domingo, 2 octubre 2022 10:17

Iberdrola coloca a España en cabeza de las renovables en Australia

Iberdrola sitúa a España en cabeza de las energías renovables en Australia. Un país, con abundantes recursos eólicos y solares, que se consolida como uno de los mercados clave para las empresas que llevan años apostando por las energías renovables. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha anunciado la gigantesca inversión entre 2.000 y 3.000 millones de euros en Australia para potenciar allí la electrificación de la economía y luchar contra la descarbonización.

Este anuncio se ha realizado durante el viaje de Ignacio Galán, el presidente de la compañía, al país, donde mantendrá encuentros con los principales líderes en política energética y visitará varias de los proyectos renovables que la empresa está llevando a cabo en la región.

«Con estas inversiones, Australia se consolida como uno de los mercados clave para Iberdrola. Los abundantes recursos eólicos y solares del país, así como el ritmo del desarrollo tecnológico, colocan a esta región en una posición privilegiada. Lideraremos y aceleraremos su transición a una economía con la energía verde como epicentro, con el objetivo de elevar la electricidad generada con renovables, que ahora representa alrededor de un tercio de su generación», ha asegurado Ignacio Galán.

En el marco de esta visita, esta mañana el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, se ha entrevistado con el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews y la ministra de Energía, Medioambiente, Acción Climática y Viviendas Solares, Lilly D’Ambrosio y por la tarde -hora australiana- ha tenido un encuentro con los empleados de la oficina de Melbourne.

AUSTRALIA UN MERCADO EN CRECIMIENTO

El mercado de la electricidad en Australia está experimentando una profunda transformación, pasando de un sistema centralizado de generación basado en grandes instalaciones de combustibles fósiles (carbón y gas) a un sistema de generación distribuida, fundamentalmente energía eólica y solar.

La transición del sistema eléctrico para hacer frente a una mayor proporción de energías renovables es el mayor desafío al que se enfrenta el país. Este reto presenta a su vez enormes oportunidades para ayudar a las empresas a gestionar sus costes energéticos, así como a captar nuevas fuentes de crecimiento.

A la enorme cartera de proyectos de energías renovables y de almacenamiento se suma la fuerte demanda residencial de tecnología solar y de baterías. Las principales palancas para garantizar un crecimiento fuerte y continuado de la capacidad renovable son la actualización de la red de transmisión y distribución y la reducción del coste de las tecnologías de almacenamiento.
Además, están surgiendo oportunidades para la economía a medida que el país abraza nuevos sectores como el hidrógeno verde, el amoníaco y los materiales verdes, así como oportunidades para la innovación en eólica marina y almacenamiento.

EL LIDERAZGO DE IBERDROLA EN AUSTRALIA

Iberdrola ha realizado una fuerte apuesta por el mercado energético australiano desde 2020 con la adquisición de Infigen Energy, la principal empresa de energía renovable de Australia. Además de esa importante adquisición, la compañía ha comprometido entre 2.000 y 3.000 millones de dólares en nuevos proyectos de crecimiento renovable, como el parque solar de Avonlie, en el suroeste de Nueva Gales del Sur, el parque eólico de Flyers Creek, en el centro de Nueva Gales del Sur, y el complejo de energía renovable de Port Augusta, en Australia Meridional, el mayor parque híbrido eólico-solar del hemisferio sur.

Del mismo modo, en los últimos meses Iberdrola ha adquirido los derechos del mayor parque eólico del mundo en Mount James, con 1.000 MW, la central fotovoltaica Broadsound, de 360 MW, en Queensland y ha invertido en un negocio de soluciones inteligentes, Autonomous Energy, que ofrece productos energéticos a medida para empresas comerciales e industriales.

Con estas inversiones, Iberdrola cuenta con una cartera madura de más de 2 GW de proyectos de desarrollo que facilitarán la consolidación de las energías renovables como principal vector de la transición energética.

En la actualidad, la compañía ha instado 1.062 MW renovables (eólica, solar y baterías), llegando hasta 2000 MW. Además, está construyendo dos nuevas instalaciones con una capacidad conjunta de 391 MW cuya puesta en marcha está prevista para 2023.

En todas estas inversiones subyace el compromiso de situar a los clientes en el centro de la transición energética, proporcionándoles una energía fiable, asequible y ecológica. Entre los clientes industriales a los que la compañía da servicio se encuentran algunas de las marcas más emblemáticas de Australia, como la minera BHP y la cadena de supermercados Woolworths.

A principios de este año, Iberdrola creó su negocio de redes en Australia, dado que las redes eléctricas del país, principalmente las infraestructuras de trasmisión, tendrán que ampliarse drásticamente para captar los recursos eólicos y solares y transportar la energía a los centros de población situados en la costa. Las iniciativas del Gobierno federal y los gobiernos estatales han permitido crear un clima de confianza para que la inversión extranjera desarrolle nuevos proyectos de generación renovable y de transmisión.


- Publicidad -