miércoles, 10 agosto 2022 14:04

Turismo inmobiliario, un fenómeno que evidencia el atractivo inversor en España

Todos los años durante los meses de verano, las grandes áreas metropolitanas y ciudades españolas dan cobijo a un turismo muy singular. Se trata del conocido como turismo inmobiliario. Es una manifestación de la actividad en la que personas no residentes en la península ven en la época estival una oportunidad para viajar a España y además comprar una vivienda.

En el último semestre de 2021 se incrementó la compraventa de vivienda libre por extranjeros un 41,9% con respecto al mismo período del ejercicio anterior, volviendo a una cifra muy similar a los registros medios pre pandémicos de 2019, según los datos recogidos por el Consejo General del Notariado.

Esta tendencia continuará al alza alcanzando, tras el cierre del verano, cifras similares o incluso superiores a los niveles de 2019.

Además, en cuanto al turismo, 2020 será recordado como el año de la cuarentena, la crisis económica se hizo sentir y muchos sectores quedaron devastados y, sin posibilidades de soluciones a la vista. En el 2021 esa situación mejoró, pero no se observó crecimiento en el sector turístico, uno de los más importantes.

Sin embargo, el 2022 viene a revertir esta problemática y, España recupera el turismo a niveles pre pandemia. Los meses de marzo y abril fueron centrales para llegar a este objetivo, la primavera europea se está terminando y ha recibido a más de 6 millones de turistas, una cifra que no se observada desde el año 2019.

Entre enero y abril, arribaron al país más de 18 millones de turistas, lo que representa un gran aumento con respecto a las personas que vinieron en el año 2021. El mayor hito se vivió en Semana Santa, donde millones de extranjeros se trasladaron para pasar esta celebración en España.

LA VUELTA DEL COMPRADOR EXTRANJERO

Todos los indicadores del sector apuntan hacia el boom del llamado turismo inmobiliario en España. Por un lado, alimentado por la demanda embalsada que tuvo lugar durante los primeros trimestres de la pandemia, y que ahora se hace efectiva tras el levantamiento de las restricciones de movilidad y la normalización de los viajes. Además está la recuperación económica de los países interesados en invertir en esta región.

Del total de compras formalizadas por extranjeros en España y registrados en el último trimestre de 2021, según los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el inversor foráneo compró 43.827 viviendas. En este sentido, los datos reflejan que el comprador extranjero está regresando al mercado de la vivienda nacional con fuerza y, en términos generales, está comprando ahora más que nunca.

ESPAÑA, GRAN POTENCIAL Y ATRACTIVO

Aunque el mayor volumen de compras de viviendas realizadas en verano, por parte de inversores extranjeros, se concentra en las ciudades costeras, los expertos inmobiliarios observan un progresivo crecimiento de la demanda en grandes ciudades como Madrid, por parte de los turistas inmobiliarios.

Los británicos son los que mayor porcentaje de transacciones inmobiliarias extranjeras concentran, pero son los estadounidenses y los alemanes los que más invierten en la capital. En Madrid se han alcanzado precios récord por metro cuadrado de las compras realizadas, con más de 2.487 euros por m2, después de Baleares, aumentando un 13,7% la cantidad desembolsada por extranjeros en el segundo semestre de 2021.

Según indican los operadores del sector, estos “turistas inmobiliarios” adquieren una vivienda en nuestro país principalmente para uso vacacional. Para ello tienen en cuenta varios factores como el clima, la cultura, la gastronomía, el coste de la vida, la seguridad o las comunicaciones. Tendencia que también se ha visto afectada por el fenómeno del teletrabajo, que facilita a esta población el pasar estancias más largas fuera de sus países de origen.

Además, el turismo inmobiliario es un fenómeno que despunta con especial énfasis en España debido al gran potencial y atractivo inversor, así como la facilidad de compra, en comparación con otros países.

“En los últimos trimestres se ha comprobado que, a diferencia de otros países, España recupera su inversión extranjera y vuelve a ser uno de los destinos principales para los turistas inmobiliarios. Ante esta situación al alza tenemos un reto, facilitar en la medida de lo posible el proceso y mejorar su experiencia completa a lo largo de todas las fases de compra”, concluye Nuno Santos, director general de Huspy España, proptech multinacional que utiliza la tecnología para transformar el sector inmobiliario tradicional.


- Publicidad -