lunes, 26 septiembre 2022 21:10

Flatiron (ACS) se afianza en Estados Unidos con dos contratos de 800 millones de euros

Flatiron, una de las filiales de ACS en Estados Unidos, se ha adjudicado dos nuevos contratos en Los Ángeles (California) valorados en 800 millones de euros, orientados a la mejora del transporte en las carreteras que rodean a esta urbe de casi 19 millones de habitantes, incluida su área metropolitana.

La compañía, en joint venture con la firma local Myers & Sons Construction, se ha impuesto en el contrato para construir nuevos carriles rápidos de alta ocupación en la carretera I-105 con un coste estimado de 507 millones de euros, según ha informado en un comunicado.

Los autobuses públicos y los coches en los que viajen más de una persona podrán usar estos nuevos carriles sin pagar un peaje. El objetivo es mejorar la seguridad y la calidad de los viajes, dando opción a todos los usuarios.

Por otra parte, en otra joint venture con las empresas Stacy and Witbeck y Modern Railway Systems, Flatiron será la encargada de desarrollar una nueva línea de autobús rápido, también en Los Ángeles y por un importe de 300 millones de euros.

Este proyecto consiste en la construcción de carriles separados para una nueva línea del llamado G-Line Bus Rapid, que permita reducir los tiempos de viaje en el autobús, al mismo tiempo que mejora la seguridad evitando que coches y autobuses circulen por el mismo carril.

“Creemos que la colaboración con LA Metro –la empresa pública encargada del transporte– y los socios constructores en estos proyectos mejorará el transporte en el área metropolitana de la ciudad. Además, brindarán una oportunidad para la contratación local y de pequeñas empresas de la zona”, ha señalado la empresa de ACS.

ACS LLEVA MESES ADJUDICÁNDOSE CONTRATOS MILLONARIOS EN AUSTRAlIA Y ESTADOS UNIDOS

Un escudo ante la incertidumbre

ACS continúa con sus planes de expansión y ganando contratos alrededor del mundo. Florentino Pérez ha sabido tejer poco a poco un imperio que sustenta empresas del sector de la construcción para continuar creciendo sin ningún tipo de límite.

La estrategia de ACS de seguir generando pedidos gracias a Australia y Estados Unidos y de deshacerse de grandes proyectos prescindibles hace que la compañía posea un escudo contra la incertidumbre del mercado.

La compañía de Florentino Pérez lleva meses adjudicándose contratos millonarios en territorio australiano, a través de su filial Cimic y su subsidiaria Thiess, y en Estados Unidos gracias a las filiales Turner, Dragados o Flatiron entre otras. Solo en el mercado norteamericano cuenta con una cartera de obra de hasta 29.600 millones de euros (a 31 de marzo), destacando proyectos como el aeropuerto de San Diego (California) o los viaductos de Hampton Roads (Virginia).

Se trata de mercados que están engordando la cartera de pedidos de una ACS que, junto con las desinversiones realizadas en los últimos meses, se ha prevenido ante las consecuencias de una posible recesión. Con la venta a Vinci de su negocio de energía, ACS ha cerrado su escisión del segmento de Servicios Industriales y se ha embolsado 4.900 millones de euros más una plusvalía de 2.900 millones de euros.

Buenos resultados en todas las líneas de negocio

ACS obtuvo un beneficio neto de 330 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supuso un alza del 44% respecto al mismo periodo del año anterior en términos comparables. Este porcentaje no incluye los resultados de la división industrial que vendió el año pasado al grupo francés Vinci por 215 millones de euros.

Todas sus líneas de negocio contribuyeron positivamente al resultado, destacando la aportación de Abertis a su negocio concesional, ya que las autopistas han recuperado el nivel de tráfico previos a la pandemia. En concreto, la contribucion de Abertis mejoró en 32 millones el resultado de explotación y en 27 millones el beneficio neto. La actividad de concesiones, que también incluye el beneficio neto de Iridium, registró un saldo neto positivo de 79 millones de euros.

Estas cifras son muy positivas para los analistas, que vaticinan un buen final de año para la constructora española. Cabe destacar también el aumento de la relación entre la cartera de pedidos y la construcción en 25 meses que, según apuntan los expertos consultados en nuestro portal de finanzas Inversión.es, ofrece una mayor visibilidad y “sugiere una recuperación total en 2022“.


- Publicidad -