miércoles, 5 octubre 2022 5:23

La sobreactuación de Marta Ortega abre dudas en los empleados y sobre su futuro en Inditex

La presidenta de Inditex, Marta Ortega, ha hecho que el foco de atención sobre su futuro se dirija hacia ella por un nuevo fallo en un discurso. En esta ocasión, Ortega se ha expuesto de modo innecesario al hablar sobre Inditex como el sitio en el que siempre ha querido estar. MERCA2 ya publicó el pasado siete de febrero que Ortega «no estaba contenta con su situación y que no tenía ningún interés en convertirse en presidenta en estos momentos” tal y como la propia presidenta había revelado a sus círculos más íntimos. Las palabras de Ortega en la junta de accionistas se pueden interpretar como que tiene la necesidad de transmitir que ella de verdad quiere seguir siendo la presidenta de Inditex al contrario de lo que ha ido pregonando a sus círculos más íntimos.

Esta reiteración se la pueden tomar en los despachos relevantes y en el propio mercado como innecesaria y dar pie a interpretaciones y especulaciones que se podrían evitar simplemente con no hacer mención a determinadas cuestiones que se pueden dar por supuestas. Dicho de otro modo, al decirlas puede la puerta a que circule como la pólvora una pregunta: ¿Cuál es el futuro de Marta Ortega en Inditex?

LAS PALABRAS DE MARTA ORTEGA

“Inditex es el lugar donde he crecido, personal y profesionalmente y en el que siempre he querido estar. Es la fuente de los valores que comparto y el proyecto al que seguiré (…) dedicando todo mi esfuerzo”. Estas 35 palabras pronunciadas por Marta Ortega en el transcurso de la junta de accionistas 2022 son las que han hecho que el foco apunte directamente hacia ella, que es la presidenta de Inditex. 

Con estas palabras lo que ofrece es una reiteración de lo que se entiende tiene que ser una obviedad. Ahora bien, si se atiende al pasado reciente, con otras valoraciones que levantaron polvareda, estas palabras, que son un error, cobran sentido. Lo cobran aunque sean unas palabras que le pueden perjudicar de cara al núcleo de poder relevante que hay en la compañía: el consejero delegado, Óscar Maceiras, y el consejo de administración. También le pueden perjudicar de cara al mercado. La cuestión es si esta reiteración se debe a la necesidad de ella misma de autoafirmación o si obedece a alguna razón que se escapa tras la convulsa salida de Pablo Isla, verdadero artífice de la expansión de la compañía al que se ha enterrado en una ingente cantidad de dinero a cambio del silencio y la «no competencia». Como trasfondo las malas relaciones entre distintos sectores de la familia de Amancio Ortega que van a ir saliendo a la luz.

Ortega ofrece una reiteración de lo que se entiende tiene que ser una obviedad

En este sentido, MERCA2 publicó el pasado siete de febrero que «lo que nadie sabía, al menos hasta ahora, es que Marta Ortega la hija del fundador y nueva presidenta del grupo textil, no deseaba coger las riendas tan pronto ni estaba preparada para la presión que supondría el nombramiento”. Entonces MERCA2 contó que la vida de Marta Ortega había dado un giro de 180 grados y que no estaba muy contenta con su nueva situación profesional, ya que el ascenso no había sido deseado, sino sobrevenido.

EL CONTEXTO ACTUAL DE INDITEX Y MARTA ORTEGA

De este modo, en el contexto actual, esa situación puede que todavía origine dudas que Marta Ortega quiera disipar con un mensaje en el que quede claro que Inditex, donde ella es la presidenta, es su sitio, el sitio en el que siempre ha querido estar. Otra cuestión es cuánto tiempo esté y como sea el periodo en el que ella se encuentre al frente.

Marcar un plazo o adelantar el tiempo que quisiera estar al frente de la compañía sería un nuevo error

En ese punto no ha entrado, al menos todavía. Marcar un plazo o adelantar el tiempo que quisiera estar al frente de la compañía sería un nuevo error, ya que, primero la expondría de modo brutal, y segundo, abriría un melón, un nuevo de modo innecesario. Sería el tercero. Está por ver. No se prodiga en discursos, lo que, a priori, hace más difícil que cometa errores.

Oscar Maceiras inditex
El abogado coruñés Oscar Maceiras, Consejero Delegado de Inditex

LA CARTA DE MARTA ORTEGA A LOS EMPLEADOS

Por ahora, lleva dos fallos relevantes. Y es que al error de reiterar al mundo que Inditex es el sitio en el siempre ha querido estar, se une el tropezón que dio el pasado mes de abril cuando se estrenó con una carta dirigida a los empleados el primer día que estuvo al mando de la compañía.

En la misma, Ortega pidió a los empleados «vuestro apoyo y paciencia mientras sigo aprendiendo de todos cada día».  Entonces llamó la atención que utilizara las palabras apoyo y paciencia, sobre todo esta última, teniendo en cuenta que no son precisamente cualidades habituales en una compañía de este tipo. A un cargo de esta responsabilidad con decenas de miles de empleos a su cargo, hay que llegar aprendido. Y si la sucesión se hubiera planteado bien y no traumática por disputas familiares, no sería necesaria «paciencia», ya que no sería necesario «aprender», habría formación y preparación hace años. Y lo único que tenemos la certeza que ha ocurrido estos años en la vida de Marta Ortega ha sido, para inquietud de los empleados de Inditex, decenas concursos hípicos.

Más aún llamó la atención la parte de la misiva en la que Ortega se refirió  al aprendizaje, pues ha desarrollado su carrera en distintas áreas del grupo durante los últimos 15 años. Al pedir paciencia pudo transmitir una imagen de inseguridad, como si el tiempo que llevara en la compañía no hubiera sido suficiente para estar preparada para la tarea gigante que conlleva su cargo.

La compañía tiene capacidad de sobra para navegar La tormenta del momento actual. otra cosa ya será que tenga presidenta y ceo con cintura, experiencia y capacidad para ello

Desde luego Inditex, como muchas empresas, afronta momentos complicados. La compañía tiene capacidad de sobra para navegar esta tormenta, pero seguro que prefieren no verse en el foco si se puede evitar. Está por ver si Ortega caerá de nuevo en el error de la reiteración innecesaria, exponiéndose de modo incomprensible. Por ahora esto no empieza bien y evoca una vieja máxima que debería cumplirse siempre: la propiedad se hereda, la gestión no debería, tiene que imperar la meritocracia. Al nuevo Inditex le queda por demostrar que será capaz de llegarle a la altura de los zapatos al que construyó Pablo Isla. Ni Marta Ortega es Amancio ni Oscar Maceiras es Pablo Isla. Esto empieza mal, que Dios nos pille «confesaos»


- Publicidad -