miércoles, 17 agosto 2022 18:20

El impuesto del Gobierno complica la banca sin comisiones

El Gobierno trabaja de cara a tener listo el impuesto extraordinario que cobrará a los bancos y eléctricas y que “correrá en paralelo a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado”. Mientras tanto, los usuarios están preocupados por lo que pueda pasar, ya que temen que pueda haber un incremento de las exigencias por parte de las entidades para que no les cobren comisiones, sobre todo por las cuentas corrientes.  Por ahora, el sector, a nivel patronal guarda silencio. La otra cuestión es el papel que jugará la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para evitar abusos.

EL AVISPERO DEL GOBIERNO

El Gobierno ha agitado el avispero con el anuncio del impuesto extraordinario a las energéticas y las entidades financieras. Por un lado, provocó una fuerte caída de la banca en la Bolsa, por el otro ha hecho echar chispas los análisis de los bancos de inversión con el posible efecto en los beneficios de las entidades y por el otro ha preocupado a los usuarios que temen que pueda  haber un fuerte incremento del cobro de comisiones por parte de los bancos para que puedan paliar la repercusión del mismo.

LA REALIDAD ANTES DEL IMPUESTO DEL GOBIERNO

En este sentido, hay una realidad antes del cobro del impuesto: las entidades financieras tienen la opción de aumentar los requisitos que pide para no cobrar comisiones, un camino que pueden seguir para por un lado conseguir fidelizar a más clientes y por otro evitar el reproche de que cobra más a los usuarios, poniéndose la venda antes de la herida. Es decir, anticipándose  a que el impuesto esté en vigor y entonces quizás no puedan actuar, entre otras cosas por miedo a las posibles sanciones que ha anunciado el Gobierno y que fuentes del Ejecutivo han reiterado a MERCA2 que se incluirán para disuadir a las empresas de que repercutan en los consumidores el impuesto extraordinario.

no está claro cuál será el umbral utilizado ni qué será lo que tenga un gravamen extraordinario.

En el caso de la banca, aún no está claro cuál será el umbral utilizado ni qué será lo que tenga un gravamen extraordinario. Fuentes financieras apuntan que “si es sobre la facturación , un concepto mucho más complicado en banca que en las energéticas,  está claro que las empresas  pagarán más, ya que no se tienen en cuenta los gastos, mientras que si es sobre beneficios, es seguro que será menos”. Sucede que el Gobierno no da pistas al respecto y se remite a que “estamos en una etapa de configuración”, dijeron fuentes del Ejecutivo a preguntas de MERCA2.

EL EFECTO PARALELO DE LA MEDIDA DEL GOBIERNO

Volviendo a la cuestión de las comisiones, el anuncio del impuesto puede tener un efecto paralelo que también tiene que ver con la anticipación: la de los usuarios que antes no estaban fidelizados, aquellos que no tenían vinculación y que para evitar sustos futuros en lo relativo a las comisiones, decidan incluir nómina, tarjeta, etcétera para quedar libre de comisiones o reducirlas al máximo. En este punto, puede ser que, sin quererlo, el Gobierno abra una nueva lucha por la captación de usuarios, con las entidades en disputa por lograr esos clientes.

OTROS INVITADOS

Por otro lado, hay terceros invitados a esta fiesta del Gobierno: las empresas con menos de mil millones de facturación, que, a sabiendas de que no van a sufrir la recarga extraordinaria, pueden adaptar a esta circunstancia su estrategia comercial. En el caso del sector financiero, la oportunidad viene de nuevo por el lado de las entidades más pequeñas y vinculadas al terreno, mientras que en el lado de los nuevos actores, está por ver si hay algún tipo de respuesta por parte de los neobancos.

está por ver si hay algún tipo de respuesta por parte de los neobancos

LO QUE DIGA COMPETENCIA 

En este punto, hay que tener en cuenta lo que pueda decir la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el organismo que preside Cani Fernández. “El asunto es que el mercado de la banca está muy atomizado y si todas las entidades actúan igual, será cuestión de la CNMC investigue si hay concertación entre entidades”, dijeron fuentes que en su día ocuparon un cargo relevante en Competencia.

EL TEXTO DEFINITIVO

Por ahora, todo el mundo está a la expectativa de cómo quede finalmente el impuesto. “Hasta que el texto no sea definitivo no se pueden hacer valoraciones”, sobre el impuesto anunciado `por el Gobierno vinieron a decir fuentes relacionadas con Competencia. Por su parte, en el ámbito de las grandes patronales del sector, AEB y CECA, reina el silencio sobre este tema después de la valoración inicial al poco del anuncio  El anuncio del nuevo impuesto temporal a la banca refleja para la patronal de los bancos “la improvisación jurídica” en que opera “un sector tan importante para la economía y la sociedad”, en referencia al sector bancario, y ha indicado que “distorsiona el mercado”.

LA CECA

Desde la patronal de las cajas y antiguas cajas, CECA, han apuntado que es una medida que “no contribuye a armonizar los regímenes fiscales” dentro de la Unión Bancaria, si bien ha señalado la necesidad de conocer los detalles de la medida “para poder hacer una valoración más informada”.


- Publicidad -