viernes, 19 agosto 2022 11:15

La posible venta de Slim tras el hachazo de la CNMC, un lastre para FCC

Exactamente 19 días han pasado desde que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) pusiera una multa a las principales constructoras del país. FCC, Dragados, Ferrovial, Acciona, OHLA y Sacyr se enfrentaban a una sanción total que ascendía a 204 millones de euros. El motivo ha sido “alterar durante más de 25 años, desde 1992, el proceso competitivo en las licitaciones de construcción de infraestructuras”. Las seis constructoras implicadas son protagonistas en el mercado de valores donde cotizan. Se esperaba que tras el comunicado, su cotización se viera lastrada en bolsa, pero sea como sea, no han notado el efecto negativo creído en un principio. No obstante, pasadas dos semanas desde ese 7 de julio, algunas lo han pasado peor que otras.

FCC es la del grupo de las seis constructoras que menos crece desde la multa de la CNMC. Por un lado, la historia de la OPA de la constructora de Carlos Slim sobre Metrovacesa que lleva siendo noticia desde mayo en los medios económicos ha puesto a la promotora en el centro de atención dejando a FCC más rezagada en el banquillo. Es por ello que la figura del inversor puede haber prestado más atención a otras opciones en el mercado.

Además, otra de las razones que podría haber lastrado la cotización en las últimas sesiones son los rumores que llegan directamente desde el mercado. El magnate mexicano podría vender su participación en FCC. Esto sumado a los precios de las materias primas, aunque las constructoras están bien encaminadas en este sentido, y la multa por parte de la CNMC, uno de los escollos más grandes de la firma, la han llevado a ser la que más se deja en bolsa desde el 7 de julio.

La compañía de la que Carlos Slim es el máximo accionista viene indicando pérdidas por encima del 1% desde que la CNMC anunciase la multa. Pese a que no es una caída considerable, sí que se ha sumado a la tendencia bajista que la empresa arrastra desde comienzos de año. FCC cae más de un 14% desde que comenzase el presente ejercicio.

METROVACESA LE ROBA PROTAGONISMO

Slim ha subestimado a Metrovacesa. Una OPA sobre la promotora hace dos meses, valorada en 284 millones de euros, devolvía a los titulares a uno de los milmillonarios más activos del planeta: Carlos Slim. Este año, en mitad de la tormenta energética y la invasión de Ucrania, en la que el sector inmobiliario ha vivido su propio tsunami, Slim pretendía poseer las cartas ganadoras y convertirse en el rey del ladrillo español.

El objetivo de la constructora era hacerse, a través de su filial inmobiliaria, con un 24% adicional al 5,4% que ya controla en Metrovacesa, es decir, comprar hasta 36,4 millones de acciones por 7,2 euros. Finalmente solo se ha podido hacer con 17,4 millones de acciones a ese precio, por lo que su participación total quedó fijada en el 17%.

Durante toda la intrahistoria vivida desde el anuncio de la opa por parte de FCC sobre Metrovacesa, la promotora ha ganado protagonismo mientras que la firma del magnate ha ido quedando en un segundo plano. Este sería uno de los motivos que la ha ido catapultando en bolsa desde que comenzara el año, ya que muchos inversores habrán puesto el foco en otras opciones del mercado.

PRÓXIMO OBJETIVO, ¿BANAMEX?

Otro de los motivos que podría haber lastimado la cotización en las últimas sesiones es uno de los rumores que llegan directamente desde el mercado. El magnate mexicano podría transferir una participación de la constructora para dotar de liquidez su gran apuesta por Banamex.

El mercado empieza a dar por hecho un acuerdo de Carlos Slim con un inversor institucional para transferir un paquete de su participación en FCC, que proporcione liquidez un boleto que no puede ser derribado del magnate por Banamex. Este negocio valorado en el entorno de los 5.000 millones de euros. Así lo subrayaban fuentes del entorno legal de la firma a los medios de comunicación, que señalan que el multimillonario estaría contemplando esta opción en el contexto del acercamiento que ha vivido recientemente por parte de algunos fondos de inversión que le han hecho ver sus ganas por FCC.

FCC cae más de un 14% desde que comenzase el presente ejercicio por varios motivos

UN GOLPE BIEN PALIADO

OHLA es la constructora multada que mejor parada ha salido tras la sanción de la CNMC. La compañía liderada por Luis Amodio se ha revalorizado más de un 5% desde el pasado 7 de julio.

Dragados, la empresa filial de ACS, es la segunda compañía que más crece desde que la CNMC interpuso la multa a las constructoras. En su caso, la empresa dirigida por Florentino Pérez marca un crecimiento superior al 2,60% en el mercado de valores. Pese a ello, se deja cerca de un 8% en el último mes. 

Ferrovial es la última de las seis constructoras sancionadas que crece en el mercado de valores tras la multa de la CNMC. En su caso, la firma liderada por Ignacio Madridejos se apunta un crecimiento del 2,28% desde el pasado 7 de julio.

Sacyr, Acciona y FCC no han tenido tanta suerte. Dentro de que marca una ligera depreciación anual del 0,26%, Sacyr era uno de los valores más alcistas del mercado en este año. Habiendo pasado más de dos semanas desde que la Comisión sancionase la constructora, esta ha cedido un 1,73% en Bolsa.

Acciona es el único caso en el que la multa se mantiene en la senda alcista desde principios de año. La compañía se ha deteriorado cerca de un 2% desde que el regulador la sancionase. Aún ello, sigue con el piloto en verde encendido y continúa siendo el valor más caro del Ibex 35.

En general, las constructoras han sabido paliar el efecto adverso que podría haber supuesto la multa en su cotización. Pese a que tres de ellas indican pérdidas, se tratan de descensos muy ligeros. La multa no ha calado en la cotización de estas compañías. Está por ver si la reciente subida de tipos, sumada a la segunda subida de 0,75 puntos anunciada ayer, harán mella en sus acciones.


- Publicidad -