jueves, 29 septiembre 2022 7:06

Las incógnitas sin despejar de la subida de tipos de Christine Lagarde (BCE)

Hay apuestas de todos los colores en relación con la subida de tipos que va a acometer el Banco Central Europeo (BCE), el supervisor que preside Christine Lagarde. Sea un incremento de 0,25 puntos básicos o de 0,5, habrá repercusiones. La cuestión es el alcance de las mismas, ya que la situación actual geopolítica provoca que las previsiones, las acciones y las decisiones puedan convertirse en papel mojado.  La subida va a beneficiar claramente a los bancos, si bien está por ver cómo influirá en la demanda de crédito y en el posible aumento de la morosidad. Las aseguradoras también se verán beneficiadas.

HALCONES Y PALOMAS EN EL BCE

De nuevo la lucha de los halcones y las palomas y por el medio la lucha del BCE por cumplir su mandato principal: mantener a raya la inflación –que no supere el 2%-, una lucha titánica en este momento e imposible de conseguir porque esta disparada. Por ello va a llegar la subida de tipos, tan esperada por las entidades financieras.  La cuestión es que ver la medida de los efectos positivos y de los negativos que pueda tener, básicamente más morosidad y provisiones.

En este sentido, está claro que una subida de 0,5% supondrá un empujón tremendo para el margen de intereses de los bancos, pero a su vez puede derivar en mucha más morosidad por la subida de las cuotas, aunque eso dependerá de cómo haya gestionado los riesgos las entidades a la hora de la concesión de préstamos.  Esto se puede acentuar si el contexto actual  de incremento del coste de la vida se mantiene y mucho más si aumenta el desempleo. 

EL BCE SE PASARÁ DE FRENADA si sube los tipos 50 puntos básicos, ESTIMAN EN XTB

En este punto, el analista de XTB, Darío García, hace hincapié en no pasarse de frenada.  “El mercado espera una subida de 25 puntos básicos del BCE y ello a pesar de que se haya contemplado una subida de 50 puntos básicos. Una subida de 50 puntos básicos es pegarse un tiro en el pie y es poco probable que el BCE sea tan agresivo. Tan importante como la decisión, será el discurso con los medios de Lagarde, asi que habrá que estar atentos”, dijo el analista. “El sector seguros podría aprovechar la noticia que comentas como un impulso positivo en su cotización, pero hasta que la mayoría del mercado no esté al corriente de esa noticia, no veremos reacción”, indicó García.

LO PERDIDO, RECUPERADO Y EL BCE

hay que señalar que la subida se espera como agua de mayo en los bancos, que, por cierto, ya han recuperado en bolsa lo que perdieron tras el anuncio del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, sobre el impuesto temporal a la banca.

La firma ha indicado que el producto interior bruto (PIB) de España no recuperará su nivel prepandemia hasta 2023, pero que las expectativas de crecimiento de la economía son mayores que la mayoría del resto de países del Sur de Europa. Esto «proporciona mejores oportunidades de negocio para los bancos domésticos«, ha indicado.

PORTUGAL E ITALIA MÁS ESPAÑA

Aunque los bancos italianos, portugueses y españoles están posicionados de forma similar para beneficiarse de los tipos de interés en la zona euro, si esas perspectivas se unen a las previsiones de crecimiento, los españoles y portugueses son los principales beneficiados.

Fitch ha argumentado que la demanda de hipotecas está siendo resiliente en el país, y que espera que el sector corporativo se beneficie de los fondos europeos, aunque ha alertado de que su despliegue es más lento de lo esperado.

En el lado positivo, la agencia destaca que los bancos españoles se están beneficiando de los ahorros de costes y de las reestructuraciones, mientras que los ingresos crecerán por el abultado número de hipotecas suscritas a tipo variable.

A medio plazo, la calificadora de riesgos ha insistido en que algunos bancos españoles podrían seguir expandiéndose o adquiriendo bancos en Portugal. Además, en el ámbito doméstico Fitch aún ve margen para que los bancos medianos sigan fusionándose.

LOS COTIZADOS

Los bancos cotizados en Bolsa han recuperado en una semana el grueso de la capitalización perdida tras el anuncio del nuevo impuesto a la banca, ante los rumores de que el Banco Central Europeo (BCE) aplique finalmente una subida de 50 puntos básicos en su reunión de esta semana, en lugar de los 25 puntos básicos anunciados hace un mes, para combatir la inflación.

En concreto, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankinter, Sabadell y Unicaja Banco han recuperado en conjunto alrededor de 4.000 millones en capitalización bursátil en la jornada de hoy con respecto al 12 de julio, cuando estas entidades perdieron 5.300 millones de euros de valor en Bolsa.

Precisamente hace una semana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba en el Debate sobre el estado de la Nación una serie de medidas contra el impacto de la inflación, entre las que se incluía un impuesto extraordinario y temporal para las grandes entidades financieras por el posible aumento de sus beneficios como consecuencia de la subida de tipos de interés, especialmente la anunciada por el Banco Central Europeo, el emisor europeo.

LA BANCA SE DEJÓ 5.300 MILLONES EN CAPITALIZACIÓN BURSÁTIL TRAS EL ANUNCIO DEL IMPUESTO

Esto llevó a la banca cotizada a perder 5.300 millones de euros de capitalización bursátil ese mismo día, frente a la sesión anterior. La más afectada fue CaixaBank, que cayó un 8,63% y perdió algo más de 2.050 millones de euros, seguida por Sabadell, que perdió un 7,44% y en torno a 276 millones de euros en capitalización, y Bankinter, que cayó un 5,08%, que supuso 233 millones de euros menos en capitalización bursátil.  


- Publicidad -