viernes, 9 diciembre 2022 23:20

El campo asfixiado por la sequía urge medidas al Gobierno

La fuerte sequía que está sufriendo España, ya tiene un impacto directo en el campo y en las explotaciones ganaderas, ya que está provocando pérdidas productivas y una gran reducción en el rendimiento de ambos sectores.

Así, la situación de los sectores agrícolas y ganaderos ha llevado a que Coag haya solicitado al Gobierno la convocatoria urgente de la Mesa de la Sequía para analizar las circunstancias y planear un plan de choque para aliviar la situación crítica en el campo y en la ganadería.

De esta forma, las restricciones de agua han condicionado las siembras de los cultivos en las cuencas del Guadiana, el Guadalquivir y el Duero. Además de que se ha reducido en un 90% la superficie de arroz de Extremadura y el tomate se ha sustituido por el girasol, ya que es un cultivo que necesita menos agua.

Mientras que en el sector de la ganadería ha aumentado los costes por el uso de la refrigeración, así como la dificultad para acceder a pastos por la sequía. Además de que se han secado numerosas charcas y puntos de suministros de agua al que accedían los animales.

LA SEQUÍA ACORRALA AL CAMPO ESPAÑOL

La sequía ha agravado aún más la situación de algunas cuencas hidrográficas que ya contaban con restricciones, como las del Duero, el Guadiana y el Guadalquivir, lo que está llevando a que se tengan que cambiar los cultivos de regadío por otros que necesitan menos agua.

Así,cultivos como el arroz han visto como su superficie caía un 90% en zonas como Extremadura (de 21.300 has el año pasado a 2.100 has este año) por las restricciones para el agua de riego. Además, también se ha sustituido el cultivo de tomate por el de girasol porque necesita menos agua, según el último informe ‘Efectos de las adversidades climáticas en el campo español’ de Coag.

OLIVARES Y VIÑEDOS, LOS MÁS AFECTADOS POR LA SEQUÍA

La sequía también ha afectado fuertemente a los cultivos de secano en los que se espera muy poca cosecha (10-20% de una producción normal). En general, se está hablando de una producción por debajo del millón de toneladas, cuando la media está alrededor del 1,3-1,4 millones de toneladas. Además, la escasa agua de la que se dispone en regadío va a incrementar los costes hasta un 50-75% más que en años anteriores.

Mientras que la situación de estrés hídrico y térmico ha afectado severamente a las producciones de uva. Se ha adelantado la cosecha en 15-20 días y se están cosechando variedades tempranas en Castilla la Mancha o Extremadura, cuando lo normal es que fuera en septiembre. Asimismo, la uva está muy afectada y caerá la producción y el rendimiento. En concreto, puede llegar a caer por debajo de los 40 mill hectólitros.

«Las altas temperaturas de este verano 2022 han supuesto una importante reducción de la producción de uva durante este año. Por lo que la vendimia se ha tenido que adelantar y han tenido lugar nuevas plagas como la de la araña amarilla que aparece con las altas temperaturas, lo que ha aumentado los costes de producción», ha asegurado el Responsable Vitivinícola de Coag, Joaquín Vizcaíno.

LOS SOBRECOSTES CERCAN AL SECTOR GANADERO

En la ganadería, la sequía ha afectado, sobre todo, en un aumento de costes en la refrigeración. Asimismo, la alimentación del ganado se ha encarecido por el incremento de los costes en fertilizantes y combustibles, así como por la escasez de materias primas.

«solicitamos una convocatoria urgente de la Mesa de la Sequía con el fin de analizar rigurosamente la situación de sequía a nivel nacional»

En el área de la ganadería, los sectores que se encuentran más afectados son el sector lácteo y del vacuno de carne.

«La dificultad para abastecer de agua, sobre todo, a la ganadería extensiva y la escasez de los pastos están haciendo que la alimentación sea muy difícil. Ante esta situación solicitamos una convocatoria urgente de la Mesa de la Sequía con el fin de analizar rigurosamente la situación de sequía a nivel nacional», ha indicado el Secretario General de Coag, Miguel Padilla.

El sector de vacuno de carne ha visto como han aumentado en gran medida los costes por un mayor uso de la refrigeración, lo que ha causado un mayor gasto energético. Además, se han tenido que aumentar las horas de mano de obra para suministrar agua a los animales, a la vez que se ha reducido la recogida de forraje. En concreto, entre un 40% y un 75% menos.

EL SECTOR LÁCTEO EN LA CUERDA

Mientras que, en el sector lácteo, los pastos y la cosecha de maíz se han visto muy afectados, lo que ha generado un sobrecoste al tener que adquirir alimento de forma externa. Sin embargo, en este sector no se ha producido un encarecimiento por la refrigeración, ya que no es necesaria.

Asimismo, en Europa, la sequía también está causando estragos, debido a que el último informe del ‘Observatorio Europeo de la Sequía JRC’ indica que las condiciones cálidas y secas en toda la Unión Europea van a causar unos niveles por debajo de lo habitual de cultivos como el girasol, los cereales y el azúcar.


- Publicidad -