Todos contra Yolanda Díaz: no al tope de los precios

Esta semana se conocía la nueva propuesta de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz acerca de limitar los precios de los productos básicos.

No obstante, este acuerdo que propone la ministra de Trabajo y Economía Social ha causado el descontento de todos los operadores que intervienen en la cadena de valor. En concreto, las organizaciones agrarias como Asaja y Coag ya han mostrado su malestar si se llegara a aplicar esta norma, además de los supermercados e hipermercados que han puesto de manifiesto su descontento a través de sus patronales, como Asedas.

Asimismo, hasta el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, también ha mostrado su desacuerdo con esta medida, alegando que es inviable. Además de que la normativa de la Unión Europea refleja la imposibilidad de fijar precios, ya que actúa en un libre mercado.

LA PATRONAL ASEDAS EN CONTRA

Desde las empresas de la distribución alimentaria llevan varios meses alertando sobre la preocupación por el incremento de los precios de los alimentos, como consecuencia del alza del precio de las materias, de los precios de los carburantes y de los precios de la energía.

«la rebaja del IVA en alimentos debería haberse reducido del 21 al 10 o del 10 al 4. A partir de ahí estamos absolutamente dispuestos a dialogar con el Gobierno»

«Desde el mes de mayo estamos pidiendo medidas contundentes por parte del Gobierno para paliar el impacto que este incremento está teniendo en los consumidores. Una muy destacada es la rebaja del IVA en alimentos, que debería haberse reducido del 21 al 10 o del 10 al 4. A partir de ahí estamos absolutamente dispuestos a dialogar con el Gobierno», han explicado fuentes de Asedas a Merca2.

 Asimismo, desde Asedas se considera que esta medida podría intervenir en la competitividad del mercado

«El ministro de Agricultura ha dicho que un acuerdo sobre los precios de los alimentos es algo incompatible con las normas de la UE. No entramos a valorarlo. Lo que sí tenemos claro es que en España el consumidor se beneficia de una enorme capacidad de elegir, lo que se traduce en una gran competencia. En momentos como estos, los márgenes de las empresas de distribución se ajustan más que nunca porque, si no, los clientes, simplemente, cambian de acera y buscan otro establecimiento más barato», han expuesto fuentes de Asedas.

PIDEN A YOLANDA DÍAZ REDUCIR EL IVA

Desde Asedas piden al Gobierno que aborde otras medidas relacionadas con el IVA y otros impuestos que afectan al consumidor.

«Esperamos que el Gobierno sea sensible a las propuestas que llevamos muchos meses haciendo y que, entre todos, seamos capaces de llevar a cabo medidas que palien el impacto que está teniendo en los consumidores», han asegurado fuentes de Asedas.

«La actuación de las empresas de distribución, su enorme responsabilidad, ha quedado acreditada durante el Covid y durante los últimos 20 años, en los que los precios de los alimentos se han mantenido absolutamente estables. Ahora mismo están altos por unas circunstancias que conocemos y, en nuestra opinión, para bajarlos, lo primero que habría que hacer es bajar el IVA y otros impuestos que afectan directamente al consumidor», han explicado fuentes de Asedas.

PROVEEDORES Y DISTRIBUIDORES SE UNEN

Desde la asociaciación agraria Coag también han expuesto su descontento con esta posible nueva norma, debido a que consideran que es necesario realizar un mayor análisis de la situación.

«Por una parte, la propuesta que ha hecho la vicepresidenta, en principio, sin conocer cómo se llevaría a acabo genera preocupación porque puede hacer daño a la cadena de valor y a los agricultores. Aunque, el debate del diferencial de precios y qué hacer cuando se multiplican algunas producciones, ese debate es necesario, al igual que el del acceso a los alimentos de la población», ha indicado a Merca2 el responsable de Mercados Agrarios de Coag, Andoni García.

«En principio, esa propuesta necesita mayor análisis, hay que contar con los productores, los agricultores, porque nuestra apuesta es facilitar el acceso a los alimentos al consumidor. Topar los preciso si no se ha cumpliendo la ley de la cadena podría causar problemas, tenemos la reducción del IVA, pero el Gobierno tiene que habilitar ese acceso a la alimentación básica», ha expuesto García.

Asimismo, desde Coag también han destacado que todavía sigue sin abordarse el problema de la diferencia de precios en origen y destino.

«Llevamos desde Coag, desde el 2008, denunciando la diferencia de precios en origen y en destino, y en ese diferencial hay margen para poder actuar, pero si se topa el precio sin obstaculizar a los agricultores», ha asegurado García.

Por tanto, la nueva medida propuesta por la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, no ha convencido a ninguno de los sectores que intervienen en la cadena de valor, e incluso desde el propio Gobierno ha habido voces en contra como la de ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.