viernes, 9 diciembre 2022 20:27

El doble juego de la ‘cesta’ Carrefour, subida de precios encubierta

La compañía de supermercados Carrefour ha saltado a la palestra esta semana por plantear una estrategia que tiene la intención de ayudar a los consumidores, con su famosa cesta de 30 productos a 30 euros, pero que en realidad supone un doble juego y un intento de lavar su imagen ante los consumidores y el Gobierno. El motivo es que Carrefour, tras hacer el anuncio a bombo y platillo de su nueva cesta de productos básicos, ha realizado una acción que todavía pasa desapercibida para muchos.

En concreto, nada más anunciar su famosa cesta de productos de primera necesidad de su marca propia a 30 euros, algunos productos de Carrefour que se consideran básicos, como el arroz, han experimentado una crecida en los precios de un día para otro. Aunque, este no es el único artículo en el que los consumidores han detectado un incremento y, sin duda, no será el último.

Además, Carrefour tras haberse posicionado junto a su patronal Anged en contra del tope de los precios que había propuesto la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, sorprendía a todos. Debido a que se adelantaba a la próxima reunión con Díaz y tomaba la decisión de lanzar su cesta ‘Low Cost’, dando la espalda a todo el sector de la distribución y a los proveedores, que se habían posicionado en contra de esta medida.

CARREFOUR, PRODUCTOS BÁSICOS CON SUBIDA DE PRECIOS

La medida de la cesta de 30 productos a 30 euros no ha tenido el efecto esperado por Carrefour, ya que, más bien se ha vuelto en su contra. Debido a que este hipermercado ya ha experimentado una fuerte crisis de reputación en las redes sociales, tras el anuncio de su oferta que empieza el 12 de septiembre y termina el 8 de enero.

El arroz Carrefour que en agosto costaba 0,95 céntimos, ha pasado a costar 1,09 euros en septiembre, tras el anuncio de la cesta

Sin embargo, lo que más llama la atención es la estrategia que ha iniciado Carrefour, tras hacer el anuncio de su famosa cesta ‘Low cost’, ya que se trata de una subida de precios, que no ha pasado desapercibida porque algunos clientes ya han detectado en algunos productos de primera necesidad este incremento, tan solo un día después del anuncio de la cesta.

Uno de los productos que ha experimentado una mayor crecida, se trata de un artículo de primera necesidad. En concreto, es el arroz Carrefour que, en agosto costaba 0,95 céntimos y en septiembre, tras el anuncio de la cesta Carrefour, ha pasado a costar 1,09 euros. Por lo que se observa un incremento de 0,14 céntimos, que impacta de forma directa en el bolsillo del consumidor.

Sin duda, no es el único artículo que ha experimentado un aumento de su coste, ya que el tomate, otro producto de primer necesidad, también ha subido de precio. Así, el tomate triturado ha pasado de costar en julio 0,54 céntimos a valer 0,69 céntimos en septiembre, lo que supone un nuevo aumento de 0,15 céntimos en otro producto.

Así, Carrefour está lanzando un doble discurso para ganarse a los consumidores y al Gobierno, debido a que ha sacado esta medida, con el objetivo de satisfacer a la opinión publica, mientras que en paralelo y a escondidas ha iniciado una subida de precio en algunos artículos básicos.

DOBLE DISCURSO Y JUEGO EN PARALELO

La semana comenzaba con la noticia de la intención de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, de topar los precios de los alimentos en los hipermercados y supermercados. Sin embargo, de forma inmediata, esta medida no tenía buena acogida por parte de ninguno de los miembros de la cadena de valor, es decir, tanto el sector de los proveedores, en el que se encuentran los agricultores, como el sector de la distribución, formado por los supermercados e hipermercados, se posicionaban en contra.

Además, las patronales de los supermercados (Asedas) y de los hipermercados (Anged) alzaban la voz en contra de lo que consideran una medida que perjudica a todo el sector de la distribución, en una reunión con Díaz. Un encuentro que no tuvo ningún significado para Carrefour, ya que después anunciaba una propuesta muy similar a la Díaz, pero en forma de cesta de 30 productos básicos de su marca blanca a 30 euros.

De esta forma, Carrefour daba la espalda a su propio sector y se saltaba el mensaje de unión entre los hipermercados y su patronal (Anged), en contra de la medida de Díaz, para, finalmente, acabar lanzando una oferta muy similar. Sin duda, el objetivo de Carrefour era lograr tomar la delantera al resto de hipermercados y supermercados, y ser la primera compañía del sector en ofrecer este tipo de ofertas. Una forma de hacer frente a la competencia a través de una estrategia de deslealtad a su gremio.

En resumen, Carrefour ha tratado de agradar tanto al Gobierno como a los consumidores con su cesta ‘Low Cost’, a través de un doble juego, ya que, en realidad, por detrás ha ido subiendo los precios de distintos productos básicos antes de que salga a la venta esta cesta el 12 de septiembre.


- Publicidad -