uno de los integrantes del Congreso contará con un smartphone de perfil 1 y otro con perfil 2.

Según anuncia el BOE, el teléfono de perfil 1 se correspondería al iPhone 13 y el de perfil 2 debiera ser un gama media con sistema operativo Android 12, con pantalla AMOLED de 6,1 pulgadas, entre otras particularidades. El terminal elegido será finalmente el Samsung A53 5G, un terminal que parece más acorde al presupuesto de los españoles. A parte de ello, también hay que ser consciente de la contratación de diversos servicios adicionales tanto para el sistema Apple como el de Samsung.

¿GASTO INÚTIL O NECESARIO?

¿Es necesario este gasto en teléfonos de alta gama? Resulta llamativo pensar que este presupuesto no se destine a otros departamentos públicos en los que contribuye la ciudadanía, como la sanidad. No obstante, supone una bomba de relojería en todos sus aspectos. Un dinero que, por más que fustigue y haya incendiado las redes sociales, para nuestro Gobierno sigue siendo necesario invertirlo en aparatos tecnológicos que faciliten el trabajo rutinario de los políticos.


- Publicidad -