jueves, 6 octubre 2022 22:07

Alexandre Guenant (AGP) vence a la moratoria hotelera de Ada Colau

Nueva victoria judicial contra el veto hotelero de Ada Colau. La alcaldesa de Barcelona ha recibido un sonoro sopapo por su cruzada contra el sector desde que tomó el bastón de mando en 2015. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado las alegaciones del Ayuntamiento de Barcelona al entender que la moratoria hotelera, que impide la apertura de nuevos establecimientos, fue un auténtico despropósito y que se hizo deprisa, aunque «sin mala fe«.

En este sentido, tal y como han explicado fuentes conocedoras del fallo judicial -adelantado por Crónica Global- a MERCA2, el tribunal catalán ha repartido las costas y deja la puerta abierta a un recurso ante el Tribunal Supremo.

Se debió tramitar como un plan general y se tramitó como un plan especial

El artífice del recurso, Alexandre Guenant, dueño de AGP Hotels, la cadena especializada en las franquicias del hotel Ibis. El proyecto, presentado en el 2017, tendrá que finalizarse en los mismos términos y condiciones de entonces, es decir, sin someterse a los nuevos requisitos impuestos por el Consistorio desde el 2019.

COLAU MODIFICÓ LA NUEVA MORATORIA

Y es que, ante la avalancha de recursos presentados contra la moratoria y sentencias judiciales contrarias, el Ayuntamiento modificó los términos para tapar las lagunas legales que aún persistían. Sin embargo, el TSJC entiende que estos proyectos deben finalizarse con la normativa antigua.

No obstante, tal y como apuntan las fuentes consultadas por este medio, «la última palabra la tiene el Ayuntamiento». De hecho, se espera todo tipo de trabas para impedir la consecución del proyecto porque el Consistorio debe otorgar aún licencias de obras y comprobar que se cumplen los requisitos exigidos. «Está claro que habrá que cumplir las condiciones establecidas en 2017, pero no las nuevas», han sostenido.

«Se debió tramitar como un plan general y se tramitó como un plan especial», han indicado, debido al ámbito de actuación. «Debieron haberlo consultado con la Generalitat, pero se saltaron ese paso al hacerlo de forma especial», han apostillado. Todo para aligerar los tiempos para aprobar uno de los puntos estrella de su programa electoral.

UN HOTEL IBIS AÚN A EXPENSAS DEL AYUNTAMIENTO

El proyecto, un Ibis Budget, la oferta más barata de la cadena hotelera, cuenta con una construcción total de casi 6.000 metros cuadrados, donde se levantarían 190 habitaciones en el corazón del distrito tecnológico de Barcelona, el [email protected] El veto de Colau y su equipo de gobierno impidió su construcción mediante trámites que acortan lo plazos, como alegar que se trataba de un plan de reordenación especial. Sin embargo, el TSJC ha rechazado esta argumento al considerar que el plan general aprobado en 2017 no era una simple modificación, sino que afectaba al conjunto de obras y proyectos, por lo que tenía que haber seguido otros cauces administrativos, entre otros una negociación con la Generalitat.

El proyecto Ibis Budget de Barcelona
El proyecto Ibis Budget de Barcelona

Guenant presentó su plan de inversión en Barcelona justo después de la llegada de Colau al poder. Sin embargo, la comisión del Gobierno municipal lo vetó, como hizo con otros tantos proyectos, al menos 25. Este hecho provocó el aluvión de recursos de las empresas perjudicadas por las políticas de Colau y que ahora están aflorando en los tribunales, con victorias incontestables, si bien con demasiados flecos para hacer realidad las edificaciones proyectadas.

El hotel Ibis Budget podría ser una realidad, pero aún falta por conocer la nueva defensa del Consistorio ante el Tribunal Supremo, que ya ha tenido que acatar varios reveses al respecto. De hecho, el primer establecimiento que abrió tras la moratoria de Colau fue el Leonardo Royal Hotel, de la cadena israelí del mismo nombre, el pasado 2021.

EL AYUNTAMIENTO PONDRÁ TRABAS AL PROYECTO

El nuevo hotel de Barcelona está firmado por el despacho de arquitectos MxC Arquitectos y J2L Ingeniería. Ambas empresas son habituales de AGP Hoteles para los proyectos de la cadena. Ni la firma de ingeniería ni el despacho han realizado declaraciones al respecto a preguntas de este medio debido a que aún hay recorrido judicial tras esta sentencia.

Según las fuentes consultadas, el Ayuntamiento no verá con buenos ojos la construcción de este inmueble y pueden poner todas las pegas que dispongan, desde la falta de permisos hasta cualquier excusa para alargar al máximo las obras.

Las fuentes consideran que la sentencia «tumba» punto por punto casi todo el plan especial urbanístico de Colau. «Los jueces entienden que se hizo de forma precipitada y con una normativa que era vulnerable», han considerado. En este sentido, han señalado que el fallo pone de manifiesto la vulnerabilidad. «El juez es claro: se debe continuar con la tramitación del proyecto«, han apuntado. «Se ha ganado por goleada», han señalizado.

COLAU, UNA CRUZADA CONTRA EL TURISMO

Las mismas fuentes han puesto el foco en la parte de la sentencia donde se apunta que «no ha actuado de mala fe«. Y es que, Colau ha iniciado una cruzada contra el turismo desde el inicio de su mandato. Ha llegado a tildar a los cruceristas como «una plaga de langostas» e incluso ha iniciado una verdadera persecución contra el turismo que no deja dinero en las arcas de la ciudad, el denominado turismo de zapatilla.

Así, ha prohibido el alquiler de habitaciones para turistas e incluso sancionar a propietarios por alquilar sus pisos sin la preceptiva licencia. No contenta con esto, también ha empezado una batalla contra los bares, a los que ha incrementado los impuestos por tener terraza y limitado el horario bajo la excusa del ruido.

Asimismo, esta sentencia puede ser recurrida con alegaciones ideológicas y en base a la nueva normativa contra el turismo en Barcelona. Y es que, el Consistorio se juega su credibilidad ante los suyos si finalmente el Supremo da la razón a los inversores. Y es que, el sector estaba antes de la moratoria en un momento álgido, esperando el récord de turistas como llegó en 2017. Desde ese año, el sector comenzó a disparar los precios ante la falta de oferta, encareciendo así los inmuebles y subiendo el valor de los mismos. La inversión se estancó hasta el punto de huir a otras zonas del Área Metropolitana y a otras ciudades, como hizo el Four Seasons en Madrid. De hecho, esta moratoria ha provocado que otras zonas estén ahora tensionadas.


- Publicidad -