jueves, 6 octubre 2022 3:05

Telefónica condena a sus usuarios a cuatro años de permanencia

Las ataduras de las permanencias en las operadoras de telefonía siguen vigentes. Movistar ha renovado el contrato arrendatario para dispositivos móviles, actualizando sus condiciones y elevando a 48 meses el ciclo de permanencia a partir del 29 de octubre. De esta forma, la compañía española ha resucitado su estrategia para conceder móviles a cero euros, cuya táctica abandonó en 2012, de acuerdo al reglamento que exige la Ley de General de Telecomunicaciones. Por su parte, Vodafone y Orange continúan caminando en la misma dirección.

LA RENOVACIÓN DE LAS TARIFAS DE TELEFÓNICA

Telefónica renovó sus tarifas de Fusión en abril de 2021 convirtiéndolas en miMovistar, con la novedad de incorporar la adquisición de un teléfono móvil de forma gratuita. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce y la palabra “gratis” en el mundo de las telecomunicaciones siempre aparece entrecomillada y tiene letra pequeña. ¿El motivo?, una permanencia obligatoria de 24 meses que, en el caso de la política de empresa de Movistar, puede ser automáticamente prorrogable hasta los 36 meses. Por lo tanto, si eres cliente de la operadora española y te ofrecen un smartphone a coste cero, indudablemente estás sometido a permanencia.

Telefónica no tiene permanencia en sus tarifas, pero sí en los contratos móviles, que pasarán de 36 a 48 meses de vigencia

Las operadoras españolas dictaminan que si te das de baja antes del cumplimiento del contrato arrendatario deberás ceder una cuantía especifica como parte de la penalización, por no haber concluido ese periodo de permanencia. En el caso de Movistar, que había abandonado esta práctica años atrás, ha tomado la decisión retomar su estrategia y aumentar el contrato de arrendamiento 12 meses más, pagando por el terminal 1 euro al final de la vigencia del alquiler. De esta forma, la firma de la permanencia por hacerse con un móvil a cero euros en Movistar pasa a ser de 36 a 48 meses, que se pondrá en marcha a partir del 29 de octubre.

Asimismo, según fuentes consultadas por MERCA2, Telefónica no tiene permanencia en sus tarifas desde hace mucho tiempo, es decir, si un cliente tiene un contrato de servicios de telecomunicaciones con Movistar, puedes irte cuando quieras, sin penalizaciones, no tienes que esperar a que pasen ni siquiera los 24 meses.

ORANGE Y VODAFONE MANTIENEN LOS DOS AÑOS

El periodo de renting de un smartphone en compañías como Vodafone, Orange y MásMóvil es de 24 meses. En este escenario, ninguna de estas operadoras ha puesto a disposición la prolongación de la permanencia 12 o 24 meses más de la estandarizada. Telefónica sería la única en llevar a cabo esta práctica.

Según detalla la web oficial de la compañía británica, los compromisos de permanencia de mantienen en dos años dependiendo del servicio o tarifa que contrates. Por un lado, las tarifas móviles no tienen ningún tipo de permanencia en Vodafone, exceptuando el caso de bajar el plan de suscripción a uno más económico del actualmente contratado, se aplica una permanencia de 24 meses. También, si se contrata una tarifa que lleve incluido un móvil con pago a plazos o a cero euros, se aplica una permanencia de 24 meses, menos en la adquisición de los dispositivos inteligentes IoT.

Según el comunicado de Movistar, a partir del 29 de octubre se recalcularán las cuotas mensuales de este servicio contemplando la nueva duración. Transcurridos esos cuatro años, el smartphone podría quedarse obsoleto

Por su parte, Orange cuenta con unas características similares a las de Vodafone. Tendrás un compromiso de 24 meses si adquieres un móvil con pago a plazos o si realizas el plan renove (la compra de un móvil nuevo) en una Línea Love, cuya línea móvil y fija pasarán a estar hipotecadas durante 24 meses.

¿QUÉ SUPONE PARA EL CLIENTE LOS CUATRO AÑOS IMPUESTOS POR TELEFÓNICA?

Tres años no han sido suficientes para Movistar a la hora de ofrecerte un móvil gratuito, una suculenta jugada para que el cliente pueda llegar a pensar que se trata de una ganga, pero en realidad es una nueva forma para engatusarle. Pero la nueva normativa de la Ley de Telecomunicaciones le permite llegar a la suma de cuatro años para poder quedarte finalmente con tu dispositivo.

Hasta ahora, el contrato arrendatario es de 36 meses y, pasado ese periodo, podrás pagar 1 euro para agenciarte el dispositivo móvil en cuestión. Si decides salir de la operadora, deberás pagar una multa de acuerdo al importe resultante del Coste del Terminal Actualizado (CTA).

Según el comunicado de Movistar, a partir del 29 de octubre se recalcularán las cuotas mensuales de este servicio contemplando la nueva duración. Esta nueva situación provocará que el usuario esté hipotecado durante cuatro años, de tal manera que se quedará más tiempo en la compañía si no quiere enfrentarse a una penalización, lo que provoque que su smartphone quede totalmente obsoleto. A partir de este momento, habrá que pensarse más si aceptar o rechazar un dispositivo nuevo a cero euros en Movistar.


- Publicidad -