miércoles, 28 septiembre 2022 5:19

La distribución contra la cesta básica de Yolanda Díaz

El sector de la distribución lleva toda la semana haciendo grandes esfuerzos en demostrar su oposición a la propuesta de Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo y Economía Social, de topar los precios de los productos básicos de los supermercados e hipermercados. Así, desde las patronales como Asedas y Aces se sigue insistiendo en que la mejor opción es una medida para reducir el IVA en los artículos de estos comercios.

La gran distribución ha asegurado estar haciendo esfuerzos «ingentes» por la contención de precios en un contexto marcado por el incremento de la energía, al tiempo que ha afirmado no ver «útil» la cesta de la compra básica planteada por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

En concreto, el vicepresidente ejecutivo de Anged, Javier Millán-Astray, ha trasladado a Díaz su preocupación por la imagen que se está proyectando del sector de la distribución comercial, «que no tiene absolutamente nada que ver con lo que es la realidad».

UN INCREMENTO DEL 7% DE LOS PRECIOS

Tras la reunión con Díaz y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, Millán-Astray ha afirmado que no hay ningún dato que demuestre que hay un comportamiento «anormal» por parte de la distribución, «todo lo contrario», ya que mientras el incremento de precios medios de la industria ha crecido un 12,6% en el último año, el de la distribución ha crecido en torno a un 7%, incluso por debajo del IPC general.

En este sentido, el responsable de Anged, que engloba a compañías como El Corte Inglés o Carrefour, ha trasladado a Díaz que la distribución es un sector «extraordinariamente responsable» y «extraordinariamente eficiente» que ya está haciendo unos esfuerzos «ingentes» por la contención de precios.

«Lo que no se puede hacer es matar al mensajero, nosotros somos los que damos la cara ante los consumidores»

DESVIAR LA ATENCIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN

«Lo que no se puede hacer es matar al mensajero, nosotros somos los que damos la cara ante los consumidores», ha señalado Millán-Astray, quien ha subrayado que ni el Ministerio de Economía, ni la CNMC han visto «ningún comportamiento anómalo, ni nada por el estilo» y ha subrayado que la distribución no es la causa del incremento de precios.

Asimismo, preguntado por la propuesta de una cesta de precios a precios asequibles, el directivo de Anged ha señalado que los productos están continuamente en oferta y en promociones y que cada empresa de distribución tiene sus propios proveedores y sus propias características.

«Si se intenta fijar una cesta de la compra tipo, pues se están distorsionando las relaciones de las propias empresas de distribución con los propios proveedores», ha señalado Millán-Astray, quien ha añadido que se trata de un sector donde hay una competencia «feroz» y que si se intenta modificar ese libre funcionamiento del mercado, «lo que se generan son distorsiones y por tanto ineficiencias de los precios».

«No tenemos ningún interés en elevar el margen, todo lo contrario, lo que queremos es vender mucho a un margen muy pequeño y por tanto no tiene sentido generar ningún tipo de duda sobre el comportamiento y los márgenes de distribución», ha señalado Millán-Astray, quien ha agregado que la distribución intentará seguir mejorando los precios a los consumidores y ha propuesto una baja del IVA de los alimentos y bonificaciones similares a las de la industria electrointensiva.

ASEDAS NO COMPARTE EL PLAN DE DÍAZ

Por su parte, el director general de Asedas, Ignacio García Magarzo, ha afirmado no compartir la elaboración de una cesta básica para frenar la inflación y ha señalado que no es «útil», ni una buena idea», ya que no es coherente con la estructura de la distribución comercial española, a lo que se suma «algún problema jurídico» que puede tener ese acuerdo que plantea Díaz.

«No podemos compartir el análisis que ella hizo concretamente la semana pasada sobre un problema de márgenes y de precios en la cadena de valor», ha señalado.

Asimismo, ha afirmado que medidas similares a la planteada por Díaz no funcionaron en Francia, ya que tuvo como resultado una reacción contraria de los consumidores y un descenso importante de la venta por falta de confianza.

Por su parte, el presidente de Aces, Aurelio del Pino, ha afirmado que el sector no puede compartir el análisis que Díaz hizo la semana pasada sobre un problema de márgenes y de precios en la cadena de valor y ha subrayado que el sector tiene un marco jurídico «muy limitativo» con la ley de la cadena alimentaria, que hace que tenga que garantizar a sus proveedores el cumplimiento de los costes de producción.

«Cada consumidor se puede hacer su cesta y puede encontrar la cesta que mejor se ajusta a sus necesidades de acuerdo con la política comercial de cada empresa, es decir cada empresa tiene su propia política», ha señalado.

Respecto a los márgenes, ha afirmado que es «totalmente falso» que el sector pueda ser comparado con otros sectores como la banca o la energía, ya que los márgenes de la distribución comercial española son muy bajos y rondan el 1% el 2%.


- Publicidad -